jueves, 4 de junio de 2009

El Gimnasia - Boca del Apertura 2006


La visita de Boca al Estadio Único para enfrentar a Gimnasia por el Apertura 2006 dio metros y metros de tela para cortar. Porque ese partido, por la sexta fecha, estuvo rodeado de todos los ingredientes posibles para hacerlo imborrable en serio. Por donde se lo mire.
...
El 10 de septiembre, Boca llegaba a La Plata en busca de los tres puntos para matar varios pájaros de un tiro: seguir arriba en la tabla, alcanzar el récord argentino de 13 triunfos consecutivos y de paso despedir con todos los honores a Alfio Basile en lo que iba a ser su último partido por campeonato local dirigiendo al xeneize (luego de que el caprichoso llamado de Don Julio ponga fin abruptamente a un ciclo dorado en la vida de Boca).
Los once que mandó el Coco a la cancha fueron: Bobadilla, Pampa Calvo, Cata Díaz, Morel, Krupoviesa, Ledesma, Gago, Neri Cardozo, Marino, Palacio y Palermo. Y ya de entrada quedó evidenciada la superioridad del bicampeón. Circulación de pelota, posesión, toque al pie. El Lobo de Pedro Troglio se decidió a emparejar el trámite a las patadas limpias. Y lo logró. Porque lo que rasparon esos muchachos no tuvo nombre. El árbitro Daniel Giménez empezó a cargar de amarillas a más de medio equipo de Gimnasia que de a poco fue llegando al área de Bobadilla. En uno de esos avances, tras un centro, Calvo empujó al uruguayo Silva, el Sargento pitó penal y el Lobo se encontró con un regalito que ni se esperaba. Ponerse un gol arriba.

Boca arrimó un par de veces con disparos de media distancia, pero los primeros 45 se fueron 0-1 para los triperos. Lo mejor (o lo peor, según cómo se mire) estaba por venir.
...
Pasaban los minutos y el entretiempo se hacía más interminable que de costumbre. Hasta que las radios empezaron a tirar el rumor. El partido no se iba a reanudar ya que el juez lo había suspendido en los vestuarios al ser invadido su camarín por el presidente de Gimnasia Juan José Muñoz y un par de barras. Aparentemente le patearon la puerta, entraron y lo apretaron con un contundente "...cuando salgas a la calle te vamos a matar...". Pareció fuera de contexto porque el arbitraje del Sargento no había sido para cuestionar. Lo cierto es que a los pocos minutos se confirmó la noticia. Partido suspendido y a otra cosa.

En la semana hubo mil idas y vueltas, hasta que el Tribunal ordenó la reanudación para el 8 de noviembre en un tiempo de 23 y otro de 22 minutos.
...
Asi fue como el miércoles 8 de noviembre Boca volvió a La Plata a tratar de dar vuelta el partido. Ahora con La Volpe en el banco y un punto de ventaja en la tabla sobre Estudiantes y River, el xeneize salió a la cancha esa noche con: Bobadilla, Ibarra, Silvestre, Cata Díaz, Morel, Marino, Gago, Neri Cardozo, Guillermo, Palermo y Palacio.
Ya al minuto todos los cálculos chocaron contra un nuevo escenario. ¿Por qué? Porque el Sargento dio un penal algo infantil de Goux sobre Palacio y Martín había puesto el 1-1.
Lo que pudo verse a continuación fue un monólogo de Boca que hizo y deshizo a su antojo. Gimnasia era un equipo increíblemente light comparado con el que casi dos meses atrás cagó a patadas a todo lo que le pasara cerca vestido de azul y oro. Con dos goles de Palacio y otro de Marino la chapa se cerró en un 4-1 que sonaba a increíble antes del minipartido.
Pero, contra lo que muchos creían, el partido todavía no llegaba a su fin. Mejor dicho, la parte más jugosa estaba por comenzar.
...
Al día siguiente se filtró la noticia que la barra del Lobo había ido a visitar a los jugadores triperos antes de la reanudación del partido para dejarles en claro que había que perder sí o sí el partido con Boca, para no beneficiar a Estudiantes en la lucha por el título.
La cosa empezó como un rumor pero se confirmó en las palabras de uno de los jugadores de Gimnasia (que casualidad o no era ex River). Uno sólo fue el que se atrevió a hablar y contó que efectivamente la apretada había existido con datos concretos de hijos y esposas a los que se los iba a ir a buscar en caso de ganar el partido.
Semejante bomba tiró esquirlas y dejó heridos por todos lados: Daniel Giménez, Troglio, Muñoz, el arquero Kletnicki. Pero, como de costumbre, el que quedó peor parado fue Boca. Ya que ante el derramamiento de lágrimas generalizado de jugadores y técnicos rivales y periodismo en general, el campeonato que Boca lideraba cómodamente se había “manchado”. En fin.

