lunes, 29 de diciembre de 2008

Sergio Alfredo Sánchez


El oriundo de Mar del Plata llegó a la primera de Boca proveniente de las inferiores. Debutó en la victoria 2-0 a Unión en el Metropolitano 1981. Partido jugado en la Bombonera y en el que ingresó por el "Pichi" Escudero faltando unos veinte minutos.
Puntero derecho veloz pero con casi nulas chances de mostrarse. A ese debur en 1981, le siguió un 1982 en el que disputó 2 partidos por el Nacional (1 gol a Huracán), 2 por la Libertadores y 7 por el Metropolitano (1 gol a Sarmiento de Junín).
Y su depedida fue en el nefasto 1984 en un 1-1 con el Calamar en cancha de River. Pero por lo menos, contrarrestó un poco la tristeza de su ùltimo partido en Boca con otro gol. El tercero y último convertido en sus apenas 13 oficiales.
Eternamente relegado por rutilantes incorporaciones, armó las valijas y según cuentan pasó por Quilmes, San Miguel y llegó a jugar hasta en Portugal.

1 comentario:

  1. Este pibe pintaba bastante bien, pero, (siempre hay un pero), pero, si no me falla la memoria, tuvo una lesión bastante grave en un amistoso contra Peñarol en el torneo de verano de 1982, cuando lo fracturó Diogo, el marcador de punta de Peñarol (el padre del que jugó en River hace unos años). A partir de ahí se vino abajo. En esa época, principios de 1982, Boca tuvo una camada de punteros entre los que estaba este Sanchez, Matuszyk (no se si lo escribí bien) Giachello y Dennis Ramirez. Ninguno llegó

    ResponderEliminar