sábado, 20 de junio de 2009

Guzmán incendiado por Veira frente a Deportivo Español


Cuando un hincha es testigo del momento en qué un técnico saca e incinera a un jugador, inmediatamente se da cuenta de que la carrera de ese tipo ya no será nunca más la misma. Y, sin importar quién tenga la razón, es normal que uno tienda a solidarizarse con el jugador y hacerle algún reproche al DT por semejante acto.
Pero es muy probable que en el caso que nos ocupa ahora, la enorme mayoría haya festejado la decisión del entrenador. Porque en esta vida, todo tiene un límite.
La tarde en cuestión fue la del 1 de junio de 1997. El Boca de Veira hacía rato que venía a los tumbos en el Clausura y en esa jornada recibía a Deportivo Español en la Bombonera. Con Sandro Guzmán bajo los tres palos. Guzmán, que un tiempo antes le había quitado el puesto a Abbondanzieri, venía más a los tumbos que ese Boca. Ya no daba seguridad ni a los defensores ni al técnico y mucho menos a la hinchada. Se había comido varios goles y quedó definitivamente en la mira la tarde-noche que Boca le ganaba a River 3-0 y terminó empatando.
Ese partido con Español empezó torcido desde el vamos. Antes de los cinco minutos, en una jugada confusa en el área de Boca, le patearon a Guzmán. El uno quiso embolsar pero la pelota le pegó en el pecho y dio un rebote larguísimo. Cuando Almirón puso el 0-1, los bombos de “La 12” pararon de sonar durante cinco segundos. Y eso, se sabe, es sinónimo de condena popular. A partir de ese momento, cada pelota que llegaba a Guzmán iba acompañada de silbidos al principio y aplausos irónicos cuando la agarraba. La historia estaba sentenciada. Pero faltaba la estocada final.
Cuando los equipos salieron al segundo tiempo, sorprendió ver a Pato Abbondanzieri yendo hacia el arco del Riachuelo. El Bambino había metido mano a fondo y rompió todos los códigos al reemplazar al arquero sin haber una lesión de por medio. Cuando tras la derrota 1-3 le preguntaron el por qué del cambio, inmortalizó una respuesta épica: “...a Guzmán lo saqué para protegerlo...”. Menos mal.

8 comentarios:

  1. Yo creo que lo protegió igual porque Guzmán se fue a la casa durante el entretiempo. Sino, de ahí esa tarde no salía

    ResponderEliminar
  2. Jaja, lo de Paco tiene sentido.

    La verdad no sé en qué joraca pensaban los dirigentes, en ir a buscar al suplente de Chilavert para que atajara en Boca.

    ResponderEliminar
  3. Imposible no recordar a este muchacho, drasticamente incinerado por Veira sin piedad, aunque seguramente lleno de razones. Poco tiempo despues de haber atajado en la primera de Boca, Sandro decidio poner punto final a su carrera de futbolista profesiona,l para dedicarse a la musica. Resulta aun mas imposible no recordarlo dando vueltas por la TV, humillado ante conductores llenos de maldad que lo alentaban a hacer el ridiculo, mientras aplaudian su performance y le preguntaban sobre su nueva cultura rastafari, en tono sarcastico. A Sandro no parecia afectarle nada de lo que decian estos giles porque, claro, el tipo habia atajado en la primera de Boca.
    Imborrable. Gracias por tanto archivo Juan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. q parto ver un tiro contra el arco de boca en esa epoca!!!... el pato era rebotero mal... y guzman la q no les rebotaban entraban directamente...

    ResponderEliminar
  5. Despues de Boca atajo en All Boys en la B Nacional, porque se puso de novio con la hija del Presidente (de apellido Brey). Aunque era un desastre, nadie lo sacaba el equipo, jejeje

    ResponderEliminar
  6. Antes de su paso por All Boys, estuvo en Deportivo Español para jugar el Apertura '97. El tema es que cuando llegó la camiseta 1 tenía como dueño a un jugador de campo: el también ex-Boca Silvio "Tweety" Carrario. ¿Qué hizo "Roberto Sánchez"? ¡Se quedó con la número 10!

    Antes del final de ese campeonato le metimos 4 en cancha de ellos (el día que Veira puso a Berti lesionado y le estropeó la rodilla -otra para un post) y fue el fin de su carrera en Primera A. Fue una tarde de las más calurosas que recuerde en una cancha de fútbol y el estadio España solamente tenía cuato o cinco baños químicos. Creo que ese día se batió el récord de venta de helados en una cancha de fútbol.

    ResponderEliminar
  7. La tarde que Palermo metio tres pepas. ¿Su primer hat trick?

    ResponderEliminar
  8. Guzmán declaró: "Del arco de Boca me sacan muerto". Y asi fue.

    Migliore dijo algo parecido y le pasó lo mismo. En definitiva, cuanto mas bocones menos futuro tienen.

    Lo de Palermo vs. Español fue efectivamente así, su primer hat trick (bah, tripleta).

    ResponderEliminar