15 comentarios:

  1. Este post fue a pedido mio jaja.

    Recuerdo que fueron 6 tarjetas amarillas en el primer tiempo y que se veía venir la expulsión de alguno para el complemento. Un dato que siempre me llamó la atención de este partido: Troglio (DT) fue expulsado por el árbitro pero cuando se reanudó estuvo dirigiendo. Creo yo que nadie lo notó pero no podía...

    También me acuerdo que según López (presidente de GELP) sólo fue al vestuario a pedirle un poco de piedad sobre el momento personal que pasaba el técnico, que no recuerdo cuál era el problema que tenía...

    Si el partido se hubiese jugado en su momento y Boca hubiera ganado, estaríamos hablando del nuevo record de partidos ganados.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Lo pedis... lo tenes... ja,ja
    buenisimo el dato sobre lo de Peter Troglio.

    ResponderEliminar
  3. Corrijo lo que supongo es un error de tipeo de Juan Ignacio, el Presidente de GELP era Muñoz, no López (o subconcientemente se compara al Pte de Gimnacia con el ex Pte de Newell´s ?? el nefasto Eduardo López)

    ResponderEliminar
  4. Perdon che, yo fui a la cancha las dos veces y te puedo asegurar dos cosas en las cuales estas tremendamente equivocado.

    Primero: El primer tiempo de Gimnasia fue muy bueno comandado por la figura de andres Guglienminpietro que la gasto (fue su ultimo partido como titular y casi como profesional) y el penal fue clarito, Silva estaba por conectar de cabeza cuando lo empujaron. Lo de las patadas no fue tan asi, fue un partido duro, pero mas que pegar se pusieron huevos, ustedes estan demasiado mal acostumbrados con los arbitrajes, estan acostumbrados a que les cobren a favor y los dejen pegar.

    Segundo: El penal que cobra gimenez en el segundo tiempo fue el invento mas grande del universo y el ex presidente de Gimnasia se llama Juan Jose Muñoz, un mafioso que sabia perfectamente que Gimenez estaba comprado, seguramente porque el mismo alguna vez lo debe haber pagado para tenerlo a favor, eso es vox populi en La Plata.
    Lo del apriete de la barra existio de la misma manera que existio el apriete de la barra del pincha a los para que pierdan contra boca en 2005 para que gimnasia no salga campeon, pero no trascendio en los medios.

    En fin: En 2005 boca debia no ganar dos de los ultimos 5 partidos para que gimnasis diera la vuelta, gano los 5. En 2006 boca debia empatar uno de los ultimos dos partidos para dar la vuelta, los perdio los dos y el pincha fue campeon. UN BAJON.

    ResponderEliminar
  5. No puedo disentir más con este último comentario. Yo también estuve en los dos tiempos en la cancha. El "penal" de Calvo es mancha y el de Goux existió, aunque es cierto que no fue flagrante.

    Para mi este partido desencadenó la debacle. Al toque salió a llorar Passarella y los medios empezaron su campaña antiboca. Los arbitrajes de los últimos partidos fueron mínimamente sospechosos

    Nnadie se acuerda del de Baldassi con Colón (para mi, el más vergonzoso) porque goleamos. En la última fecha con Lanús Elizondo nos cobró un offside de Palacio que se iba al gol habilitado por tres metros. Y ni hablar de Pezzotta, que nos echó en la final al que hasta entonces era el mejor jugador, Pablo Ledesma por "golpear con la cabeza en el codo" a Pablo Álvarez. Todos episodios que hubieran sido repetidos hasta el hartazgo si Boca hubiera sido el beneficiado.

    Hubo temas internos del plantel, se habló de una inoportuna discusión por premios, una muy mala pretemporada del cuerpo técnico anterior (en las últimas fechas no podíamos levantar las piernas) y (por supuesto) la inestimable "ayuda" del DT, pero que la mano arbitral tuvo que ver en ese nefasto Apertura 2006 no me lo saca nadie de la cabeza.

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, el tema de Troglio era una grave enfermedad del padre.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Todo_por_un_chori
    el futbol es desde ya una materia superopinable. Disiento en que el PT de Gimnasia fue "MUY BUENO" y en la parte que decis que el Lobo "NO PEGO". Fue una carniceria el mediocampo y con un arbitraje normal se tendria que haber visto alguna roja seguro.
    Igual gracias por tu comentario y quedate tranquilo que te juro que a mi me dolio mas que vos esa vuelta olimpica del Pincha.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Ese 1er tiempo de Gimnasia fue una carnicería, pocas veces he visto a un equipo entero pegar de esa manera.

