lunes, 14 de marzo de 2011

Una insuficiencia cardíaca le impide al Búfalo Funes jugar en Boca

Desde el momento en que Juan Gilberto Funes pisó la Bombonera para enfrentar a Banfield en un partido entrenamiento previo al inicio del Apertura 90, muchos hinchas de Boca compraron la ilusión y soñaron a rolete (?) con verlo llevarse todo por delante con la azul y oro puesta. Ni hablar si encima durante ese amistoso con el Taladro, triunfo 3-0 en día laborable por la tarde, con pecheras azules y bastante gente en la Bombonera, el palo derecho del arco de Casa Amarilla quedó temblando un rato largo luego de un fierrazo del Búfalo. 
Los entrenamientos de un Funes cada vez más afilado siguieron a la orden del día y si a eso le sumamos un Boca que iba a arrancar el campeonato metiendo cuatro triunfos en cuatro fechas, la expectativa creada por el inminente y esperado debut del Búfalo se tornó imparable. Un debut que lamentablemente jamás llegó a ocurrir ya que su pase, luego de semanas de idas y vueltas, terminó por deshacerse.
La noticia cayó como una bomba a mediados de septiembre de 1990 tras una revisación médica que detectó un problema en su corazón y lo obligaba a abandonar la práctica del fútbol. Así de una. Un mazazo inesperado para el mundo Boca así que ni queremos imaginar lo que habrá sido para el mismísimo Funes. Una segunda revisación dejó una puerta abierta aunque también descartaba la práctica de alta competencia. A todo esto, aunque suene increíble la FIFA se mandó por su cuenta y lo habilitó para que pueda jugar en Boca. Cosa que aparte de ser una imprudencia mayúscula, le habrá dado algo de esperanza a Funes.
Pero tal vez viendo como venía la mano, el Búfalo se comunicó con el mismísimo Dr. René Favaloro el miércoles 26 de septiembre por la noche y le solicitó una revisación y principalmente un diagnóstico. Favaloro acordó una fecha lo más rápido posible, pero las cartas estaban echadas. El jueves 27 se septiembre los hechos hablarían por sí solos.
A primera hora de la mañana un dirigente de Boca, Carlos Granero, pasó a buscar a Funes por la habitacion 206 del Hotel Elevage y juntos fueron al Hospital Italiano. Allí se reunieron con los doctores Motta, Gallo y Olivieri y de repente la pregunta brutal de uno de los médicos dejó a todos en silencio: “...Señor Funes, tengo que ser frontal. ¿Usted qué prefiere, el fútbol o la vida?.... Game over para el Búfalo. Para colmo cuando salió del hospital, cientos de hinchas lo cruzaron en la calle pidiéndole que apure su debut con la camiseta de Boca tras la derrota en el superclásico del 23 de septiembre.
Funes llegó a su casa y casi de inmediato armó los bolsos y se fue a San Luis con su familia. Le levantó una capillita al santo El Milagro (foto) pero su carrera estaba definitivamente terminada y así lo hizo saber en ese momento tan duro que le deparó el destino: “...tengo la ilusión que mi mujer me despierte una mañana y me diga que todo fue una pesadilla. Los médicos me dijeron que tengo que parar sí o sí. No hay posibilidad de que me muera en una cancha, pero sí de adelantar los síntomas de la enfermedad... por ejemplo, la semana pasada cuando terminé de entrenar me agarró un dolor en el pecho...”.
El caso Funes tomó estado público y los detalles fueron más que contundentes. Como por ejemplo que su corazón pesaba 800 gramos, cuando el corazón de un deportista pesa aproximadamente 225 gramos. Concretamente su enfermedad era una insuficiencia aórtica que ocasionaba que la válvula de su corazón se abriera bien para permitir la salida de la sangre, pero que se cerrara a medias, con lo que la sangre en vez de repartirse por todo el cuerpo volvía al corazón.
La catarsis del Búfalo siguió hasta donde pudo: “...con esto que me dijeron, ya soy un ex jugador. ¿Quién va a firmar un contrato haciéndose responsable de lo que pudiera pasarme? Estoy destrozado. Lo que me da más pena es no haber jugado en Boca. Hace quince días cuando crucé la Bombonera para ir a ver el partido con Chaco For Ever desde atrás del banco de suplentes, se vino la cancha abajo. Se me cayeron las medias. No sé. Se me ocurrió aunque sea hacer un partido despedida y jugar un rato para Boca. En una de esas hasta puedo conseguir que venga Diego...”.
De golpe y porrazo, su futuro como futbolista quedaba trunco y trató de hacer un balance de esos dos meses y pico en los que se sintió jugador de Boca: “...lo que más me molestó fue cuando Alegre interrumpió la conversación y comenzó a dar el resultado de los exámenes como si fuera el veredicto de un juicio. Y además dijo que si Funes decidía seguir jugando, lo podía hacer en cualquier club menos en Boca...”. Pero también habló de las buenas: “...el momento más emocionnate fue la semana antes del partido con River que perdimos 2-0. Giunta se me acercó con lagrimas en los ojos y me dijo “¿justo a vos te tiene que pasar esto? ¿justo a vos que sos un fenómeno?” La verdad me voy mal, con muchos amigos pero mal, porque se me va una pasión...”.
Funes finalmente abandonó el fútbol con 27 años y terminó falleciendo el 11 de enero de 1992 de un ataque cardíaco.

32 comentarios:

  1. Una pena. Pese a su pasado gallináceo, siempre pensé que Funes la podía romper en Boca.

    Ave

    ResponderEliminar
  2. Yo estaba muy ilusionado con la llegada del Búfalo. Con mi viejo eramos fanáticos de él, aunque jugara para los putos esos. Y ese fanatismo tenía su origen en un golazo que le hizo a Independiente, arrancando casi en mitad de cancha y llevándose a la rastra a media defensa del Rojo. El paraguayo Rogelio Delgado quiso salir a marcarlo y se tuvo que correr y seguirlo de costado porque de lo contrario hubiera sido pisoteado en forma inmisericorde. Y cuando el Búfalo se adentró un poco en el área sacó un misil impresionante. Terrible.

    Y tuvo que ser un bostero el que les diera la primera Libertadores a las putas.

    ResponderEliminar
  3. Tristísimo, pobre Fúnes.. me acuerdo de ese momento siendo un chico de 12 años. Viendolo ahora a la distancia es peor todavía.
    Gran Post.

    ResponderEliminar
  4. Me acuerdo exactamente qué estaba haciendo cuando escuché por radio que había muerto. Pobre Funes. Un gran jugador que no tengo dudas hubiera sido ídolo en Boca. No solo era bostero, también era un gran tipo. Manteca

    ResponderEliminar
  5. Me quedo duro, justo falleció el día de mi cumpleaños.

    ResponderEliminar
  6. Una pena enorme lo del "búfalo". Lo disfruté como hincha en mi equipo mendocino (Gimnasia y Esgrima) y siempre soñé verlo con la de Boca. Creo que hubiera sido ídolo en el club. Recuerdo cuando jugando para Velez se llevó a la rastra a media defensa de Boca para concretar un gol. Fuerza y técnica. Un delantero excepcional.Un gran dolor su muerte tan prematura.

    ResponderEliminar
  7. El Maldito Jinete15 de marzo de 2011, 9:14

    Gran post! Me había olvidado por completo los detalles como su presencia en los entrenamientos hasta tan empezado el apertura 90, o su ingreso a la cancha en el partido con Chaco en la Bombonera... Por aquellos años se hablaba mucho de como podía haber sido que Bilardo no lo llevara al Mundial 90 teniendo un nivel muy alto en Velez, y el rumor decía que el cuerpo medico de la seleccion ya sabían de esta afección cardíaca y por eso no fue convocado para el mundial de Italia... será cierto?

    ResponderEliminar
  8. Excelente nota!! Con lujos de detalles!!

    ResponderEliminar
  9. Un crack y bostero a full el Bufalo.
    Me acuerdo q con mi viejo fuimos al partido homenaje en cancha de Velez.
    Mariano

    ResponderEliminar
  10. Me acuerdo eso que dice Jorge, del partido contra Velez, se lo llevó puesto a Cucciuffo aquella vez.. ganabamos 3-0 y terminamos 3-3. Una de las desilusiones más grandes siendo chico. Bueno, tuvimos varias... pero no podía entender como te empatan un partido así. Maldito Demaro, que echó a la rata Rodríguez por subirse al alambrado!

