jueves, 19 de noviembre de 2009

El Boca - Cruzeiro de la Libertadores 2008


Albert Einstein dijo una vez que existen dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y habrá que creerle nomás a Albert, ya que para comprobar lo primero seguro debe haber formas científicas de hacerlo. Y para comprobar lo segundo, sólo basta retrotraerse al 30 de abril de 2008 en la Bombonera.
Esa jornada, partido de ida contra el Cruzeiro por los octavos de final (¿hace cuánto que no arrancaba un partido de Copa con el sol pegando sobre la tercera bandeja visitante?), empezó a toda orquesta y terminó con más caras de preocupaciones que de festejos.
Porque tras un buen partido de Boca que merecía mucho más que un 2-1 a favor, a los 46 minutos y pico del segundo tiempo, voló un cubito de hielo desde los palcos y le pegó en la cabeza al línea uruguayo Pablo Fandinho. Ante el inevitable llamado al juez, Larrionda vio la sangre y suspendió inmediatamente el partido. En ese momento nadie entendía nada. La mayoría tomó los gestos del árbitro como la finalización del partido, pero cuando las radios empezaron a confirmar la insólita suspensión a menos de 30 segundos del final, llovieron las versiones.
En los días diguientes se llegó hablar hasta de quita de puntos, moción apoyada por dirigentes de Cruzeiro con la venia de algunos colegas argentinos. Pero finalmente la Conmebol falló a todo galope dejando el resultado inamovible, clausurando la Bombonera para partidos internacionales hasta que no se hagan las reformas para evitar hechos similares y aplicando una jugosa multa de 30.000 dólares.
Por los tiempos legales para las obras y más que nada para la inspección de los muchachos de Nicolás Leoz, ya era un hecho que si Boca pasaba de fase iba tener que jugar las series siguientes en otro estadio. Y así fue. Tras volver a ganarle 2-1 al Cruzeiro en el Mineirao, hubo que sufrir empates 2-2 con Atlas en Vélez por los cuartos y Fluminense en Racing por semifinales.
Y viendo lo accesible que estaba esa Copa, se hace muy difícil no darle la razón al visionario de Albert Einstein.

25 comentarios:

  1. Por ese imbécil que tiró el cubito perdimos la copa 2008... Boca estaba jugando muy bien, venía levantando el rendimiento partido a partido, y no tengo dudas de que jugando en la Bombonera contra el Flu marchábamos derechito a la final...

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué pasó al final con el boludazo que tiró el cubito? ¿Dónde está enterrado?

    ResponderEliminar
  3. Se mudó, al palco de arriba.-

    ResponderEliminar
  4. creo que lo más facil sería echarle la culpa al imbecil que tiró el cubito que decir que boca perdió la copa por su muy mala actuación. después de las hazañas de brasil y mexico. los errores de migliore, la falta de punteria o efectividad de la dupla pa-pa (que seguimos sufriendo hasta ahora?), la falta de compromiso de roman (después de haberla ganado el solo el año anterior)y el horrible tecnico que teníamos del cual todavía hoy estamos padeciendo las consecuencias hicieron que boca quedase afuera de una copa tan accesible com la del 2004

    ResponderEliminar
  5. migliore se olvido las manos, y en las finales del apertura garcia nunca las tuvo puestas

    ResponderEliminar
  6. ¡Ah bue! ¿Falta de compromiso de Román? ¿Falta de puntería de la dupla Pa-Pa que aún seguimos padeciendo (y Palacio no está, así que te referirás a Palermo)? Germán ¿sos acaso al clásico hincha D.M. (Después de Macri)? Riquelme jugó muy bien en la Libertadores del año pasado -de hecho le hizo los dos goles al Palmeiras en el partido en el que Migliore se olvidó las manos- y Palermo la clavó bastante seguido (el que se perdió goles a morir fue Rodrigo, al que igual no criticaría ni en pedo). No sé qué Copa viste, la verdad. Y aunque no nos quedamos afuera por el tarado del cubito, decir que Riquelme, Palacio y Palermo fueron culpables de que quedáramos afuera me parece de un nivel de desagradecimiento pocas veces visto. Que el técnico era un desdastre te lo tomo. Que Caranta arrugó de lo lindo y le dejo el muerto a Migliore, compro. Que tuvimos los mismos problemas defensivos que tenemos ahora, también (por eso nos empatan Atlas y Palmerias de local, nos hace tres goles Colo Colo en La Bombonera y nos clava tres Atlas de visitante). Pero decir lo de Pa-Pa y Román... Beto

    ResponderEliminar
  7. Los únicos pelotudos en esta historia fueron el que tiró el cubito, y el imbécil de Migliore.

