domingo, 21 de diciembre de 2008

Martyn Clarke

El "Maradon de las Islas Malvinas", tal como lo apodaban, no tuvo ni un poquito de suerte en su meteórico paso por Buenos Aires. Estuvo a prueba en Boca durante noviembre de 1999 y sufrió una distensión en el muslo derecho. Días antes había ido a la cancha de Ferro a ver al xeneize contra Argentinos y le robaron la billetera. Pidió por favor que lo esperaran con la lesión y que quería quedarse a vivir en La Boca. Pero no hubo caso. Por lo menos pudo conseguir novia y se fue rápido. Tan rápido como su paso por Casa Amarilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario