viernes, 15 de julio de 2011

Ojos bien cerrados (15)



21 de junio de 2000. Penal del Patrón Bermúdez contra Palmeiras en la final de Copa Libertadores en el Morumbí. Relatos de Mariano Closs.
.
Gracias a Julián Cejas

4 comentarios:

  1. Es un buen relato, a pesar de la calidad humana del relator. Por lo menos se nota que está genuinamente contento por el triunfo de Boca.

    ResponderEliminar
  2. En lo personal, un momento que esperé toda la vida. La Copa Libertadores siempre fue mi obsesión. Después vinieron muchas alegrías pero para mi esta es inigualable.

    ResponderEliminar
  3. El Maldito Jinete18 de julio de 2011, 8:58

    Recuerdo estar casi arrodillado frente a la tele de la cocina de la casa de mis viejos, con las lagrimas invadiendo mis ojos... se me hace un nudo en la garganta mientras hago memoria... Como dice Kava, vinieron muchas después, pero la ansiedad, el deseo, la espera, los nervios y la emoción de esta Copa hacen que sea inigualable...

    ResponderEliminar
  4. Yo soy uno de los que no entendía que estaba pasando, tenía miedo, estaba asustado, tenía ganas de gritar, era demasiado feliz, así es Boca. Feliz Día Imborrable, gracias por tanto.

    ResponderEliminar