sábado, 26 de febrero de 2011

A 20 años de un superclásico inolvidable: Boca 4 - River 3 por la Libertadores 1991

Post simultáneo con http://bocavideos.blogspot.com/



Analizando el historial de los superclásicos desde los primeros enfrentamientos registrados hace más de un siglo hasta la actualidad se encuentra un claro punto de quiebre en 1991. Hasta allí había paridad, momentos de predominio boquense (décadas del '30 y '60), etapas para los riverplatenses (décadas del '40 y '70), en general, sin que se incline la balanza contundentemente para algún lado.
Lo que sucedió hace exactamente 20 años, o sea a partir de 1991 desniveló el historial. Hasta el año '90, contando amistosos y partidos oficiales, River había vencido en 82 ocasiones y Boca en 77 encuentros (faltaría contabilizar algunos matchs jugados entre 1906 y 1908 de los que hay indicios pero no certezas) y empataron 75 partidos. En los últimos 20 años el Xeneize venció en 46 clásicos contra 25 triunfos riverplatenses y 30 empates. ¡Casi el doble!
Es más notoria la ventaja para Boca comparando las décadas por separado y en partidos de torneos de Primera División de AFA:
Años: Triunfos de Boca-Empates-Triunfos de River
1913-1920: 1-3-3
1927-1930: 2-1-1
1931-1940: 10-5-7
1941-1950: 7-3-10
1951-1960: 8-4-8
1961-1970: 9-10-6
1971-1980: 10-10-14
1981-1990: 7-11-8
1991-2000: 10-7-3
2001-2010: 7-7-6

Como se puede apreciar, una diferencia de 7 victorias en una década, totalmente inédita. En los 53 encuentros disputados en ese decenio incluyendo copas internacionales y amistosos, el conjunto auriazul se impuso en la mitad (27), empató 16 y apenas perdió 10, o sea, casi triplicó las victorias de River.
Lo destacado de 1991 fueron los cinco triunfos consecutivos registrados en el primer trimestre del año. 2-1 y 2-0 en Mar del Plata por las copas veraniegas, 4-3 y 2-0 (de visitante) por la fase de grupos de la Copa Libertadores y 1-0 por el Torneo Clausura. Y de esos 5 partidos, hubo uno que fue tremendo: por el torneo internacional Boca venció 4 a 3 a River dando vuelta lo que era éxito millonario 3-1 al término del primer tiempo. En este clásico nos vamos a detener.
Miércoles 27 de febrero de 1991. Noche de verano en la que ambos daban inicio a la Copa Libertadores (por entonces clasificaban dos equipos por país e integraban el mismo grupo juntos). El equipo de Tabárez formó con Navarro Montoya; Stafuza, Simón, Marchesini, Hrabina; Villarreal, Giunta, Tapia, Latorre; Graciani y Batistuta.
El conjunto de La Ribera había mostrado un buen funcionamiento en el verano (no estamos hablando del Boca 2011, sino del Boca 1991) y venía de ganarle 3-1 a Argentinos en la primera fecha del certamen. Sin embargo aquella noche de Copa empezó muy mal: a los 9 minutos y tras una gran maniobra colectiva, Juan José Borrelli de cabeza puso el 1-0 para River. Boca no la podía sacar del área. Y encima, dos minutos más tarde, tras un córner, Zapata se anticipa a Giunta y también de cabeza marca el segundo. Desconcierto total en la defensa xeneize. Como pudo, forzó un córner y metió el descuento gracias a Diego Latorre, a los 28 minutos


Pero no hubo tiempo de buscar el empate. En una contra, se escapó Da Silva, Hrabina fue a trabar fuerte y el árbitro Juan Bava dio un penal al menos discutible. Cuestión que Borrelli lo cambió por gol y todo estaba como al principio. Afortunadamente, el "negro" Astrada cometió un foul estando amonestado y vio la roja. Terminaba el primer tiempo y había que ver cómo Boca encaraba el complemento. El Xeneize empezó a presionar y a inquietar y logró descontar luego de un centro lanzado por Tapia que conectó Blas Giunta con un cabezazo. Iban 11 minutos de la segunda parte. 


El Maestro Tabárez sacó a un flojo Hrabina y metió a Walter Pico (que ese verano dejó de jugar como delantero para hacerlo de volante) a los 20 minutos. Todo Boca al ataque, incluyendo al marcador central Víctor Hugo Marchesini que con la salida del "Ruso" Hrabina se mandó a la ofensiva por el lateral izquierdo. Hizo una pared con Latorre y fue a buscar la descarga, rematando al primer palo mal cubierto por el arquero riverplatense Oscar Passet



¡Locura total en La Bombonera! El milagro llegó y Boca empataba un partido que parecía perdido. Los minutos pasaban y por como se había dado, no estaba mal. Tabárez metió a Apud (volante) por Graciani, dejando de punta a Latorre con Batistuta. Justamente entre Apud, Tapia y Villarreal tocaron en la mitad de la cancha, metiendo una pelota larga para Batistuta, quien muy abierto sobre la derecha quedó mano a mano con Passet. Mandó la pelota hacia atrás, el defensor de River Fabián Basualdo no pudo despejar y Latorre de media tijera le pegó para concretar un golazo.



Con estos dos goles en el superclásico y lo que ya venía mostrando anteriormente, Diego Latorre se convirtió en ídolo indiscutible para los hinchas de Boca, en magnitudes similares a las que la gente tiene hoy por Juan Román Riquelme o tenía en 1981 por Diego Armando Maradona. Años más tarde pasarían otras cosas para que Latorre pierda ese lugar de privilegio que no vienen al caso analizarlas ahora...
De allí en más, Boca empezó a construir su paternidad sobre River, sacando una ventaja tan grande que para ser revertida deberían pasar muchos, pero muchos años.

(Click para ampliar)


(Click para ampliar)


39 comentarios:

  1. aùn guardo la entrada de ese partido, tengo grabado los goles relatados por Victor Hugo en un viejo casette, fue impresionante, el golpe anìmico que le asestamos no solo los dejò cuarto en un grupo que clasicaban tres sino que nunca mas se pudieron recuperar, fue la bisagra del superclasico, les torcimos el brazo para siempre.

    ResponderEliminar
  2. HOY PRIMER PLANO DE GUYO EN FUTBOL PARA TODOS, SACADO, CON LOS OJOS SALIENDOSE PUTEANDO A FALCIONI, este partido con River me canse de putear a Enrique el numero 3 por hacer tiempo cuando iban ganando, lo tenia muy cerca en los palcos

    ResponderEliminar
  3. me parece que se desbordo el cbox por las puteadas a falcioni, no se puede entrar a las 2 de la mañana

    ResponderEliminar
  4. Bien Guille!
    Tengo un recuerdo muy nítido de áquella noche. Dar vuelta ése partido fué la primer gran alegría como pendejo xeneize, tenía 7 años. Vivía en un fonavi, y en los derpas de enfrente vivía un amigito, Pablo, gallina. Salía al balcón a gritarme los goles de River, y tuve mi revancha esa noche cuando lo dimos vuelta, el balcón de mi casa fué como estar en La Bombonera....mi vieja me cagó a pedos por estar gritandolé al gallina áquel...inolvidable para mí.
    Perdonen el recuerdo y la nostalgia.
    Les dejo una pregunta, habrá sido televisado por canal 7, léase ATC en aquel momento, para el interior??? Porque no teniamos cable, y lo ví....sentir que 20 años no es nada...saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ATC canal 7 transmitió la revancha en el gallinero con doblete del Bati.
      Este fue por el 9

      Eliminar
  5. Genial partido. De los primeros que recuerdo con claridad pese a no llegar aún en ese entonces a los 10 años (y cómo no recordar esa remontada histórica).

    Muy buena crónica, pero disiento fuertemente en un punto. Latorre en aquel momento era idolo seguramente, y muy grande, pero bajo ningun concepto puede compararselo con el Riquelme de hoy, q arrastra el protagonismo de una intercontinental, varias libertadores (una casi casi de él solo), y es para mucha gente el MAXIMO ídolo de la historia de club! Latorre en ningún momento, ni siquiera en su cénit, tuvo semejante respaldo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capo, Latorre en esa epoca era EL IDOLO MAXIMO DE BOCA! no habia otro, yo tenia 13 años y le pintaba a las camisetas LATORRE! era lo mas! vos lo estas comparando con la epoca mas gloriosa de los ultimos años y coincido que ROman es el idolo maximo, para mí, de la historia de Boca! pero son epocas distintas. Dieguito fue mi idolo de chico.