    Como dice Juan, esa copa era extremadamente ganable. Con un arquero mediocre en lugar del que teníamos, la hubiéramos ganado.

    ResponderEliminar
  8. 100% culpa del tecnico.... migliore ah demostado ser buen arquero (jugando para yacin y los sin libertadores) pero notablemente, y como a muchos le pasa, el escudito de boca en el pecho... no es para cualquiera... y menos bajo los 3 palos...

    ResponderEliminar
  9. Ojo, que no se pierda de vista que pese el 2-2 en el Cilindro, Boca se puso 1-0 arriba en el Maracana y lo tenia mas que controlado el partido...

    ResponderEliminar
  10. Creo que es un tema que da para bastante, y justo hoy tengo muy poco tiempo. Primer punto: ¿a cuántos equipos le cayeron tan duro por un incidente aislado? Solamente a Boca, contra Chivas. El partido podría haber seguido tranquilamente, recordemos la agresión al juez de línea (un tipo que entró a la cancha) en la semifinal de 2001 en Parque Antarctica, por no mencionar alguna grave emboscada de cierto equipo argentino a una hinchada chilena o un micro boliviano molido a piedrazos en la autopista a La Plata.

    Respecto de las responsabilidades futbolísticas, creo que es muy simplista caer en el arquero (que por cierto tuvo su culpa). Para ganar la Copa no solamente hay que tener jogo bonito. Hay que hacer goles y (fun-da-men-tal-men-te) no recibirlos. Y Boca falló en este último punto, aún teniendo en cuenta el cambio de localía.

    A Fluminense lo paseamos, sí. Pero cuando pusieron a Dodó (que no era el sargento) nos dieron dos cachetazos y a la lona. Cuando tuvimos que aguantar ese partido, no lo supimos hacer. Y ya habíamos gastado varias balas para dar vuelta serias que nos habíamos complicado nosotros mismos.

    Igualmente, no comparto que la Copa fuera tan accesible. Todos los rivales que tuvimos de octavos en adelante eran buenos equipos. Y los dos finalistas eran bien coperos. Para mi la de 2007 fue mucho más sencilla, más allá de que la ganamos en muy buena forma, especialmente en la final.

    ResponderEliminar
  11. Para mí el gran problema del Boca 2008-2009 es siempre el mismo: defiende como el orto. No tiene un arquero confiable -porque Caranta en 2008 fue muy flojo y el Pato viene para atrás-, no tiene un 2 confiable, los laterales están muy lejos de su nivel... Pero por sobre todo, más allá de lo individual, es táctico: Boca se para muy mal defensivamente, cuando lo contraatacan siempre está parado como el orto, retrocede mal, no sabe ocupar los espacios. Ese es el gran problema. Beto

    ResponderEliminar
  12. En la copa 2008 se apostó demasiado al milagro de ganar la serie pese a ir con poca (o ninguna) ventaja en la ida. Asi fuimos a Cruzeiro con un exiguo 2-1, a Atlas y Flu con un 2-2. Nos fue bien en el Mineirao (primera victoria por Libertadores de un argentino ante el Cruzeiro), excelente en México, pero, y a pesar de estar 1-0, caimos 1-3 en Rio. Alguna vez iba a pasar. Boca no supo imponerse de local, la salida de la Bombonera fue un hecho clave, pero de todos modos es imperdonable no haber al menos ganado por un gol. Lo bueno era sentir que ningun mal resultado en la ida era definitivo, esto pasa con el Boca post-2000 y esperemos que no se corte. Pero a cualquier equipo normal, no sacar una ventaja de local es directamente terminar afuera.

    Volviendo al cubito, nunca se supo nada porque acá nunca pasa nada. Y tampoco pasa nada cuando hay incidentes en otros estadios. Boca paga, el resto no.

    Guille.

    ResponderEliminar
  13. En 2009, la semi Estudiantes Nacional en el estadio de La Plata fue un escandalo. Corridas, heridos, robos de banderas... pero dale que va.

