lunes, 16 de agosto de 2010

Juan Manuel Cobián


Antes que cualquier jugador de fútbol sea considerado polifuncional habría que recomendarle dos cosas: una, que asimile conceptos tácticos para desempeñarse y conocer los secretos de diferentes puestos dentro del campo de juego. Y dos, tal vez la más importante (?), que mire un poquito la carrera de Juan Manuel Cobián.
Muchacho nacido en el conurbano bonarense en noviembre de 1975, y que tras un fugaz paso por las infantiles de Estudiantes de Buenos Aires, llegó a La Candela on edad de pre-novena para ponerse la azul y oro.
Su arribo a pura ilusión fue dejando bien en claro que llegaba un ocho de interesante ida y vuelta. Pero al comenzar su derrotero en las inferiores pasó a ser utilizado inmediatamente como volante central.
Hasta que su camada llegó a las manos de Raffo como entrenador. Y el Coqui lo puso de cuatro. Y aunque es verdad que el Tano Novello más tarde lo usaría como tres, la zona derecha de la defensa quedó definida como su lugar en el mundo. Pero su sueño, evidentemente, era otro: “...me gusta jugar de cinco. Porque de chico siempre lo hacía. Me gusta tener la pelota y creo que tengo la capacidad de hacer jugar bien al equipo. Quizás no me me luzco tanto en la cancha. Pero me gusta lograr que mis compañeros jueguen bien...”.
Allá por mayo de 1993, en la quinta división, llegó a destacarse al ser nombrado capitán y hasta fue bautizado “capitán de la ilusión”, por encabezar una camada de pibes que prometía y mucho. ¿Quiénes eran? Luppino, Huici, Silvio Rivero, Dotta y Gustavo Aranda, entre otras joyas de la cantera.
Pero en los ratos libres seguía tirando fichines a ver si se salía con la suya: “...le pego bastante bien a la pelota, me gusta estar en contacto con ella. Soy un jugador de marca, pero cuando me suelto en ataque sé bastante y tengo capacidad para definir así que puedo jugar arriba y hacer goles. También me encantan los tiros libres, queiro patear siempre...”. Viendo como venía la mano, hasta Morfú y Cañete, los arqueros de ese equipo, deben haber vivido momentos de intranquilidad en la lucha por el puesto de guardameta.
Así despacito y en silencio, llegamos como por arte de Maggia al 14 de enero de 1997, primer partido de Bambino Veira al frente de Boca. Y esa jornada, llevada a cabo en el Morumbí para enfrentar al San Pablo en el marco de una copa amistosa llamada Clubes Hermanos, fue el escenario que vio a nuestro homenajeado correr sus únicos 5 minutos en la primera de Boca.
Ingresó por Néstor Lorenzo a los 85 y al toque del segundo gol de San Pablo. Así que vio en vivo y en directo y desde adentro de la estancia, el descuento esperanzador de Pedro González y el mazazo definitorio de Serginho para la derrota 1-3 final.
Pese al estreno, no tendría la mínima chance de ganarse un lugar en ese plantel y siguió carrera inmediatamente en Huracán de Corrientes. Lo que vendría despues es como mínimo raro. Un paso por el fútbol inglés en el Sheffield Weds, Charlton Athletic y Swindown Town. Hubo en el medio un toco y me voy en el Aberdeen de Escocia y más tarde una chance en España con la camiseta del Linares en la segunda B. Pero un buen día pegó la vuelta y se fue muy cerquita de sus orígenes en el Pincha de Caseros. A Almagro, el rival de toda la vida, para ser más exactos.
Para cerrar un dato para investigar (?). Hace cuestión de meses, días antes del Mundial de Sudáfrica 2010, se filtró que un tal Juan Cobián fue el empresario encargado de finiquitar el penoso USA Tour, donde el Boca de Pompei cayó en sus tres presentaciones.

11 comentarios:

  1. Silvio Rivero... no era uno que hizo debutar Bilardo en los torneos de verano de 1996?

    ResponderEliminar
  2. Hasta donde sé el empresario de marras era él. Y creo que el padre era dirigente del club en la época de Alegre y no sé si no era político de algún partido del Gran Buenos Aires.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El padre de Cobián era un conocido quinielero de la zona, que compitió en la interna contra Hugo Curto en 1988 y perdió. Siempre estuvieron ligados al mundo Boca.

      Eliminar
    2. estas equivocado el tio es el de la quiniela.

      Eliminar
    3. Juan fue el mejor jugador tambien de futbol 5 q jugue y vi en mi vida mejor q hugo maradona q era un groso en babyfutbol

      Eliminar
  3. elsiniestrodelazurda17 de agosto de 2010, 1:39

    este mundo es injusto ...BARBA te lo llevaste a kurt y dejaste a juan...y si ..en este mundo es mas facil usar la calculadora que pensar...y si lo tuyo lleva un mensaje...matate,nadie lo entiende o se hace el gil....porca vida en este mundo hipocrita
    aguante boca

    ResponderEliminar
  4. ES ÉL!! El mismo que ahora organiza giras!! También estuvo involucrado con la de Oceanía. El padre ES dirigente de Boca e es concejal en 3 de Febrero y los veo siempre en la platea, a él y los hermanos baldoseros que tiene, Mariano y Fernando.

    ResponderEliminar
  5. Juan Cobian es el Director de Futbol Internacional de Boca y hace un gran trabajo dejando bien parado al club. Es Cobian, no Cobain como Kurt. Papa, ex politico. Creo que no siguiò.
    Hermanos Mariano ex Almagro tambien, y Fernando, actual Defensores. Los 3 pasaron por Almagro, pero corazon pincha.
    Yo soy de Caserooooos, y al Pincha lo quieroooooooo.

    ResponderEliminar
  6. Tiene un curro grande en el interior del pais con maquinas traga moneda... y es dueño de un havanna en devoto creo, en su paso por europa, le fue muy bien parece, es un genio, cuando sea grande quiero ser como el !! Grosso!!!

    ResponderEliminar
  7. Como hablan boludeses!!!!
    A la gente hay que categorizarla por lo que tiene adentro y toda pero toda la flia Cobian es EXCELENTE DE NATURALEZA
    Antes de criticar hay que mirar para adentro
    El Cuky de Caseros

    ResponderEliminar
  8. En defensa de un 4 polifuncional:
    El padre (Juan Manuel Cobián Sr.) era un excelente quinielero. Me ha esperado incluso 15 (quince) minutos para comprar mi raspadita y cargar la sube. Siempre canta los numeros con fervor (27!!!! Los pelados!!!!, 14!!! La gallinaaa!) e incluso me aconseja cada vez que juego al quini.
    Ahora si, pasando a la leyenda, se puede decir que su paso por boca se vio ofuscada por la presencia de otro carrilero emergente: El mismisimo Hugo "negro" Ibarra. Al final, le gano la pulseada a Juan, por lo que se tuvo que retirar a Hurac{an de Tres Arroyos para alcanzar el extasis de su carrera futbolistica al ver la redonda cruzar para obtener el descuento. Si bien su carrera fue corta e imprecisa, tan intensa como poco apropiada para el futbol que hoy en dia vemos, Juan demosotro con su desempeño y su actitud ser polifuncional en mas de un sentido: dentro y... TAMBIEN FUERA DEL ESTADIO... gran tipo...
    Aguante boquita y polifunciojuan cobian.
    canu y malo

    ResponderEliminar