jueves, 1 de octubre de 2009

La historia de la bandera armada por hinchas de Boca en Hamburgo


La popularidad de Boca no es noticia. Desde sus inicios supo ganarse el cariño y la pasión del barrio condenando a River al exilio tras fracasar en su intento de prevalecer en la República de la Boca. Desde entonces más de 100 años han pasado y la popularidad de Boca Juniors sigue y sigue creciendo. Sobradas muestras hay de este hecho, desde la Gira de 1925 con Toto Caffarena como el Jugador Número 12, hasta la invasión xeneize en las tribunas japonesas en 2000.
Sabemos que Boca es popular. Pero nunca viene de más un recordatorio de esto. Por eso, he aquí posando para la foto unos circunstanciales hinchas de Boca con bandera improvisada durante el empate en un gol de Boca en su gira por Europa el 4 de Enero de 1964.
Esto fue publicado en la revista “El Gráfico” y la pequeña nota iba acompañada de lo siguiente:
“Una bandera de Boca en Hamburgo… Una bandera pintarrajeada con azul y oro, con un asta improvisada, con algunos flecos en la tela descuidada… Pero una bandera de Boca en Hamburgo. Y el canto del “¡Dale Boca!”, en lengua castellana, con el mismo acento porteño de nuestras canchas, con el mismo acento y la misma música…
En Hamburgo hay hinchas de Boca…
Eran los tripulantes del “Artillero”, un barco argentino con escala en la capital alemana. Un grupo de porteños que querían gritar a Boca, que querían que Boca sintiera la familiaridad de un aliento que estaba muy lejano.
Le pidieron una bandera a Pupilli. Pero el sábado ya el utilero había despachado todos los elementos de la delegación. Y entonces, con un lienzo de a bordo, fabricaron una burda, sin la tela lujosa de las banderas boquenses. Nada más que un lienzo, que no ondeaba, que no alcanzaba a parecer una insignia azul y oro. Coloreada con un pincel y una pintura que siempre colorearon las chapas del casco de las chimeneas…
No importa… En Hamburgo hacía falta una bandera de Boca. De cualquier tela, con un azul y amarillo desteñido… Pero en Hamburgo, con muchos grados bajo cero, lejos de la ribera porteña, era suficiente. Su significado era mucho más importante que el que pudo tener una confeccionada con rica tela.
¡En Hamburgo hubo hinchas de Boca…!”
Así es como fue narrado por “El Gráfico” que acompañaba la gesta gloriosa de Boca. Una bandera que no podía ser más meritoria porque fue hecha con pintura de barco, como si fuera un inimaginado homenaje al barrio en el que las casillas de zinc se pintaban de multicolores con las sobras de la pintura de los barcos que recalaban en la zona. Una bandera que además fue hecha con algo que es característico de Boca y que ha quedado plasmado en ese símbolo: el Esfuerzo.
Y así es Boca, acá, en la China… ¡y en Alemania también!
.
Nota: Puesto que el texto lo menciona, por si acaso, se ha de mencionar que Pupilli era un personaje de Boca que durante largos años fue encargado de la utilería después de haber hecho inferiores en el club. Un caso parecido, salvando las distancias, al de Roberto Prado.
.
Autor invitado: Javier "Alois Fisher" Vaca

4 comentarios:

  1. Excelente post. Nunca tenemos que olvidar los orígenes y valores como el empuje, el esfuerzo, la garra, el barro en los pies. Lo más triste que nos puede pasar es perder la esencia.

    ResponderEliminar
  2. Estaria en condiciones de afirmar que el que esta agachado es Oreste Corbatta, que en esa epoca jugaba en Boca, y el alto que se ve la cabeza detras me parece que tambien es jugador

    ResponderEliminar
  3. gracias Kavanagh! Asi es lo de la escencia, River la perdió al irse del barrio y otras cosas mas---

    ResponderEliminar
  4. Esto es una de las diferencias que tiene boca con el resto. Tambien recuerdo que unos pibes del borussia tenian una leyenda del partido que estaban orgullosos de jugar contra boca la final intercontinental. Y otra un escudo de boca pintado en el muro de berlin !!!! Voy a buscar la foto y mandarselas

    ResponderEliminar