sábado, 20 de diciembre de 2008

Silvio Rudman


No vamos a descubrir nada si decimos que en líneas generales el paso de Silvio Gabriel Rudman por Boca fue un fracaso. Pero lo que podemos hacer, si analizamos un poquito en detalle su presencia en cancha, es darnos cuenta lo rotundo que fue su fracaso.
Enganche surgido de Argentinos Juniors en donde pegó fama por su técnica y habilidad, llegó al club a mediados de 1994 por expreso pedido del técnico César Luis Menotti. El Flaco lo quería a Rudman como la manija del equipo.
Debutó oficialmente el 4 de junio por la primera fecha del Apertura en la derrota 1-2 contra Banfield en la Bombonera. Esa tarde entró por Walter Pico faltando veinte minutos con el partido 1-1. Y si bien la idea era quemar naves para buscar el triunfo, a los dos minutos de su ingreso, un insólito gol del Jardinero Cruz en el arco del Riachuelo sentenció el partido.
Estuvo sólo ese segundo semestre del 94 y su nivel no terminó nunca de conformar a nadie. Tibio, tirando a helado. Y más si uno lo comparaba con el Rudman de Argentinos Juniors que pedía la pelota, la pisaba y la metía cómo puñal en el área rival para que los delanteros facturen. La realidad es que nadie le pedía que se tire al piso a trabar con la cabeza. Pero si lo tuyo es llevar la pelota y te quedás escondido detrás del cinco rival, la cosa se pone jodida.
Jugó sólo 12 partidos (apenas 4 enteros) e hizo 1 solo gol que, la verdad, no sirvió para mucho ya que fue un penal en tiempo de descuento para decorar y poner cifras finales de derrota 1-2 contra Central en Arroyito. Un mes más tarde, el 6 de diciembre, jugó su último partido en Boca y se despidió a tono con su perfomance: derrota goleada 0-3 contra Belgrano en Córdoba.
Para el final dejamos una dato que es bastante llamativo. No es que nos guste instalar la idea de su mufez (?) pero jugar 12 partidos en Boca e irte del campo de juego victorioso sólo 2 veces, da que pensar.
Su carrera en el fútbol es casi tan larga como este post y, no dudamos que en cualquiera de estos equipos le debe haber ido mucho mejor que en Boca. A saber: Argentinos Juniors, Independiente. El Porvenir, Alvarado (Mar del Plata), Banfield (Mar del Plata), Yokohama Marinos (Japón), Veracruz (México), Atlas (México), Toros Neza (México), Padova (Italia), Columbus Crew (Estados Unidos), Elche (España), Marathón (Honduras), Deportivo Zacapa (Guatemala(, Oaxaca (México), San José Oruro (Bolivia), Inter Riviera Maya (México).

7 comentarios:

  1. UN PUTO, UN FRACASADO HIJO DE PUTA PECHO FRIO QUE VINO A ROBAR AL CLUB

    ResponderEliminar
  2. CHE IDIOTA Q TE HACES PASAR POR MI. PORQUE NO FIRMAS VOS? PIENSO Q ES UN PECHO FRIO TAMBIEN. YO JUGUE CON SILVIO Y TE PUEDO GARANTIZAR Q ES UN GRAN JUGADOR DE PAPI FUTBOL, TE PUEDE PINTAR LA CARA A VOS Y A VARIOS MAS, INFELIZ.., PERO VOS SO MAS VIVO JUGANDO A LLA PLAYSTATION NENE

    ResponderEliminar
  3. che a guyo echenlo a la mierda es un boludo de dos caras ...

    ResponderEliminar
  4. silvio es un canape de lo mas exquisito que deguste,en boca...the best.tam

    ResponderEliminar
  5. cumple años 4 de mayo,y hace 23 años el van cleeaf le pertenecia.tam

    ResponderEliminar
  6. sera un pecho frio todo lo que quieran pero debe estar forrado en guita jajaja

    ResponderEliminar
  7. este tal Rudman lo recuerdo pq pateó uno de los penales de la serie q sirvió para eliminar a las gallinas en la recordada Supercopa del 94en la q el Mono le tapa el penal al pecho helado de la bruja Berti.
    Rudman gracias, no como el puma Gigliotti q se perdió el penal mas importante de su carrera

    ResponderEliminar