viernes, 20 de noviembre de 2009

Matías “Hiena” Arce


Está probado que la vida, caprichosa, puede regalarle sus quince minutos de fama no sólo a un Claudio Benetti. Le puede tocar a cualquiera, incluido obviamente Matías Sebastián Arce.
Enganche habilidoso de muy buen manejo que surgió de las inferiores en el año 2000 aprovechando la enorme cabida que tenían los juveniles en los ciclos de Carlos Bianchi como técnico.
Debutó oficialmente el domingo 21 de mayo cuando por el Clausura un mix de suplentes le ganó con mucha autoridad 2-0 a Central en La Boca. Esa tarde-noche quedó en el recuerdo no sólo por el debut del Araña sino por una enorme tensión en la Bombonera a escasas 72 horas del tremendo choque con River que se venía por la revancha de los cuartos de final de la Libertadores.
En ese segundo semestre tuvo algo de continuidad en las formaciones suplentes que encararon la Copa Mercosur. Incluso le hizo un gol a Corinthians en el Pacaembú en un empate 2-2.
Sin embargo, retomando el inicio, la vida le tenía guardado “su” momento. Fue el 17 de diciembre cuando le hizo el gol a Estudiantes en el arco de Casa Amarilla para que Boca gane 1-0 en la Bombonera y se corone campeón del Apertura. Si bien jugó sólo unos veinte minutos (ingresó en el entretiempo por el mellizo Gustavo y al rato Bianchi lo sacó para meter a Burdisso) la Hiena se iba con toda la gloria a cuestas.
Ya en 2001 jugó algunos ratos en el arranque del Clausura pero luego fue perdiendo lugar proporcionalmente con la dimensión de las lagunas que mostraba en cada partido que le tocaba entrar. Eso, más un Riquelme a pleno como titular y cierta blandura en su juego lo fueron haciendo a un costado. Para hablar mal y pronto, se lo notaba un poco verde para ser el enganche de Boca.
En total dejó la estadística de 16 partidos oficiales, 4 goles y una carrera que siguió de lo más variada: Belgrano de Córdoba, Gimnasia de La Plata, Argentinos Juniors, Godoy Cruz, Aragua FC de Venezuela, Platense, el Alajuelense de Costa Rica y el regional San Nicolo de Italia.

4 comentarios:

  1. No le decian la hiena??

    me acuerdo q en la penultima fecha del clausura 2000 con Boca ya campeón de América le clavó sus dos primeros goles en Primera a Belgrano, en un 5 a 1.

    ResponderEliminar
  2. Tenes razón JR, era la Hiena.... sino recuerdo mal, Fantino queria imponer como apodo LA AEAÑA...

    ResponderEliminar
  3. Esta en Peru y descendio con el Bolognesi Fc
    pecho frio mal

    ResponderEliminar
  4. Un caso casi idéntico al de Benetti. Importantísimos los dos. En el primer caso, para volver a ganar un campeonato de después de 11 años. Y en el de Arce, porque se logró el tri en un año y encima el mano a mano final en el Apertura 2000 fue contra las gallinas. Y no nos olvidemos de la gran mano que nos dio el también inolvidable Derlis Soto.

    ResponderEliminar