jueves, 16 de diciembre de 2010

Córdoba 4 - Boca 1

El jueves 28 de agosto de 1975, 24 horas después de despachar a los lusitanos, el estadio Municipal del Arcángel llenó sus 22.000 butacas (?) para la fecha final del triangular “Ciudad de Córdoba” en España. Trofeo que se entregaría a Boca en caso de ganar o empatar. 
Pero esa última jornada de una extensa gira por España, más el agravante de agarrar al local bien descansado y encima tener a Hernandorena en la valla, terminó en una paliza descomunal.
A los 20 Boca ya perdía por dos goles. Descontó Potente antes que termine el primer tiempo y todo hizo pensar en una remontada para la segunda parte. Pero nada más lejos. Bajo la batuta de Daniel Onega, el conjunto español redondeó un victoria final 4-1 que pudo haber tenido tres o cuatro goles más, errados en forma increíble.
El equipo de Boca que deambuló en el campo de juego puesto por el técnico Rogelio Domínguez fue Hernandorena que hace dos meses no jugaba un mísero partido, Pernía, Luis La Fuente, Mouzo, Tarantini, Chino Benítez, Trobbiani, Potente, Daniel García, Brizzola y Felman.
En la foto se saludan antes del partido el Tano Pernía y Daniel Onega, ex River quién a esa altura era eje de una polémica al asegurar que por “100 millones” aceptaría sin dramas la doble nacionalidad.
.
Gracias a Ale_Carro

3 comentarios:

  1. ¡¡ Che que informe de la puta padre !!
    ¡¡ Cada vez mejor!! ¡¡ Re importante y SUPER TRASCENDENTAL ESE PARTIDO !! ¡¡ Felicitaciones !! ¡¡ Que delantera inolvidable esa de Boca !! ¡¡ Todos titulares indiscutidos !!
    ¿Ahora quien fue el boludo al que se le ocurrió pensar que en realidad esa gira pedorra fue otra de las creaciones del "puma", solo para conseguir u$s frescos después del colapso del rodrigazo en Argentina y de paso también continuar desmantelando la verdadera delantera después de las ventas en años anteriores también de Guerini, Curioni y ahora también Ferrero?
    No nada que ver, el tema seguro para el "puma" era ganar esos torneítos veraniegos, por eso con esa super delantera pusimos toda la carne en el asador, y después además reemplazamos también toda la categoría perdida de Ferrero, trayéndolos seguro al Negro Ortiz o a René Housseman... ¿O fué a Simón González?

    ResponderEliminar
  2. Eso fue sarcasmo maestro ?
    Ariel

    ResponderEliminar