domingo, 21 de diciembre de 2008

Real Salt Lake 1 - Boca 1


El técnico Miguel Russo había alineado un muletto para encarar un partido más en la pretemporada 2007 en Estados Unidos. El tema es que en la previa, pintaba tan light como un soltero contra casados. Pero el partido contra el Real Salt Lake de Estados Unidos se transformó de repente más quenchi que una final de Copa Libertadores. Tribunas casi llenas. Un árbitro que les regala un penal a los yanquis. Y con el 0-1 a su favor, entraron a meter más que Peñarol en el Centenario. Las murras iban y venían. Ya en el segundo tiempo, Boselli pudo clavar la igualdad y pese a dominar y errar algunos goles hechos, Boca no pudo ganar este increíble match.

No hay comentarios:

Publicar un comentario