    ResponderEliminar
  9. El Maldito Jinete4 de junio de 2009, 17:51

    en serio todavía creen que ese campeonato lo ganó el pincha? para mi siempre estuvo mas que claro que lo entregaron los jugadores para que se vaya lavolpe... ese equipo era campeon 3 fechas antes del final, con lavolpe incluido, pero los muchachos decidieron que no se lo iban a bancar al año siguiente... yo en la cancha, despues de perder con lanus, dije: esto solamente se aregla ganando la Copa Libertadores... por suerte Boca me dio ese regalo...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Nunca es por una cosa sola que se produce un fracaso asi. Y no se si alguna vez sabremos realmente que pasó, pero entre las cosas que se dijeron estuvieron:
    1- supuesto doping de Gago y para no dar a conocer el tema Grondona pidio que entregaramos el torneo
    2- Macri le entregó a Lavolpe una lista de jugadores para borrar: Palermo, Ibarra, Guillermo y algun otro que no recuerdo. Enterados, los jugadores decidieron plantarse.
    3- Lavolpe cambió el buen clima que habia en el plantel. Bah, esto no es un rumor, esto es cierto. Cambió todo cuando debía haber dejado las cosas como estaban.
    4- Para cambiar la pesima imagen de torneo arreglado, se arreglo que Boca perdiera el campeonato. Recordemos que Grondona tambaleó durante ese certamen, porque desde TyC/Clarín se enteraron que estaba por vender los derechos de TV a los rusos.

    Como siempre digo, de todas las pelotudeces que se dicen y no se pueden comprobar, habrá algo cierto, otras cosas serán exageradas y otras quizá hayan pasado pero no tuvieron el real peso como para que se den los resultados así.

    ResponderEliminar
  11. Guille,
    Yo también escuché todas esas versiones... sinceramente, la que más me convence es la del "campeonato manchado" y "poco serio", lo cual guste o no era cierto. Campeonatos poco serios hubo muchísimos en la historia del fútbol argentino, pero como vos bien decís Grondona estaba muy débil políticamente en esos días.

    A lo que nombraron del quilombo AFA-CLARIN, hay que sumar el quilombo que se armó después de saberse de la apretada de los barras de GELP... si mal no recuerdo, hasta Grondona anduvo reunido con Kirchner por esos días.

    O sea, yo no dejaría eso de lado a la hora de entender lo inexplicable de haber perdido el torneo. Sinceramente dudo que, por más grande que sea Boca, un grupo de jugadores entregue un torneo que está servido en bandeja para voltear un DT. Quizás peco de ingenuo, pero las camas a los dts normalmente se hacen cuando no estás peleando cosas definitorias. Por eso para mí lo otro explica mejor lo inexplicable.

    ResponderEliminar
  12. Aparte, con experiencia en haber visto camas, si queres voltear a un DT no vas a llegar a la "situacion limite" de encontrarte ganando 1-0 una final. Si hay ganas de voltearlo, lo voltean mucho antes.
    Pero la de los arbitrajes no me cierra por algo. Si hay orden de AFA de voltear a Boca en la fecha 19, ¿para que nos dieron un penal para que Boca se ponbga 1-0 arriba?...
    como duele todavia la p... madre.

    ResponderEliminar
  13. Es cierto, no tiene sentido que nos den un penal en el ultimo partido del torneo, como para decir que los arbitros tenian la orden de cagarnos. Tampoco podemos decir que los jugadores fueron para atras cuando en ese partido y en la final arrancaron ganando 1-0. Quizá sea la suma de cosas la que haya generado ese desenlace.

    Personalmente no me duele más. Para mí ya fue. Durante mucho tiempo lo que más me dolió fue lo del 91 o lo del 95, pero este tri perdido no es tan grave porque pasó en una década de triunfos por todos lados. Si le pasaba al Boca de Menotti o al de Habegger... mamita!

    ResponderEliminar
  14. Para mi tuvimos mala leche y el partido con Gimnasia fue una manchita provocada por Muñoz (al cual la primera vez que lo vi no podía creer que sea presidente de un club de primera) y la barra del Lobo. No creo lo del doping de Gago, ni ayudas o bombeos arbitrales, menos que hayan ido para atrás los jugadores (menos que menos Palermo, Guillermo, Ibarra, Palacio, el Cata, Gago, etc). Simplemente creo que todos festejamos antes de tiempo y por h o por b se nos escapó de las manos.
    Lamentablemente no me sanó la Libertadores, ojalá pronto se de la oportunidad del tricampeonato local.

    ResponderEliminar
  15. hay que ponerse a pensar que quizas si boca ganaba ese tricampeonato con lavolpe no volvia riquelme eh,acuerdense que volvio para ganar justamente la libertadores ya lo que habia pasado en el 2006 con la final perdida. O capas volvia pero no iban a pasar las cosas como pasaron

    ResponderEliminar