sábado, 20 de diciembre de 2008

Juan Manuel "Pelado" Sotelo


Si es verdad que en la vida hay que ser y parecer, ya arrancamos bastante jodidos para hablar del paso de Juan Manuel Sotelo por Boca. Porque si algo caraterizó a Sotelo fue que no daba ni a palos la imagen de un jugador de fútbol. Llamaba la atención más que nada su pelada, toda una rareza para la época. Sobre todo al compartir cancha con frondosas melenas como las de Gareca, Potro Domínguez o Randazzo, entre otros. Y, para qué negarlo, le agregaba bastantes años más a sus 26 con los que arribó al club.
Igualmente hay que aclarar que el problema de Sotelo no era su pelada. Ojalá. Delantero para jugar por las bandas, el tema pasaba principalmente en que era muy limitado con la pelota en los pies. Hay que reconocerle que compensaba sus carencias con mucha actitud, un gran sacrificio y mucho ida y vuelta que más de una vez le valió ganarse el puesto de volante en algunos 4-4-2 que plantaba Faraone.
Debutó oficialmente el 18 de julio de 1982 por la primera fecha del Metropolitano en el empate 1-1 con Central en el Gigante de Arroyito. Laburador a full, se las rebuscó para hacer algunos goles y errar otros increíbles. Como el cabezazo que desvío frente a Ñuls, sólo en el área chica de Casa Amarilla faltando poco para el final en un 0-0 por el Metro 82.
En total hizo 10 goles en 60 partidos oficiales jugados. No es mucho pero por lo menos dejó algo en el recuerdo de los hinchas. En especial algunos dobletes como contra Jorge Wilsterman de Bolivia por la Libertadores 82 o como contra Central en una derrota 2-4 en Rosario por el Metro 83 en medio de un polémico arbitraje.
Ya en ese 1983 comenzó a verse arrastrado por los quilombos que hacían de Boca una especie de Racing de hoy día, y alternó más actuaciones flojas que buenas. En 1984 jugó menos todavía. El 7 de octubre, en una derrota 1-2 contra Racing de Córdoba de visitante, jugó su último partido con la camiseta xeneize.
Su carrera fue bastante variada y algo extraña. Tras surgir en Ferro, pasó por Aldosivi de Mar del Plata, Real Murcia de España y el proyecto Loma Negra. Luego de quedar libre, cayó en Boca para luego ponerse las camisetas de Deportivo Español, Quilmes, Chaco For Ever y Colón de Santa Fe.

4 comentarios:

  1. boludeando una mañana en casa, haciendo estadisticas sobre la libertadores y el primero de esos dos contra el wilsterman fue el gol 100 de boca en la competencia. Lindo Dato

    ResponderEliminar
  2. tipico jugador sin nivel que pudo jugar en Boca solo por el desastre institucional que habia

    ResponderEliminar
  3. Nunca jugó en Aldosivi.
    Paso por Quilmes y Colon tambien.

    ResponderEliminar