sábado, 17 de noviembre de 2012

El Vélez – Boca del Clausura ‘96





Después de las penurias vividas en la nefasta década de 1980, Boca había comenzado los noventas en buena forma con el no-título y la frustración de la final ante Newell’s, cierto protagonismo en la Libertadores y el campeonato de 1992 de la mano de Márcico, Giunta, el chino Tapia, Navarro Montoya y el Maestro Tabárez en el banco. Pero esa racha fugaz fue sólo un espejismo: en 1993 la interna de halcones y palomas hizo rodar la cabeza del Maestro y todo se hizo cuesta arriba.

Así fue como el hincha de Boca fue acumulando una desilusión atrás de otra, y luego de ganar las elecciones, el flamante presidente Mauricio Macri eligió a Carlos Salvador Bilardo como técnico para reemplazar al gran Silvio Marzolini, en un banco que a esta altura calculamos tenía temperaturas caribeñas (?).

Así es como llegamos al picante duelo que se iba a ver en el José Amalfitani por la fecha 13 del torneo Clausura 1996: mientras Vélez puntero cuando todavía no existían los floggers estaba disfrutando de las mieles del éxito y de lo que sería la mejor etapa de su historia de la mano de Carlos Bianchi como técnico, el Boca de Bilardo llegaba con una campaña un tanto irregular pero que le permitía soñar con el campeonato: estaba a dos puntos de la posición de privilegio. Y si a esto le sumamos los antecedentes inmediatos entre ambos equipos y el duelo de egos que prometía revancha entre los arqueros de ambos equipos (http://imborrableboca.blogspot.com.ar/2011/08/navarro-montoya-vs-chilavert.html), el combo resultaba explosivo. Sobre todo teniendo en cuenta que el encargado de impartir justicia en aquella contienda sería nada más y nada menos que el “Sheriff” Javier Castrilli.

Los once que alistó el Doctor Bilardo aquella noche fueron: Navarro Montoya; Gamboa, Fabbri y Mac Allister; el Pepe Basualdo, Fabián Carrizo, el Kily González y la Bruja Verón; Maradona; Caniggia y Scotto. La noche había arrancado espectacular: Boca jugando el mejor fútbol que se había visto en años y ganando 1 a 0 con gol de Caniggia y baile incluído, con el Diego manejando la orquesta. Todo era fiesta azul y oro hasta que apareció la mano dura de Castrilli para arruinarlo todo: primero, dando válido el gol del empate del “patito” Camps cuando la pelota claramente no había ingresado en su totalidad, luego un dudoso penal con roja a Fabbri incluída y la magia se hizo añicos: dos goles de Chilavert cerrada de orto mediante a Navarro Montoya y tres a uno. Como si esto no fuera poco, se generaron desmanes en la hinchada de Boca “que no se iba a comer semejante garrón” (Diego dixit) y partido momentáneamente suspendido. El desmadre se hizo completo con la expulsión a Maradona sin motivo aparente y que concluyó con una escena histórica en el fútbol argentino: Diego pidiéndole explicaciones a Castrilli y acusándolo de vigilante y de estar muerto (?) . Cartón lleno.

Aca esta el video famoso:

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=0C19MV81MEw

El segundo tiempo verdaderamente estuvo de más con Boca sintiendo la ausencia de dos jugadores –luego serían tres con la expulsión de Carrizo- y Vélez se aprovechó y pegó dos veces más para rubricar el 5 a 1 final.
De esta forma se terminaba el sueño del campeonato para el Boca de Bilardo y la única alegría vendría semanas más tarde con un Caniggia inspiradísimo y a los besos con Maradona, cuándo no, contra River en la Bombonera. Pero esa, esa es otra historia.



15 comentarios:

  1. Fue uno de los robos más descarados que recuerdo. Mi padre es árbitro. Mi tío es árbitro. Con ambos tengo agarradas tremendas cuando se nombra a Castrilli. Mi viejo es bostero. Mi tío es gallina. Ambos se ponen del lado de Castrilli. Yo siempre creí q Castrilli hacía lo que hacía con un solo objetivo: hacerse un nombre que le permitiera hoy, hacer lo que hace. Vive de la política, de arriba, de su buen (mal habido) nombre... Castrilli creció gracias a perjudicar a Boca. El antibosterismo se lo celebró porque "por fin cagan a los bosteros", como si no nos hubieran cagado tantísimas veces... pero Castrilli lo hizo peor, en forma alevosa. Recordemos que eran los 90s y TyC era el house organ del club del ascenso, y que en la presidencia estaba el innombrable. Todo cierra. Nos arruinaron un campeonato que, pese a la ineptitud intelectual del Dr. Bilardo (que estaría más cómodo vendiendo la solidaria antes que ocupando los puestos que ocupó) se podría haber ganado bien.

