viernes, 9 de julio de 2010

Festejos Imborrables (XXXII)


Flaco Schiavi, Villarreal, Nico Burdisso y la tribuna de Socios de Casa Amarilla viniéndose abajo frente a River. Semifinal de Copa Libertadores 2004.

10 comentarios:

  1. Un 10 de junio imborrable!
    Ganar la Copa ese año parecía tan fácil...

    Ave

    ResponderEliminar
  2. Qué lindo aquella noche!
    Y en la foto el "mal tipo" parece que se estuviese tapando la cara del miedo, ja.

    ResponderEliminar
  3. Hola aguante boca,muy buen blog,pasense por el mio
    http://sobre-boca.blogspot.com/

    saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Y despues Carlitos festejando en el Monumental, aleteando de felicidad. Realmente imborrable.

    ResponderEliminar
  5. Si Ave... parecia tan facil... pero perder la final con el Once Caldas ya no importaba tanto... haber sacado a las gallinas otra vez de una copa, y de la forma q se la saco ya era mas q sufuciente alegria

    ResponderEliminar
  6. como disfruté ese gol pero más aun la piña de guillermo a macaya jr.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo con Kiwi. Además, la Copa la veníamos ganando seguido. Esa vez no importó tanto. La final fue el partido anterior con RiBer.

    ResponderEliminar
  8. Ustedes deben ser marcianos si no les importó perder la final con el Caldas, porque yo todavía la tengo atragantada, y las gallinas bien que se desquitaron cargándonos cuando perdimos, los eliminamos, todo bien y fue sublime, silenciamos 50.000 plumíferos maricas, pero no ganamos la copa, de que me hablan ??? ustedes deben ser de la estratósfera.

    ResponderEliminar
  9. no es que no haya dolido perder esa final. Pero eliminar a River de esa manera sirvió para que ante los intentos d ecargada uno pudiera parar en seco a las gallinas. Me acuerdo al otro dia entrar al laburo y cuando un pillo me dejó sobre el escritorio un paquete de caldos knorr, yo le dejé mas tarde sobre el escritorio un pañal. Y se la tuvo que morfar.

    ResponderEliminar
  10. A mi también me quedó atragantada ese final, hasta quen en el 2007 tuve desquite en Porto Alegre. La herida que no cierra es el Tricampeonato de 2006. Si seguía Ribolzi como DT hasat fin de año, ese torneo lo ganábamos 5 fechas antes del final. Seba

    ResponderEliminar