domingo, 28 de diciembre de 2008

Richard Edunio Tavares


Zaguero central nacido en la República Oriental del Uruguay y surgido de la cantera de Wanderers de Montevideo, arribó al club a comienzos de 1988 para afrontar la segunda rueda del campeonato de Primera División 1987/88.
Debutó oficialmente el 23 de enero en el empate 0-0 frente a Estudiantes en 1 y 57. Esa noche, recibió la orden de Pastoriza para reemplazar a Quique Hrabina en el entretiempo.
Sus primeros partidos en Boca fueron como primer marcador central. Pero con la llegada de Juan Simón para la temporada 1988/89, Tavares pasó a ser el seis titular.
De buen cabezazo y duro en la marca, el uruguayo era bastante desordenado en sus salidas y era muy común varlo ir al bulto dejando libre su lugar. Al ser bastante alto no se destacaba por su velocidad, lo que lo exponía aun más cuando debía cruzar hacia los costados para cuidar las subidas de los marcadores de punta.
Todo esto hacía de Tavares un jugador que no era del todo confiable y a veces por querer arriegar demasiado perdía la pelota al intentar salir tirando alguna gambeta.
Pese a todo, jugó 66 partidos oficiales e hizo 3 goles, todos en la Bombonera. Al Mono atajando para Vélez, a Goyén en Argentinos y a Almeida de Olimpia de Paraguay. Y acá hacemos una parada obligatoria. Es imposible pasar por alto la épica noche del 12 de abril de 1989, cuando por los octavos de final de la Libertadores, Boca estuvo a un paso de conseguir una hazaña sin predentes.
Tras perder 0-2 en la ida y verse 0-2 y 2-3 en Brandsen 805, Boca hizo dos goles en los últimos tres minutos y con un 5-3 milagroso forzó a la definición por penales. Uno de esos goles decisivos fue de Richard Edunio Tavares al ir a buscar la heroica al área de Casa Amarilla. Pero así como contamos eso, también hay que contar que cuando erró su penal en las series de uno y uno, Boca quedó eliminado al caer por un 6-7 final.
Al finalizar la Liguilla, tras un triste 0-4 con San Lorenzo en cancha de Huracán por la final, partió al Monterrey de México para más tarde jugar en Quilmes, el Puebla y el Veracruz también de México. Previo a su paso por el xeneize, se lo pudo ver defendiendo los colores de All Boys, Racing de Córdoba y Deportivo Italiano.

3 comentarios:

  1. lo salva el nombre... pero un tomuer mas o menos

    ResponderEliminar
  2. Un gran jugador, que le tocó jugar en épocas de vacas flacas, pero no hay sido un paso negativo por el club

    ResponderEliminar
  3. QUISAS POCOS SEPAN QUE TAMBIEN JUGO EN EL BABY CON LOS COLORES DEL CLUB DEPORTIVO ARGIGAS DE LAS PIEDRAS CANELONES EN URUGUAY.. Y QUE FUE DESDE ESA EPOCA UN GRAN JUGADOR.. TENGO VARIOS RECUERDOS DE ESA EPOCA

    ResponderEliminar