      Eliminar
  6. inolvidable. este partido me forjó (?) como hincha de boca siendo pendejo.
    y todo lo que hoy, tras todas las que pasaron, sigo resistiéndome a putear a latorre es gracias a este partido.

    ResponderEliminar
  7. A Nico de Rosario,,, seguro fue televisado por canal 9, relató el bambino Pons. Tengo el VHS,,, a parte lo vi por tele. No pude ir a la cancha porque tenia baricela y era un choclo (?)

    ResponderEliminar
  8. Tal vez el primer recuerdo vivo que tengo de un superclásico, aunque yo tampoco llegaba a los 10 años. Estaba de vacaciones en Mar del Plata y todavía me acuerdo estar gritando el gol de tijera del Diego Bueno (?).
    Ariel
    PD: Mejor que no funca el cbox porque no daría abasto de puteadas.

    Ariel

    ResponderEliminar
  9. partidazo!!!... tenia 10 abriles en mi haber y pasaban los partidos por el 9 de la plomita, no me acuerdo de los otros goles, pero el de latorre lo tengo guardado en la memoria como si fuera ayer, la tele grandota y cuadrada con un jarron arriba, gol, salto, descontrol salgo corriendo con los brazos arriba golpeo el florero... yo saltando de alegria en el medio del patio y mi vieja puteandome por la cagada....

    GRACIAS POR TANTO XENEIXE!!!

    ResponderEliminar
  10. Muy buena nota y con una frase muy acertada. La que dice que allí se produjo el quiebre y comenzó el predominio Xeneize. Es absolutamente cierto.

    En esa racha de 5 partidos, cuyo máximo exponente es este 4 a 3, allí comenzó la paternidad.

    Hubo un sector que quiso poner el partido de Boca River por la libertadores 2000 como el día de la paternidad, pero no es real. Eso sería borrar 9 años de historia y de paternidad.

    ResponderEliminar
  11. Que noche inolvidable que marcó a la mayoría de los hinchas de nuestra generación (los que ahora andamos por los 35-45). Grité como loco el gol de Marchesini y para el del Diego bueno casi me desmayo. Por suerte, tenía un VHS vacío y pude grabar completo el ST que creo haber visto más de cien veces, hasta recuerdo que se escucha un portazo de Alejandro Fabbri como volviendo a entrar a la cabina para comentar el gol. Sin dudas que ese partido fue el responsable de haber gozado una paternidad extrema hasta el 0-2 del Clausura ´94 (aunque si Manteca metía el penal o no le sacan el tiro a Trellez sobre la línea no se que pasaba). Gran y emotivo recuerdo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Juan, pero acá lo habrá pasado ATC, porque el 9 no es abierto, solo está en el cable. Lo mismo pasa y pasó ayer, acá en Rosario al menos, pero creo que en todo el interior, canal 9 solo está en el cable. O sea, si no tenés cable no podés ver a Boca estos ultimos 2 partidos. Me parece que esta mal, entiendo la acumulación de partidos, pero Boca tiene hinchas en todo el pais masivamente, tendrían que pasarlo por el 7. Por ejemplo, la sema pasada por el 7 fué All Boys-Velez...que no creo que tengan muchos hinchas en el interior, y Boca-Racing por el 9, le pifiaron feo.
    En cuanto a Latorre, opino bastante parecido a JR. Yo, en áquellos tiempos tuve de ídolo a Batistuta, Latorre nunca me cayó bien, pero fué un gran verdugo de River, eso es indiscutible.

    ResponderEliminar
  13. En la primer foto, parece que Bava está listo para gritar el cuarto gol xeneize.

    ResponderEliminar
  14. La comparación de idolatrías hay que tomarlas en el contexto. Nadie en 1991 sabría que iba a haber un Riquelme ganador de Libertadores e Intercontinentales 20 años más tarde. La sensación que tenía un hincha de Boca por Latorre en esa época era similar a la que le pasa a los que lo tienen a Riquelme ahora o a Maradona en 1981 o a Rojitas en los '60. Lo que ganaron cada uno, lo que jugaron o los goles que marcaron es otra cosa. Sólo comparo las sensaciones en un determinado momento por un determinado jugador.

