jueves, 1 de enero de 2009

Fabio Talarico


Así como hay personas que inexplicablemente se ganan el quini o se llevan un auto de algún sorteo multitudinario. Así de esa forma, cayó parado Fabio Mario Talarico en Boca.
Estamos de acuerdo que en todo rubro de la vida hay que tener una cuota de azar, pero en este caso en particular, el destino fue más que generoso con el hábil mediocampista.
Volante ofensivo y zurdo que desembarcó en el xeneize a mdiados de 1993. Debutó oficialmente el 12 de junio por la última fecha del Clausura. Fue una nublada tarde en la Ciudadela tucumana cuando el Profesor Habegger lo mandó a la cancha reemplazando a Gustavo Neffa faltando unos quince minutos para terminar el partido. Fue victoria final 2-1 frente a San Martín de Tucumán que, de esa manera, se despedía de la “A” y volvía a yugarla en el Ascenso.
Tras el Clausura, tuvo la chance de jugar un rato en la fantasmal Copa Centenario. Así fue como completó los noventa minutos en el 0-0 frente a River en la Bombonera el 3 de julio. Y ya por la ronda de perdedores, entró faltando dos minutos para aguantar el 1-0 frente a Vélez en cancha de Ferro. Ese ingreso por un agotado Beto Márcico fue, al mismo tiempo, su despedida de Boca. Así que si las cuentas no nos fallan, estuvo algo así como 110 minutos en cancha. Y adiós Talarico. Fue perdiendo lugar pero, según unas declaraciones que hizo a la revista El Gráfico, se ve que no se hizo mucho problema: "...tengo todo muy claro. Sé que la prioridad la tienen otros muchachos. Por eso no me hago drama y sigo entrenando sin problemas...".
Su carrera, que había visto la luz nada menos que en River, siguió en Unión y tras su casi imperceptible paso por Boca, continuó según nos contaron en el Cannes de Francia.
Se retiró muy joven y pudo vérselo laburando en la tele como periodista deportivo.

8 comentarios:

  1. Valía la pena recordar que Fabio Talarico fue de los pocos jugadores que jugó en 2 de los 3 equipos grandes de la Argentina, ya que jugó también en River, pero nunca llegó a Independiente.
    El muchacho tenía un representante hábil, parece.

    ResponderEliminar
  2. La verdad que si. Y muchísima suerte. Como mediocampista es un excelente periodista deportivo...

    ResponderEliminar
  3. No era mal jugador. Era un 10 algo livianito, pero bueno. Cuentan por la epoca, se dice, que existia una extraña clausula que decia que si Tallarico alcanzaba determinada cantidad de partidos en la 1ra de Boca, el xeneixe tenia que comprarle el pase, y esto equivalia a una pequeña fortuna para la epoca. Por lo tanto engalanaba los partidos de reserva con soberbias actuaciones y en 1era nunca lo ponia.

    Slds

    ResponderEliminar
  4. Todavía no sé como hizo para jugar en River y en Boca, por lo poco que demostró en 1º División.
    Me acuerdo de cuando jugó en River en la época de Merlo, porque después Passarella lo borró.
    Era uno de los tantos volantes creativos con buena técnica, pero pecho frío y discontinuo.
    Recuerdo que le hizo goles a San Lorenzo, Racing y Vélez en el torneo 89/90.

    ResponderEliminar
  5. Yo siempre fui habitué de la Reserva y realmente su juego no me rompía los ojos. Es cierto que tenía y tengo una gran animosidad contra todos esos plumíferos.

    ResponderEliminar
  6. fabio mario talarico un crack jugo donde quiso y cuando quiso se dio el lujo de jugar en river en cannes y en boca cuando se hincho las pelotas dejo el futbol cuantos quisieran ser como el ah y las putas que cogio mamma mia

    ResponderEliminar
  7. talarico si habras cogido minas con tu amigo sergio ,el de los smoking que jugadores se bajaron medio buenos aires ,jugastes en los dos equipos mas grandes de argentina river y boca y cuando te aburistes largaste todo un fenomeno eran el duo dinamico fabio y sergio

    ResponderEliminar
  8. Viva Talarico, se cogió a todas. Es un vivo bárbaro. Ídolo de Boca y de River.

    ResponderEliminar