    ResponderEliminar
  14. Recuerdo que ese día fui al palco de prensa por primera vez en mi vida sin siquiera ser peridista jaja. También recuerdo que los bailamos, Battaglia fue un pulpo, y el resultado terminó siendo injusto.
    La suspención fue justa, nos pasó por boludos. Después tuvimos que ir a la cancha de Vélez en un partido horrible (tanto que metimos un gol en contra y otro de Cáceres) y luego la noche de frío extremo que vivimos en cancha de Racing, el día que Migliore no llevó las manos.
    Creo yo que la perdimos notrosos esa copa. En La Boca no hubiera sido lo mismo, fue una pena muy grande.

    ResponderEliminar
  15. nunca criticaría a palacio. es más para mi boca no lo tendría que haber vendido pero digo lo q vi. boca lo tenia controlado y en racing mereció ganar pero la realidad fue otra. no estariamos hablando de esto. y puede ser q sea un chico DM (después de macri, depeche mode)o como querias llamarlo(tengo 21)pero los partidos se ganan con quien hace más goles.no es "desagradecimiento", los años pasan para todos y boca está antes que los nombres propios

    ResponderEliminar
  16. muchachos decir que migliore tuvo la culpa es un poco enterrarlo vivo. no se olviden la MALA LECHE que tuvo boca en la vuelta, cagando a pelotazos al flu en todo el partido, el gol increible en contra del negro, la pelota hace una comba horrible . el brasilero que mete el tiro libre era la primera vez uqe pateaba uno, y todavia no puedo creer la pelota que le sacan en la linea a ledesma
    ese semestre boca jugaba lindo y datolo estaba en un nivel muy alto

    ResponderEliminar
  17. Es verdad que jugabamos no bien, muy bien para lo que se ve. Pero...... Bobadilla, Migliore en esa copa, y casi...casi...Garcia
    el año pasado no demostraron buen nivel para acompañar al buen equipo. Por muchiiiiiisimo
    menos que eso se fueron por ejemplo Medrán y
    Wilfredo Caballero (arquero de seleccion)

    ResponderEliminar
  18. Quedo muy pegado Migliore porque una semi se gana a veces por un gol. Y ese empate fue un tirito increible. Si Boca iba al Maracana con el 2-1, no hay forma de probarlo, pero se daba otro partido, en el que los cariocas deberian haber salido a atacar y no lo que pasó. Boca yendo a buscar el aprtido y los locales aguantando y vacunando en contras. Puras hipotesis...

    ResponderEliminar
  19. Germán, esa cantinela de que "Boca está antes que cualquier nombre" es muy relativa. es un aforismo barato que se lo discuto a cualquiera. Porque Boca si no hubiera ganado todo lo que ganó a lo largo de su historia, sería Platense o si querés algún otro con más gente pero sin historia. Fundamentalmente, Boca es lo que es gracias a los títulos que ganó. Y los títulos los ganaron los jugadores. Entonces a los jugadores que te dieron todo, se los respeta. Como antes se respetó a Cherro, a Lazzati y a Varallo, como después se respetó a Rattín, Rojitas y Marzolini, al Chapa, el Loco y el Heber, hoy se respeta a Palermo, Román, Sebas y el Negro. Y si tenés 21, está claro que no viste a tu equipo comerse 9 contra el Barsa o con los números pintados con marcador. Hay que tener memoria -para eso sirve un blog como este- y ser más agradecidos.
    Juan, no te olvides que empezamos ganando contra el Flu allá. Y nos lo dieron vuelta. Ese equipo jugaba muy bien del medio para arriba, pero defendía como el orto. Y jugaba muy bien justamente porque Román (3 goles), Dátolo (2 goles), Palermo (6 goles) y Palacio (5 goles) estaban en gran nivel, al contrario de lo que dice Germán. Abrazo. Beto

    ResponderEliminar
  20. No estoy muy de acuerdo en que "Boca es lo que es gracias a los titulos". Me parece que Boca se diferencia de los otros justamente en eso. En que es el mas grande por su hinchada. Si encima mete titulos locales e internacionales es el mosntruo inimatable en el que se convirtio del 98 a la fecha.

    ResponderEliminar
  21. Coincido totalmente con Juan Imborrable. Boca está más allá de los números. No es lo que es por los títulos que tiene sino por algo que no se explica y que tiene que ver con su mística y con su gente y, claro, con mucho jugadores que dejaron marcado a fuego su paso por la institución, aunque no hayan ganado tantos títulos.