    Más que nada me refiero a los hinchas que estaban haciendo "sus primeras armas" y no tenían punto de comparación. El que solo vio a Riquelme, más allá de sus títulos, no sabe lo que se sentía por Rojitas, Maradona o aquel Latorre. Los que pudimos vivir algo de lo de Maradona, a pleno lo de Latorre y lo actual de Riquelme, creo que entienden a lo que me refiero. Latorre era el niño mimado y se le permitía todo. Y hacía cada golazo!

    ResponderEliminar
  15. Lo de la comparación Latorre - Román es válida. En ese momento el Diego bueno (?) era aclamado igual que Riquelme hoy (o más o menos igual).
    Ariel

    ResponderEliminar
  16. Muy bueno tu comentario Guille. ¿cómo comparamos ìdolos? como bien decís hay que ubicarse en el contexto y también en la edad de cada uno, ya que las percepciones para adoptar a un ídolo van cambiando con la madurez. Tengo 61 y mis primeros ídolos fueron Rattín, Valentim, Rojitas y Orlando. Después pasé por Mouzo, Suñé,Gatti,Diego, Perotti, Latorre y así hasta llegar a los actuales Riquelme, Guillermo (perdón Guyo) y Martín.

    ResponderEliminar
  17. Está bien Guille, es verdad lo que decís. Además, los ídolos no se hacen solo por ganar cosas, es otra sensacion mas profunda la que los convierte en ídolo. Mi gran ídolo antes de Román, y después del efímero batistuta porque se fué rapido, fué el gran Beto Marcico.....era tan fanatico y fundamentalista de Marccico como lo soy de Román. Y si comparamos logros de cada uno ni pueden competir, Márcico queda muy lejos, demasiado. Pero lo admiré mucho igual.

    Che, otras personas del interior lo pueden ver por canal 9 a Boca sin tener cable?

    ResponderEliminar
  18. Recuerdo muy bien esa noche. El partido no iba en directo para la ciudad de Buenos Aires (supongo que sería diferido) por lo que lo estaba escuchando en mi portátil, que destrocé a golpes tras uno de los goles visitantes (no recuerdo si el segundo o el tercero). Tuve que seguir escuchándolo en un equipo grandote que había en la pieza de mi madre y lo gocé como pocas veces en la vida.

    ResponderEliminar
  19. esa noche del 4-3 habia un paro (creo que general o solo de transportes) muy grande a nivel nacional

    ResponderEliminar
  20. Yo era -soy- un fanático enfermo de Comas, talibán absoluto del paranense. Y no ganó nada de nada. Mientras que el Mellizo ganó de todo, pero no es mi ídolo. Por eso, los títulos no siempre tienen que ver con la idolatría. Para mí es exactamente como dice Guille. Cuando apareció Latorre, era casi como una reencarnación de Rojitas. Y encima Boca no ganaba nada desde el '81, y lo primero que ganó lo hizo de la mano de Latorre. Y hacía golazos, y les hacía goles de todos los colores no solo a River, también a Indesingente, a San Silencio, a Rasin... Y jugaba bien en serio, era crack, y era de las inferiores. En 1991/1992, Latorre fue tan ídolo como Riquelme, o más incluso, porque no tenía competencia, no había un Palermo. No me olvido más, el 1-0 a las gallinas en el '91, con terrible golazo desde fuera del área. El "Ole, ole, ole, Diego Diego" era atronador. Y eso era lo que la hinchada del Napoli le cantaba al Diez, no se olviden. Manteca

    ResponderEliminar
  21. En ese verano tenía una cábala terrible: veía o escuchaba un clásico sí y otro no. Me iba a la mierda, cosa de no enterarme de nada, y después caía en mi casa. Y esa noche no me tocaba verlo.
    Así es, ser un loco de mierda me costó ver ese partido, pero todos ustedes se beneficiaron de mi sacrificio.
    Y es tal cual: el verano del '91 fue el quiebre de la paternidad, y todo gracias a mí.

    ResponderEliminar
  22. Coincido plenamente con el comentario de Guille, y e los adherentes al mismo, no hay más nada que agregar, excelente reflexión.-

    ResponderEliminar
  23. EGENIO AHI TIENES EL CONTROL27 de febrero de 2011, 22:57

    Esta bien la comparacion de la idolatria de Riquelme hoy con Latorre del 91
    Ventaja de Roman: más historia y títulos
    Ventaja de Latorre (en 1991): muchisimo más jugador que el Riquelme de hoy.

