miércoles, 24 de junio de 2009

Julio César Balerio


Seria tan fácil como injusto ponerse a señalar con el dedo si Julio César Balerio, uruguayo que atajó en Boca durante 1984 y 1985, era un arquero bueno, regular o malo. En este caso en particular, mucho más que en otros, hay que tener muy en cuenta el contexto. Porque al charrúa, más allá de sus condiciones, le tocó ponerse en el arco de Boca quizás en los momentos más difíciles de la historia xeneize.
Procedente de Bella Vista de Uruguay, debutó oficialmente el 13 de mayo de 1984 por la séptima fecha del Metropolitano. Ese Boca que venía de derrota en derrota, empató 0-0 con Racing de Córdoba en cancha de Vélez. Al partido siguiente, en Arroyito frente a Ñuls se volvió a empatar 0-0 y Balerio, además de cumplir una buena actuación, le contuvo un penal a Victorino. El inicio no pudo ser mejor.
Tras cartón, Boca volvió a una Bombonera semihabilitada y le ganó dramáticamente a Unión 1-0. Luego aguantó los cascotazos de Temperley en el Sur, de donde se trajó otro agónico 1-0. Y su quinto partido, fue un trabado y desprolijo 0-0 contra Chacarita en Liniers. Recién recibió su primer gol en contra a los 34 del segundo de tiempo en el choque con Argentinos en Ferro.
Para los amantes de las estadísticas hay tal vez un nuevo desafío. ¿Pudo algún arquero debutante mantener su valla en cero en los primeros cinco partidos (casi seis)? Desde ya que no es poca cosa, y si a eso le sumamos que fue en el Boca del 84, los 529 minutos toman características de hazaña digna de levantarle un monumento a Julio César Balerio.
En el Nacional 85 fue el arquero titular nuevamente y en el campeonato 1985/86 comenzó atajando en los primeros partidos, pero la recuperación física, anímica y contractual de Hugo Gatti lo mandó, merecida o inmerecidamente, derechito al banco de suplentes.
Jugó en total 38 partidos y su despedida no fue la mejor. El 8 de dicembre de 1985 salió en el entretiempo en un partido con Vélez. Dejó el arco con tres pepas adentro para que entre el Torito Genaro y Boca termine perdiendo 2-5 en Liniers.
Su carrera siguió en Racing de Avellaneda, Blooming de Bolivia y Deportivo Sipesa y Sporting Cristal de Perú, país donde años mas tarde se nacionalizó.

17 comentarios:

  1. Me acuerdo el penal que le atajó a NOB, fue en la cancha de Central, sábado a la noche, televisado y relatado por Mauro Viale, gran valor. Qué mierda de campeonato ese del 84.

    Alguien se acuerda cómo se llamaba ese delantero uruguayo que llegó para el Clausura '91 (el de Bati y Latorre), que debutó en el primer partido, contra Argentinos en Vélez, jugó 10 minutos, se lesionó y chau? Incluso, después desapareció hasta del mapa futbolístico, dicen que la madre sigue buscando... De todas maneras, con el Bati adelante, no iba a jugar nunca, pobre muchacho.
    Me parece que salió en tapa de El Gráfico junto a Bati y otros en una edición de ese verano.

    ResponderEliminar
  2. El delantero uruguayo era Julio Daniel Morales.

    Coincido con lo de Balerio: un correcto arquero que cayó en un pésimo momento. En Racing actuó más que bien.

    ResponderEliminar
  3. Basquet, te doy el privilegio de que vuelvas a ver ese penal que no hizo historia, pero por lo menos vos lo recordás, no te pongas a llorar de emoción: http://www.youtube.com/watch?v=fCrJnRoJvBU

    ResponderEliminar
  4. para cuando el post d el loco Bernuncio,un arquero tucumano q copiaba en todo al gran loco Gatti,en la vincha,pelo largo hasta creo q atajo en un partido de verano.me gustaria volver a verlo,desde ya muchas gracias

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Guille, ahí vi el penal... Como aquella noche fría del 84.

    Y gracias, siglodiego, por Morales. Hay ya un post de él? Se lo merece.

    ResponderEliminar
  6. Interesante el detalle estadístico, y la búsqueda es ahora un tanto más fácil de la mano de Internet y excelentes sitios en la materia como historiadeboca.com.ar.

    Supuse que una buena posibilidad sería buscar en la década del 60, en la que no se marcaban muchos goles.