    Y Funes me caía bien también pese a su gol que le valió una copa a River. Veo que a varios les pasa lo mismo y no entiendo. Deberíamos odiarlo pero no nos surge ese sentimiento y no creo que sea porque se murió ni porque quiso jugar en Boca. Creo que me caía bien de antes de que se hable de su llegada a Boca. Curioso, no?

    ResponderEliminar
  11. Los goles de Funes sirvieron para que River ganara la final de la Libertadores.

    En Boca no pudo hacer nada.

    Lo curioso es que dejó de jugar, e igualmente falleció, en menos de un año y medio.

    ResponderEliminar
  12. Tremendo recuerdo. Pobre muchacho, por favor. Hay cosas en la nota que sabía o recordaba; otras que no. Qué desgracia...

    ResponderEliminar
  13. Hablando de ese infausto 3-3, la tapa de la "Boca, un Sentimiento" posterior a ese partido merecería una nota: la foto del bombero de Demaro sobre fondo negro y el título "¡Buscado!". El tipo hizo juicio y terminaron retractándose en alguna página interior. Voy a ver si la escaneo y la paso por el foro.

    ResponderEliminar
  14. Guille, me pasa lo mismo que a vos con Funes. No lo odié nunca, ni estando en River. que curioso.
    Pensé que era porque éramos chicos y no existía en nuestros sentimientos la palabra odio, pero quizás, al Beto Alonso si lo odiaba... (otro que no odié fué al uruguayo Alzamendi).

    ResponderEliminar
  15. para mi el era gallina,igual siempre lo respete xque parecia buenazo,pero para mi era plumifero,es lo mismo cuando el bolita melgar paso a ser gallina y declaro PASAR DE BOCA A RIVER ES FABULOSO, pero el bolita cuando se retiro seguia viniendo a vernos,en fin..solo el sabra la verdad d que hincha era,una lastima porque es una historia triste.

    ResponderEliminar
  16. Qué lástima su muerte,no sabia que era bostero,son las cosas del destino que no dejan cumplir sueños,qué no hubiera hecho con la azul y oro,GRANDE BUFFALO!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Se me olvidaba mencionar que vino a mi pais (El Salvador) con las gallinas,lo que jugo y su polenta marcaron la diferencia,solo queria hacer ese comentario,esto fue en el año ´87.

    ResponderEliminar
  18. Otra vez Alegre haciendo de las suyas. Pedazo de ladrón.

    ResponderEliminar
  19. 1,2,3...y ahora salta Guyo a las puteadas

    ResponderEliminar
  20. el bùfalo un fenomeno, queria jugar en Boca a toda costa, hasta esa tienen las gallinas, el tipo que les diò la tan ansiada Copa se moria por jugar en Boca, y los periodistas lo siguen tapando, bufalo no pudiste jugar en Boca pero recuerdo el partido por la semifinal de Copa contra Independiente, cuando gambeteaste a Islas y en vz de definir la traste al palo a proposito para que Rive no pase a la final.

    ResponderEliminar
  21. PECA, A VOS TE PARECE Q UN IDIOTA, ANONIMO, QUE PUEDA LLEGAR A DECIR QUE DON ANTONIO ALEGRE ES LADRON MERECE UN INSULTO? LOS HECHOS HABLAN X SI SOLOS. ADEMAS Q TIENE Q VER CON UN LADRON ESTA HISTORIA? LOS Q PUDIMOS ALGUNA VER CONVERSAR CON EL POTRO FUNES SABEMOS, Y HAST< AHI NOMAS, COMO ERA LA COSA. EL YA SABIA MUY BIEN Q NO PODIA JUGAR MAS, DESP ASUMIO LOS RIESGOS. ASI LE FUE, UNA VERADERA LASTIMA. UN GRAN TIPO

    ResponderEliminar
  22. Y no estaría mal, Peca. Si no fuera por Antonio Alegre todo lo que quedaría de Boca serían estas historias.

    ResponderEliminar
  23. Estoy de acuerdo con ustedes, pero sabia que Guyo ba a saltar de una, es como un Deja Vu de Imborrable!!!Jaja

    ResponderEliminar
  24. YO, DESDE MI PARTICULAR PUNTO DE VISTA,.. SOSTENGO Q SI LOS LLAMADOS "HINCHAS" Y AUN PEOR SOCIOS DEL CABJ COMIENZAN INSULTAR Y/O MALTRATAR Y/O BURLARSE DE DETERMINADOS PERSONAJES DE LA HISTORIA RECIENTE A SABER (NO TIENE NADA Q VER EL ORDEN)
    RIQUELME
    PALERMO
    ALEGRE
    HELLER
    GATTI
    MOUZO
    MARADONA
    TENDIRAN Q IR A UN TRIBUNAL MARCIAL, EL CUAL MEDIANTE UN SHOCK ELECTRICO AL CEREBRO LOS CONFINE A SER SEGUIDORES DE INDEPTE. Y LOGICAMENTE LOS SOCIOS Y AUN PEOR ABONADOS, SE LES RETIRARA EL CARNET SIN LUGAR A RECLAMOS POSTERIORES, Y EL MISMO SUBASTADO ANTE ESCRIBANO PUBLICO, Y NO A QUIEN OFREZCA MAS SINO A QUIEN OFREZCA MENOS, COMO LOS CONCURSOS DE TV
    HE DICHO

    ResponderEliminar
  25. Fui a la cancha con mi viejo a ver el 3-3 del 90 con Velez. Era chico tenía 8 años, pero es de los partidos que mas recuerdo.
    Sin dudas además de los goles, las puteadas a Gareca y Ruggeri fueron inolvidables también. El técnico de Velez creo que era Basile y en el arco no recuerdo si estaba el Pato Fillol.
    Ariel

    ResponderEliminar
  26. grande el bufalo una gran persona y excelente jugador.

    ResponderEliminar
  27. Y estuvo donde otro azul,
    el azul de Millonarios (Colombia)

    ResponderEliminar
  28. Una pena, no me caia mal ni cuando jugaba en riber. Se preguntaron que hubiese pasado con batistuta(al menos en Boca) si el bufalo hubiese podido jugar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1-Navarro Montoya
      2-Simón
      3-Moya
      4-Abramovich
      5-Marangoni
      6-Marchesini
      7-Funes
      8-Giunta
      9-Batistuta
      10-Tapia
      11-Latorre

      Batistuta jugaría como 9, Funes sería el asistidor, Latorre jugando de puntero con Marangoni de 5 y Giunta de 8 y con Tapia de 10. Pero el búfalo le tapaba a Graciani quien se hubiera tenido que conformar usando el número 17.

      Eliminar
    2. habria sido un equipazo y encima si batistuta con funes explotaba su habilidad goleadora ese boca habria ganado muchos titulos y seguro esa libertadores del 91 no se nos escapaba

      Eliminar
  29. SU FORTALEZA, SU DOMINIO DE BALÓN, SU CAPACIDAD DE DEFINICIÓN, JUAN GILBERTO LO LLEVARÉ SIEMPRE EN MI MENTE. SU CARISMA FUE NOBLE CON MI PERSONA, SU SALUDO, SU AUTÓGRAFO, ESTO CUANDO ESTUVO DE PASO POR MI PAÍS COSTA RICA, UNA VERDADERA LÁSTIMA QUE UN JUGADOR DE TAN ALTA CALIDAD FALLECIESE TAN JOVEN. HOY 8 DE MARZO DEL 2013 ESTARÍA CUMPLIENDO SUS 50 AÑOS, DIOS LO TENGA EN SU GLORIA .

    ResponderEliminar
  30. GRANDE BUFALO,EL JUNTO A EL BETO VIVALDA ME HICIERON ENAMORAR NO SOLO DEL MILLOS BOGOTANO,SI NO TAMBIEN DEL FUTBOL,EN EL CLUB EMBAJADOR SIEMPRE SE LE EXTRAÑARA Y ADEMAS EL ORIGEN DE LAS DOS GRANDES BARRAS DE MILLOS..BLUE RAIN Y COMANDOS AZULES SE ORIGINO GRACIAS AL NACIMIENTO DE UNA BARRA QUE SE HIZO EN SU MEMORIA Y SE HIZO LLAMAR BARRA DEL BUFALO EN 1.992, OJALA ALGUN DIA LO PUEDA VOLVER A VER JUGAR.....TAL VEZ EN LA POPULAR DEL CIELO.

    ResponderEliminar