    ResponderEliminar
  22. Muchachos: Boca no es lo que es sólo por sus títulos. Pero tampoco lo es solo por su mística o su hinchada. Realmente prefiero evitar ese tipo de planteos porque me hace acordar demasiado a Racing, que termina autocelebrando a su hinchada de tanta falta de títulos y jugadores como la gente. Boca es lo que es por todo: hinchada, mística, títulos, jugadores, pero por sobre todas las cosas, por una manera de sentir el fútbol que nos diferencia del resto y que es la que le reclamamos a nuestros jugadores. Pero, justamente al fútbol lo hacen los jugadores, cuando uno va a la cancha, va a ver a esos jugadores, y creo que a aquellos que nos dieron tantas cosas y que supieron interpretar el sentimiento del hincha, hay que respetarlos. Hay que saber bancarse si tienen un mal año, o si ya están viejos. Si no, para mí, caemos en el exitismo barato de los pecho helados de Núñez. Es cierto lo de que Boca está sobre cualquier nombre, en tanto y en cuanto vos no podés rifar el club por un jugador, o bancarte veleidades de estrella por sobre los intereses del club. Ahí estamos de acuerdo. Pero los tipos que consideran que los jugadores son robotitos descartables, que se intercambian como figuritas apenas tienen una mala temporada me parecen lamentables. A los tipos que te dieron gloria hay que respetarlos. Será el técnico el que los saque si ve que ya no pueden más. Será la comisión directiva la que no les renueve el contrato si entiende que su ciclo terminó. Pero el hincha, justamente en razón del sentimiento, tiene que tener otra actitud. Por lo menos, así lo veo yo. Beto.

    ResponderEliminar
  23. Qué tema dificil! Explicar por qué Boca es Boca no es sencillo. Se podrían tirar algunas hipotesis: el origen popular, la identificación con el barrio, los lazos con los hijos de inmigrantes italianos (los más expresivos y gritones sin dudas) y esa mezcla fue un coctel explosivo. Y llegó la gira por Europa en 1925 que le dio masividad, y los títulos fueron agigantando el mito. Pero si de todas maneras el "fenómeno Boca" no se extinguió en los años de sequía significa que la grandeza no es exclusiva a los campeonatos ganados. Los títulos dan prestigio, la grandeza se construye de otra manera, con la historia como aliada. De todas formas, si no hubieramos ganado nunca un torneo, no seríamos tan grandes y creo que tendríamos algunos hinchas menos (el existismo es innegable. También es innegable que hay tipos que se hacen hinchas de Flandria, Riestra o Cambaceres y nunca ganaron nada).
    Otra cosa que es cierta es que los años de sequía fueron posteriores a años de gloria. O sea que siempre había un respaldo a nivel campeonatos obtenidos anteriormente. No sabemos que hubiera pasado si Boca no hubiera ganado nunca nada.

    ResponderEliminar
  24. Una vez más coincido en cada palabra con Beto...

    ResponderEliminar
  25. Boca es lo que es, sencillamente porque somos un equipo, un club o un barrio distinto a todo lo demas. No hacemos amistades, lo bancamos al equipo en las buenas y en las malas, somos mas de la mitad mas uno (corroborado en la ultima encuesta a nivel pais), dejamos a la seleccion nacional en un segundo plano, somos la envidia (por distintos motivos) de muchos otros clubes, y tenemos hinchas y filiales en todo el mundo, mas que cualquier otra institucion del pais. La suma de todo esto, hace que el hincha de Boca, se sienta distinto a todo lo demas, y si no, basta con escuchar la letra del tema " Ay che bostero", creado por nuestros pobres primos recien descendidos, en donde se refleja toda la impotencia y la admiracion (?) de NO HABER nacido con la azulyoro en la piel. Graciasmos un equipo, un club o un barrio distinto a todo lo demas. No hacemos amistades, lo bancamos al equipo en las buenas y en las malas, somos mas de la mitad mas uno (corroborado en la ultima encuesta a nivel pais), dejamos a la seleccion nacional en un segundo plano, somos la envidia (por distintos motivos) de muchos otros clubes, y tenemos hinchas y filiales en todo el mundo, mas que cualquier otra institucion del pais. La suma de todo esto, hace que el hincha de Boca, se sienta distinto a todo lo demas, y si no, basta con escuchar la letra del tema " Ay che bostero", creado por nuestros pobres primos recien descendidos, en donde se refleja toda la impotencia y la admiracion (?) de NO HABER nacido con la azulyoro en la piel. Gracias

    ResponderEliminar