    Si el Roman de hoy se cambiara el rosto, el nombre y nadie supiese quien es seria como Omar Perez

    ResponderEliminar
  24. Acá en Neuquén lo pasaron por Canal 9 Libertad, que por ese entonces era el "canal de la palomita"...

    ResponderEliminar
  25. Inolvidable ese viernes a la noche. Qué hermoso es ser de Boca...

    ResponderEliminar
  26. Inolvidable noche!!!! Me acuerdo que debido al paro que menciona Juan, y a una tormenta terrible que se desató(?) sobre Bs As un rato antes del partido, no habí la gente esperada para un clasico.
    Y coincido con olo exprresado por Manteca y Guille con respecto a la idolatría por Latorre: era ídolo totaaaal por ese entonces a partir de ese partido y ese clausura extraordinario que jugó, y siempre marcando en los clásicos, siempre eh!

    ResponderEliminar
  27. Qué partido... Tengo grabado en casette los goles del partido. Inolvidable, qué equipo teníamos por favor, fijate que peleó el Clausura y la Copa y estuvo a punto de ganar los dos. Seba

    ResponderEliminar
  28. Omar Pérez??? Te olvidaste la pastilla, Egenio.

    ResponderEliminar
  29. Exactamente, lo televisó Canal 9, yo estaba de vacaciones en Chaco y la alegria que me causó poder ver el partido "en directo" fue unica y despues del resultado aun mas.

    ResponderEliminar
  30. Que recuerdos,por dios!
    Este partido fue primer superclasico que vi en mi vida,tenia 9 años y lo vi en canal 9 con mi viejo.

    Cerca de mi casa habia un hincha de river que gritaba cada gol,y con cada gol de Boca nosotros salimos a gritar como locos en el balcon de casa,y en el ultimo gol mi viejo grito:"Grita gol,gallina!"

    Inolvidable,simplemente inolvidable

    Un abrazo desde Israel

    ResponderEliminar
  31. UYY K recuerdo por dios,no me olvido mas yo tenia 19 añitos lo vi con mis amgios,todos bosteros,lastima q perdimos con los chilenos sino esa copa era nuestra.....es si una cosa...basta de riquelme,palermo,battaglia y los idilos,si muchas gracias x los servicios prestados pero cuando no van,NO VAN,basta,ya no soy mas hinchas de los jugadores (giunta,cabañas,manteca,bati,el diego) soy hinha de BOCA Y ESO ESTA X ENCIMA DE LOS HOMBRES Y DE LOS NOMBRES,mal falcioni de sacar a nuestro mjor futbolista,pero mal roman en reaccionar hablando,igual que palermo reaccionando en pleno partido al chueco alves vs huracan

    ResponderEliminar
  32. Es que perdimos con los chilenos por no tener un 9 como Palermo, ni un arquero que en las difíciles te salve.

    Eduardo

    ResponderEliminar
  33. Bueno, teníamos un 9 como Batistuta. O ahora, Batistuta es perdedor... Manteca

    ResponderEliminar
  34. Jaaa, y... según sus parámetros sí, un gran perdedor, al lado de gente como Barijho.

    ResponderEliminar
  35. Estuve esa noche en la bombonera, sin paraguas por la lluvia, fue inolvidable, pero mas euforia me da el recuerdo de las imagenes del viejo Canal 9 transmitiendo sobre una rampita quea no esta mas en las plateas de Iberlucea creo, y que muesrta como un temblor el cuarto gol y enseguida el abrazo de Alegre y Heller, una fiesta todo

    ResponderEliminar
  36. estuve en ese clasico y para mi el mejor de todos hasta ahora inolvidable,me acuerdo que llegue sobre la hora y no pude entrar en la 12 y fui a la tercer bandeja de arriba ,cuando latorre clavo el cuarto gol fue el que mas grite de todos los goles que le vi hacer a boca, ya no importaba que no estaba en la bandeja del medio cerca de la 12 la cancha se venia abajo como nunca la habia visto en mis años de tribuna, fiesta total, las gallinas mudas, amargadas,como lo que son, hijos nuestros por siempre..

    ResponderEliminar
  37. ¡¡¡¡¡¡¡QUE NACIERON HIJOS NUESTROS!!!!!!!!! ¡¡¡¡¡¡¡HIJOS NUESTROS MORIRÁN!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar