jueves, 25 de octubre de 2012

Se corta la luz en la Bombonera dos veces durante el mismo partido

Para hablar técnicamente (?), sólo la primera vez fue un corte de luz. La segunda, una falla en el equipo electrógeno que dejó a la Bombonera nuevamente a oscuras con jugadores y terna chilena mirándose unos a otros sin saber qué hacer. Estamos hablando obviamente de los jugadores del Boca de Aimar y del Peñarol de Menotti.
Y no estamos hablando de un par de minutos. El primer corte de luz duró 21 minutos y el segundo, 26, lo que da un total de 47 minutos de apagón y espectáculo sin igual de la hinchada de Boca. Con encendedores prendidos y cantando “Dale Boca que no ha pasado nada...”, la espera se convirtió en una fiesta. Ah (?), a toda la demora sumémosle 15 minutos que fueron lo que se demoró el inicio del partido, ya que la cantidad de hinchas de Boca en las boleterías desbordó cualquier tipo de organización.  Quince minutos que sirvieron de caldo de cultivo para el sismográfico (?) recibimiento a Menotti, quien salió al campo de juego, se saludó con Graciani y caminó lentamente hacia el banco visitante mientras la Bombonera se le venía encima.
Igual, lo peor ocurrido durante los apagones fue el nivel de incertidumbre reinante. El árbitro Hernán Silva amagó un par de veces con irse al vestuario dando por suspendido el partido, mientras era parado por los jugadores de Boca y chiflado por toda la cancha. Si a eso le sumamos que por las radios hasta se hablaba de jugar al otro día a la mañana, queda claro que lo único que se sabía era que no se sabía si el partido seguía o no.
En lo futbolístico, este partido de vuelta por los cuartos de final de la Supercopa 1990, jugado el 21 de noviembre, resultó una enorme decepción. El triunfo 1 a 0 en Montevideo con gol de Giunta había disparado una ilusión gigante que esa noche chocó contra una pared.
Pero ni siquiera esa dura derrota final 0-2 pudo doblegar el ánimo de la gente que al domingo siguiente contra Mandiyú en la Bombonera recibió al equipo cantando “aunque ganes o pierdas” de Víctor Heredia.
Los once elegidos por Aimar esa noche fueron el Mono, Stafuzza, Simón, Hrabina de seis, Abramovich, Soñora, Giunta, Villarreal, Latorre, Graciani y Pico. Peñarol formó con Alvez, Blanco, Montero, Trasante, Rosa, Julio Rodríguez, C. Sánchez, Silvera, Adrián Paz, V. López y Barán.
Tras el partido Menotti la quiso ir de superado pero terminó poniendo excusas, como hizo siempre: “...hoy pusimos tranquilidad, en lugar de jugar solamente con voluntad como en el Centenario. Manejamos con calma el partido y el resultado llegó solo. Todos hablan de este Peñarol, lo desmenuzan, pero deben recordar que es un equipo joven, que hace sólo tres meses que estamos trabajando, de los cuales pasamos 20 días de gira. A estos chicos les cuesta jugar en el Centenario...”.

12 comentarios:

  1. Y el infeliz de Menotti no pudo ser campeón con Peñarol en Uruguay. Otro jalón en su enorme lista de fracasos de los ochenta para acá.

    ResponderEliminar
  2. ¿Paso algo entre Menotti y Boca?
    saludos

    ResponderEliminar
  3. En el partido de ida nos perdimos como 70 goles hechos.

    ResponderEliminar
  4. Vamos Imborrable, carajo!!!! Al margen de los festejos... nunca supe a qué o de qué jugaba Pico. Piquito. Era el Pochi Chávez de los 90s?

    ResponderEliminar
  5. Ese Peñarol de Menotti, después, perdió con Olimpia 6 a 0 en lo que fue la peor goleada en contra en su historia en partidos internacionales. Cuatro años más tarde, como entrenador de Boca, perdimos con Palmeiras 6 a 1 en la que fue también la peor goleada en contra de nuestra historia en torneos internacionales. Un fenómeno ese h. de p... Aparte, no nos olvidemos que cuando fue DT de la Selección nos maltrató demasiado y nos echó a todos los jugadores de Boca del seleccionado. Y nosotros lo contratamos ¡Dos veces! Con un plantel de lujo salió 14º y perdió contra RiBer los únicos dos superclásicos que Boca perdió en la Bombonera en la década del 90'. Como DT de Boca nunca le pudo ganar a RiBer y como DT de RiBer nunca le pudo ganar a Boca. Una cosa de locos... Eso sí, la culpa siempre era del referí, de la mala suerte o porque hacía mucho calor. La verdad, es para hacer un post con todas las peripecias de este gran bandido. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Increible la historia, que lindo aprender de estas cosas que como hincha joven de Boca aun no aprendi! Muchas gracias

    ResponderEliminar
  7. Y recordemos, se va en 1987 de Boca "por algún tema personal", a los pocos meses, es DT del Atlético de Madrid (donde también está poco y le va mal). En 1988... aparece como DT en River.

    Así y todo, uno de los errores más grandes de Alegre-Heller: volver a contratarlo en 1993 (encima, meses antes, cuando se había ido Tabarez también lo intentaron y toda la gente recontra puteó en la cancha. Recién pudieron a fin de año). Errores como éstos a Alegre le terminaron costando la elección del 95

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SIN DUDAS LA MENTIRA MAS GRANDE DEL FUTBOL ARGENTINO ESTE PERSONAJE...!!!!..antiBoca total...y lo contratamos 2 veces!!!!

      Eliminar
  8. Alto ladron este Menotti....el Caruso de los 70...vendehumo y perdedor nato...nos hizo comprar al Coya Gutierrez (QEPD) y a Cuciuffo (QEPD) en el 87 entongado con el representante de los dos..MENOTTI LA MENTIRA MAS GRANDE DEL FUTBOL ARGENTINO!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Ufff, recuerdo que tirabamos el achique para dejar adelantados a los 9 rivales...jajaja desesperados salían nuestros jugadores hacia adelante a suicidarse!!!! qué desastre por favor!!! me acuerdo que en las primeras fechas, pareciamos el barcelona...pero nos agarraban la mano a la quinta o sexta, y era un verdadero dolor de ojos ver a ese Boca!!!

    ResponderEliminar
  10. Actualicen la página, imborrable not dead

    ResponderEliminar