viernes, 22 de julio de 2011

El accidente del "Beto" Menéndez

Hace muy poquito tiempo el mundo futbolístico se conmovió por el accidente protagonizado por el futbolista del Nápoli, Hugo Campagnaro, en el cual perdieron la vida, su amigo y acompañante y dos personas más, ocupantes del otro vehículo que tomó parte del choque. Un poco mas atrás en el tiempo, fue el jugador Diego Buonanotte el involucrado en otra tragedia en la cual fallecieron los tres amigos que lo acompañaban mientras él resultó con solo algunos moretones.
Hace casi 44 años, en agosto de 1967, quien tuvo que padecer una tragedia de similares características, fue el jugador de Boca, Norberto “Beto” Menéndez. El talentoso volante de creación y cerebro futbolístico  del Boca de los años 60 se estrelló con su automóvil destrozándolo por completo. Menéndez resultó ileso, con solo algunos golpes menores, pero los dos amigos que en ese momento lo acompañaban no tuvieron esa suerte y ambos perdieron la vida. 
En un excelente y conmovedor reportaje realizado en Barracas, en el bar propiedad del suegro del jugador, aquel gran filósofo, escritor, poeta y maestro de periodistas, Osvaldo Ardizzone, reflejó en la nota publicada en la revista El Gráfico todo el dolor y el sufrimiento del “Beto”.
“...por qué no me habré amasijado yo también la otra noche… como voy a quedar yo solo ahora… por lo menos si estuviera en el hospital con una brazo roto, con las costillas fracturadas… por lo menos sufrir algo...”  fueron las palabras que reflejaron el momento que vivía el jugador. Refiriéndose a sus amigos manifestaba “...¿sabe qué amigos que eran?... de esos de fierro… con esos que nunca hay problemas de nada...”.
Hablando de esa noche trágica decía: “...pero mire como son las cosas… el de más edad me vino a buscar a mí para ir a cenar… y yo voy y le digo al otro porque… ¿cómo no le iba a decir que íbamos a cenar... ¡si es para mandar todo a la…”.
El “Beto” comentó que el “Pelado” Grillo estuvo toda la tarde con él, que “Cacho “ Silveyra lo llamó para contarle que Boca le ganó a Newells y que partían para Corrientes, que recibió el apoyo y la solidaridad de todo el plantel y de la dirigencia en pleno.
Finalizó la nota con estas palabras del gran periodista “...¡qué va hacer Beto… no le escape a la pena…quédese con ella hasta que se haga amiga suya…ya se va a acostumbrar a llevarla con usted… entonces ¡no va a doler tanto como ahora!.. Allí está Gabriel (su hijo) jugando…”.
.
Autor Jorge Joffrés

2 comentarios:

  1. Gran post de Jorge. Si lo comparamos con el tratamiento que recibió la desgracia de Buonanotte por parte del periodismo, es muy fácil detectar el lamentable declinar de esa profesión en nuestro país.

    ResponderEliminar
  2. y si... tambien me recuerda cuando murio el brasileño Bezerra y se salvó con lo justo Favret que iba con él...

    ResponderEliminar