martes, 17 de marzo de 2009

Zahui Lorenz


Muchos años antes de que Macri hiciera sapo con exóticas incorporaciones extranjeras, Boca quiso traer a un marfileño a jugar de 10 y ser el posible sucesor de un Maradona que ya tenía medio pie en el Barcelona.
A fines de 1981 Boca se fue de gira por Costa de Marfil y casi se trae flor de regalito.
Como Marzolini seguía internado en Buenos Aires por un problema cardíaco y Bongiovanni no viajó, el improvisado DT del equipo fue "Yiyo" Carniglia. Pero Carniglia no se limtó a su papel de técnico. Luego del cuadrangular y a través de José D'amico, un contacto argentino en África, inició velozmente las gestiones necesarias para que Zahui Lorenz, el hábil y movedizo enganche del Stade Abidján de Costa de Marfil, viniera a Boca a préstamo.
Por suerte los marfileños se cebaron y pidieron una pila de guita, así que la operación murió antes de nacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario