sábado, 20 de diciembre de 2008

Julio César "Chicho" Gaona


Volante ofensivo que arribó al xeneize a mediados de 1989 junto con otros refuerzos para darle forma al Boca de Aimar. Debutó oficialmente el 27 de agosto por la segunda fecha de la temporada 1989/90 en la derrota 0-1 ante Deportivo Español en cancha del Globo. Y la verdad que Chicho completó noventa minutos bastante flojitos contra su ex equipo.
Estuvo en el club hasta mediados de 1991 y en esos casi dos años no pudo ganarse un lugar ni mostrar un nivel que le abra las puertas del once titular. Técnicamente no desentonaba, pero le faltó tal vez el fuego sagrado y el temple para pedir la pelota y hacerse cargo de los ataques de Boca. Casos como este hay a pilones. Para colmo fue un perseguido por las lesiones. De hecho, durante todo el año 1990 no pudo jugar ni un partido.
Ya en el Boca de Tabárez jugó menos aún. Tres ratos en la Libertadores y dos puñados de minutos en el Clausura fueron demasiado poco para mantenerlo vivo y con chances de pelear un puesto en el equipazo de Batistuta y Latorre. Pero ante la venta de los dos delanteros a la Fiorentina, Gaona tuvo su cuarto de hora en esa Liguilla. Le hizo un gol a Argentinos Juniors una mañana en cancha de Vélez por los cuartos de final y otro gol a Racing en la Bombonera por el partido de ida de las semifinales. Aunque erró su penal en la definición ante la Academia en el Cilindro, Boca pasó a la final y esos, fueron los dos últimos partidos de Chicho en el xeneize. Luego de las dos derrotas ante San Lorenzo se fue del club dejando la sensación de que verdaderamente no había tenido muchas oportunidades para mostrarse.
Si repasamos, en total fueron 16 partidos y 2 goles. Demasiado poco por más atenuantes que haya habido.
Su carrera incluyó a Platense, Deportivo Español, Unión y Belgrano de Córdoba en la Argentina. Y en el exterior, supo vestir las casacas de Independiente de Santa Fe en Colombia y Sportivo Luqueño en Paraguay.

7 comentarios:

  1. Juan o quien haya publicado este materia, unos detalles a corregir (humildemente) y un poco de info sobre este ex jugador. Es cierto que fue perseguido por las lesiones, pero fue operado varias veces y no fueron lo suficientemente profesionales en esa tarea, ya que el y otros tres jugadores no volvieron a jugar.
    En cuanto al temple y el fuego sagrado, no se si sabias que este muchacho tento a todos los clubes de Arg.(menos Independiente) en el tiempo que decidió ir a Boca Juniors. Jugaba demasiado bien... pero lesiones y conflictos personales lo acompañaron casi siempre en su carrera.

    ResponderEliminar
  2. El caso paradigmático de malapraxis futbolera es del de Claudio "Chacho" Cabrera, que tuvo más operaciones que Mirtha Legrand y todo, según dijo alguna vez, por un médico que se mandó una cagada en su primer paso por el quirófano.

    ResponderEliminar
  3. RECUERDO CUANDO EN EL PARTIDO Q LE GANAMOS ARIVER EN BOCA CON GOL DE CUCCIUFFO LE QUISO PEGAR A NO SE QUIEN PORQUE LO HABIA CARGADO CON EL FALLECMIENTO DE SU ESPOSA. ALGUN GALLINA HDP

    ResponderEliminar
  4. Es verdad, jugabas demasiado bien... y por culpa de las lesiones y conflictos personales no pudimos disfrutarte como jugador.
    Pero lo importante es que la vida siempre da revancha......
    Hoy sos uno de los responsables que San Martin de San Juan este liderando la tabla.

    ResponderEliminar
  5. Un jugador al que le tocó sufrir mucho en la vida, con la muerte de su esposa teniendo un hijo muy pequeño, el mismo que siempre posaba con el equipo y que está en todas las fotos del Boca del 89. Jugador de gran técnica al que las lesiones y otras cuestiones le imposibilitaron dar todo lo que podía...Siempre fue querido por el hincha. En el 92, cuando Español nos ganó en la Bombonera, la 12 lo aplaudió.

    ResponderEliminar
  6. Yo estaba convencido que Gaona llegó a Boca para la temporada 87/88 (con Cucciuffo, Villarreal, el Coya Gutiérrez) y se lesionó al toque.

    ResponderEliminar
  7. para mi fue un jugadorazo con mucha calidad demaciada......pero bueno las lesiones no lo ayudaron

    ResponderEliminar