sábado, 5 de marzo de 2011

5 de marzo de 1925: el primer partido de Boca en Europa

“Fueron diversas las demostraciones y pruebas de simpatía que nos tributaron durante nuestra estada en esta ciudad gallega, y declaramos sinceramente, que es donde hemos vivido las horas más gratas de nuestra gira, fuera del terreno deportivo, se entiende. En la ciudad mencionada disputamos los dos primeros partidos de la tourneé, obteniendo el primer encuentro un amplio triunfo, según lo demuestra el ’score’ de 3 a 1. “. Firman Vicente J. Decap y Adelio L. Cariboni, los dirigentes de Boca que acompañaron a la delegación. Así resumían sus impresiones en un informe posterior al gran viaje que realizó Boca Juniors por tierras europeas; el primero que realizaba un equipo del fútbol argentino (incluyendo a la Selección) en el viejo continente.
La idea de realizar una gira surgió luego de la gran performance de los uruguayos que ganaron el oro olímpico en Paris 1924. Iba a ir el Seleccionado Argentino, pero se descartó el plan por los costos que implicaría. Los directivos de Boca reflotaron el proyecto y decidieron enviar de excursión al primer equipo xeneize.
El 4 de febrero de 1925 partieron del puerto de Buenos Aires rumbo a Montevideo para embarcarse en el Vapor Formosa que terminó su recorrido el 27 de febrero a las 17 horas en la ciudad de Vigo. Para el tour, Boca sumó 5 refuerzos: Octavio Díaz de Rosario Central, Roberto Cochrane de Tiro Federal, Luis Vaccaro de Argentinos, Cesáreo Onzari de Huracán y Manuel Seoane de El Porvenir.
El 5 de marzo el conjunto auriazul hizo su primera presentación europea formando con Tesoriere, Bidoglio, Mutis, Médici, Vaccaro, Elli, Tarasconi, Cerroti, Garasini, Seoane y Onzari. Enfrentó al Celta de Vigo y así dieron sus impresiones los delegados Vicente J. Decap y Adelio L. Cariboni: “...después de haber obtenido la primera victoria en tierra española, nos es muy grato enviarles un afectuoso saludo en nombre de toda la delegación. Ayer hemos vencido merced al valor y coraje de nuestros muchachos, pues, el juego que desarrollaron fue muy inferior al que todos conocemos. Los españoles juegan bastante bien en general; tienen en su equipo una figura notable, Polo, inside izquierdo, juega con un estilo similar al nuestro, es excelente para el “dribbling”, y tiene un shot terrible. El “score” del partido pudo ser mayor, pero, la afortunada actuación del arquero del “Celta” evitó un resultado mayor.
De los nuestros tuvo Mutis una actuación colosal, había que verlo pelear, daba la impresión de ser un “torito”. De la línea media, el mejor fue Vaccaro, luego Elli y Médici desconocido. La línea de forwards; Cerrotti tuvo una actuación maravillosa, fue un tigre, jugó adelante y atrás todo el partido, marcó dos goals hermosos. Siguieron
en orden de méritos Onzari, Seoane, Garasini y Tarasconi. En el primer tiempo, dominamos ampliamente, el segundo fue parejo dominando por momentos los españoles. El público, como en todos lados, apasionados por sus favoritos, pero guardando absoluta cultura. Al cuarto de hora del primer tiempo, frente a la cancha, hubo una horrible catástrofe. Se hundió un techo con más de cien personas que estaban mirando el partido. Cuarenta heridos fueron recogidos, varios en estado desesperante. Por último les diré que todos los muchachos están muy bien de salud y que Busso parece que se va a curar de la rodilla resentida. Saludos afectuosos para todos los muchachos y en particular nuestro.”
Boca cobró 15 mil pesetas por los dos primeros partidos en Vigo. Se hicieron presentes veinte mil personas en el estadio. Las crónicas del partido para los medios argentinos las reportó el único enviado especial: Hugo Marini, del diario Crítica, otro acontecimiento para la prensa nacional. Según su relato, se trató de un acontecimiento de mucha importancia, a punto tal que se vendían banderas y escarapelas argentinas en la entrada a la cancha. Cuenta que los futbolistas argentinos fueron requeridos por las publicaciones españolas, incluso a Mutis lo invitaron a cantar música argentina ya que “lo hace con bastante eficacia”.
Con una diferencia de 4 horas y 15 minutos (así lo decía Crítica) los hinchas de Boca seguían las alternativas en la calle Almirante Brown 1372 en donde había un pizarrón con las alternativas del match. Antonio Cerroti, que se dedicaba a vender carbón, con un cabezazo tras un córner lanzado por Tarasconi, anotó el primer gol de Boca en continente europeo. Otro tanto de él y uno de Onzari sirvieron para triunfar 3 a 1. Sería éste el primer paso de una gira sumamente exitosa, que le significó a Boca incrementar su popularidad y hacer famoso su fútbol. Aquel día Europa conoció a Boca.

7 comentarios:

  1. Te felicito Guille, hermoso post. Me mató el detalle de la diferencia horaria para seguir el partido.

    ResponderEliminar
  2. Se que suena re bala pero que lindo es leer cosas como esta....muy bien Guille, un post espectacular. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Excelente post Guille. Felicitaciones. Realmente un orgullo ser boquense

    ResponderEliminar
  4. ¡Desde el 1925 que limpiamos el nombre del país avergonzado por las gallinas y por el "equipo de todos"!

    ResponderEliminar
  5. Un post excelente, todo lo relativo a la gira del 25 es muy interesante porque catapultó la popularidad de Boca notablemente.
    Ariel

    ResponderEliminar
  6. Y al final la rodilla de Busso no mejoró. Muy buena nota.

    ResponderEliminar
  7. Si ese era el primer partido de la gira y Busso estaba lesionado... a que no saben donde se lesionó Busso? Sí, en el barco. Da para otro post.

    ResponderEliminar