    ResponderEliminar
  2. Estaba en la cancha.
    Platea Alta.
    A los 2 minutos, amarilla a F. Carrizo. una falta comun. La cancha estaba muy rapida porque habia llovido algunos dias previos. Le dije a mi viejo " el miedo mio, es el referee". Boca era una maquina, Diego a espaldas de Gomez y Bassedas, un festival.
    Pero, aparecio en escena el protagonista. Hizo todo mal.
    Pero lo que no entiendo es como arbitros lo toman como referente. Asi no se dirige, y asi no se puede jugar al futbol. Esto es roce y con este tipo, al 2do roce, te vas.
    En las grandes ligas, los arbitros no existen y donde "mejor se juega" el referee es un poste. Entonces, este desagradable, que lo unico q hacia era cobrar lo que pasaba y lo que no, cobraba fricciones y condicionaba a todos, a los jugadores y al publico.
    Un ser nefasto, que se hizo una imagen ridicula, engominado, que NO LLEGO A A NADA EN EL ARBITRAJE, y que, en el mundo, es mala palabra. Solo lo quieren los boludos de Lanus y de Huracan

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo cuando dirigió un Palmeiras-Corinthians. Un quilombo. Echó a 3 creo. No sé como no lo mataron. Un escándalo nacional. Lo premiaron con dirigir en Francia 98. Seba

    ResponderEliminar
  4. Un arbitraje en favor de Boca como el de esa noche ayudando a revivir a Vélez que estaba KO le hubiera costado la carrera al Sheriff porque los medios hubieran investigado hasta determinar que Castrilli era tatara nieto de algún Farenga. Lo mismo pasa con el arbitro de mañana. Con Pitana ganamos dos partidos de 17. En caso contrario ya hubieran publicado su carnet de socio.
    Un primer tiempo lujoso de Boca, con Diego en un nivel bien maradoniano, imparable. Una lástima. Recuerdo también que MM salió a protestar y Grondona lo paró en seco y lo mandó a la cucha.
    Jorge Comas

    ResponderEliminar
  5. Todavía al recordar este partido me agarra una bronca infernal contra el nefasto JC y también sobre todos los que lo promocionaban y defendían sus indefendibles sanciones en sus programas de radio y Tv: Araujo, Neustad y varios mas. Ese día nos robaron alevosamente, estabamos jugando un excelente primer tiempo, pasando por encima a Velez y este tipo nos jodió alevosamente.

    ResponderEliminar
  6. MM salio a protestar en Futbol de Primera, y Grondola le dijo "tenes 6 meses de futbol, pibe" y se comio los mocos MM

    ResponderEliminar
  7. Que Grondona le llame pibe a Macri te da una idea de la jerarquía del fútbol...

    ResponderEliminar
  8. Cada vez que jugamos con estos, me acuerdo de aquel partido: uno de los robos más escandalosos que he visto en el fútbol. Muy bueno el post

    ResponderEliminar
  9. Me acuerdo de este partido, y de que mi abuelo me decía: ¿Ves? ¿Para eso sos de Boca? ¿Viste la vergüenza que pasaron?, yo con 8 años tenía ganas de decirle: Abuelo, porque no te callás, vos sos de Independiente, ¿No te das cuenta que nos robaron? ¡Castrilli y la puta que te parió!

    ResponderEliminar
  10. Este debe ser el recuerdo que representa a toda la decada nefasta de los 90 para mi. Inolvidable la bronca que sentí, y que vuelve a agarrarme al leer este buen post. Castrilli era impresentable, que equipazo teniamos cuando leemos los nombres, aunque fue una decepcion tras otra. Castrilli, Chilavert, Maradona sacado, el alambrado donde estaba la 12 ausente....que día de mierda. Ojala mañana los bajemos.

    ResponderEliminar
  11. Como diría Chilavert, aparte otra cosa: el unico capaz de NO sacar campeon a ese Boca era Bilardo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo... no era el único. ¡¡Agregalo a Menotti, sin dudar!! Y a su chirolita Angel Cappa. El fútbol que le gusta a la gente... de los otros cuadros.

      Eliminar
  12. El partido brasilero dirigido por Castrilli al que hace referencia el anónimo fue un Corinthians-Portuguesa del 98:

    https://www.youtube.com/watch?v=9V1sbO857qY

    ResponderEliminar
  13. Estuve en la cancha esa noche y la verdad que no se armó flor de quilombo dentro de la cancha porque el diego y los jugadores referentes de Boca pararon la bronca de la hinchada de Boca...ya habian roto el alambrado y estaban dispuestos a meterse dentro del campo de juego. Al final los convencieron, pero a la salida rompieron todo, autos incediados, un desastre fue la pelea con la federal.

    ResponderEliminar
  14. Para completar, el gol en contra de Gamboa, y creo que tambien lo echaron al colorado Mac allister. Lo unico de velez fue el gol de Flores cuando ya estaba todo recontra dicho, el resto se lo dejo servido Castrilli y el maraca que estaba de linea esa noche. Lastima que ya no se actualiza tanto este blog, habiendo tanto de lo que se puede hablar aun del mundo boca.

    ResponderEliminar