    El gran Antonio Roma solamente pudo mantener el invicto inicial por 9 minutos, y recibió goles en sus primeros cuatro partidos en el arco Xeneize.

    Néstor Errea (destacado arquero que llegó de Atlanta y fue suplente de Roma, uno de los precursores de un estilo que después llevó al extremo Hugo Gatti) mantuvo la valla invicta en sus primeros cuatro partidos oficiales y fue batido en el primer minuto del quinto, frente a Argentinos Juniors.

    Más allá de ser de la década posterior, el propio Gatti era otro candidato, teniendo en cuenta que llegó con el Toto Lorenzo en el banco, pero fue batido en su tercera participación oficial por un par de goles de Huracán.

    Habrá que seguir buscando...

    ResponderEliminar
  7. En "en una baldosa" hay un post sobre el mellizo Julio Morales que, como bien dice allí, llegó para ser el 9 titular ante la floja (o más bien desastrosa) performance de Batistuta en el Apertura 90.

    http://enunabaldosa.com/?p=248

    No sabía que había jugado en el Porongos de Flores (sic). De hecho no imaginaba que hubiera un equipo con ese nombre.

    http://www.flores.org.uy/deportes/porongo.htm

    ResponderEliminar
  8. Tremendo dato el del equipo mas Poronga del mundo (?). Aqui ya hay algo subido sobre el desgraciado debut de Palito Morales (http://imborrableboca.blogspot.com/2008/12/julio-morales.html)

    ResponderEliminar
  9. ¡No recordaba que lo había roto (el padre de) Coloccini!

    ResponderEliminar
  10. LLEGO A LA FINAL DE LIBERTADORES DEL AÑO 97 CON EL SPORTING CRISTAL.

    ResponderEliminar
  11. Después de Racing, Balerio llegó al Perú para jugar por el Deportivo Sipesa de Chimbote. Luego pasó a Cristal, fue tricampeón y finalista de la Libertadores; se nacionalizó peruano y jugó las Eliminatorias del 97 como titular (en esa selección peruana, Solano era titular y alternaba el "crack" Pereda).

    En el partido decisivo en Santiago de Chile, Perú llegaba con 3 puntos de ventaja a falta de 2 fechas. Balerio tuvo tuvo una actuación espantosa, Perú perdió 4-0 y terminño fuera del Mundial de Francia por diferencia de goles.

    Poco después, Balerio fue borrado del Cristal por hacerle la cama a un técnico y se retiraría del fútbol. Siempre declaró ser admirador de Fillol, aunque su estilo en Perú se parecía más al del Loco Gatti.

    ResponderEliminar
  12. Grande el Viejo Balerio, el mejor arquero llegado al Peru, tricampeon con la celeste del Rimac y subcampeon de libertadores en el 97, un idolo en Cristal.

    Llega a la seleccion peruana por presion de la prensa, no habia nadie a la altura del 'viejo' uruguayo, lamentablemente el deficiente y limitado defensor Juan Reynoso se regalo con los chilenos en Santiago, ya desde el aereopuerto se sentia perdedor el cabezon Reynoso.

    Balerio salvo muchas veces al Cristal y al arco peruano. Un grande el Viejo

    ResponderEliminar
  13. Creo que uno de los primeros recuerdos televisivos que tengo de Boca es ese penal que ataja Balerio contra Ñuls, aunque a veces me confundo y pienso en un jugador de Boca haciéndole un gol de penal a Balerio, ya en otro equipo (Racing?). Lo tendré que buscar en la página de Guille.

    De lo que sí me acuerdo perfecto es de haber visto en un resumen (yo vivía en Santiago del Estero) los tres goles del Chino Tapia a Chacarita.

    ResponderEliminar
  14. buen dato respecto a balerio, yo so peruano y aqui fue muy querido, llego a tapar por la seleccion y llevo a sporting cristal a la final de la libertadores del 97

    ResponderEliminar
  15. Estupendos datos estadísticos, muchachos. Un post equilibrado sobre alguien al que le tocó una mala época en la vida institucional xeneize. Y muy sutil lo de la recuperación anímica y "contractual" de Gatti, que no iba a jugar un minuto sin contrato. De hecho, recuerdo una bandera de la barra brava cuando rompieron con él que decía "Gatti hincha del austral". Abrazo desde Río Cuarto. Alberto.

    ResponderEliminar
  16. Balerio gran persona y un gran profesional hoy se cumplen 4 años de su ausencia pero siempre estarás en mi corazón

    ResponderEliminar