viernes, 18 de septiembre de 2009

Roma 3 - Boca 1


El amistoso, pactado en 1999 cuando la Roma se aseguró el pase de Walter Samuel, recién se jugó el 7 de agosto de 2001. Y para ese entonces, los tanos eran los flamantes campeones del Calcio y chapeaban con un verdadero equipazo.
Boca cruzó el Atlántico siendo bicampeón de América y tomando ese partido con la tranquilidad de saber que era el único que iba a jugar en la pretemporada. Y con el bonus de embolsar de paso un palito verde. Este escenario, súper relajado, hacía imaginar algo así como un soltero contra casados. Pero no fue tan así.
Primero hay que aclarar que el estadio Olímpico de Roma, lleno hasta las manos, recibió con una estruendosa silbatina a Carlos Bianchi por su floja gestión años antes. Pero tras el recibimiento hostil de parte de los Ultras ubicados en el Codo Sur, lo que estaba preparado era una verdadera fiesta para que puedan festejar la vuelta olímpica tras 18 largos años.
El primer tiempo fue bastante parejo y con algunas chances para ambos. Pero un bombazo de Batistuta, picó, sorprendió al Pato y desniveló el marcador. Tras algunas entradas fuertes de Chicho Serna, el segundo tiempo se dio a pedir de Roma. Y hubo un segundo y tercer gol antes del descuento, casi sobre la hora, de Walter Gaitán.
En el medio de todo eso, hubo una jugada a los veinte del segundo tiempo que apagó la fiesta y armó un importante quilombo. Ante una salida con pelota dominada del defensor marfileño Saliou L’Assissi, Chipi Barijho fue a presionarlo desaforadamente, trastabilló y cayó en forma pesada sobre la pierna izquierda del africano. Enseguida hubo conciencia de la magnitud de la lesión: fractura de tibia y peroné para la nueva estrella de la Roma comprada a la Fiorentina en 10 millones de dólares.

En los sucesivos días dio tela para cortar la derrota 1-3, el partidazo de Rolando Schiavi, un tanteo de los romanos para llevarse al Flaco y, obviamente Antonio Barijho. Il Messaggero fue contundente: "La fiesta fue arruinada por la fractura de tibia y peroné de Lassissi, quien deberá estar parado 5 meses". La Gazzetta dello Sport prefirió ir por el lado de la ironía: "Roma, una fiesta fracturada".
Los micrófonos estaban abiertos para abordar siempre el mismo tema: Barijho. A la hora de hablar, Fabio Capello, técnico de la Roma, no anduvo con vueltas: "..fue una falta inútil, se podía haber evitado. El jugador se tiró de atrás...". El Bati fue un poco más subliminal: "...por ahí exageraron un poquito los chicos de Boca. Algunas patadas por ahí... no estoy queriendo decir que Barijho lo haya hecho intencionalmente, ojo. Lo único que digo es que esto era una fiesta y una pierna menos levantada hubiese sido mejor. De todas maneras, no hubo maldad. Pero se podía haber jugado un poquito más liviano, ¿no les parece?...". Y Carlos Bianchi, mostró toda su cintura: "...lo que me amargó un poquito la noche fue la lesión de L’Assisi. Me amarga porque yo digo siempre que los amistosos no me gustan. Una desgracia quiso que se empañara la noche. Antonio se tropezó, fue un accidente. Por lo menos desde donde lo veo yo me pareció un accidente. En todo caso, para tener una opinión más precisa, habría que verlo bien por TV...".
.
Gracias a Javier Romero por la colaboración

11 comentarios:

  1. Barijho después juró que lo llamó por teléfono al muchacho para disculparse, pagaría por escuchar esa conversación.

    ResponderEliminar
  2. Se vio claramente por tv que se tropezó Barijho.
    Otra cosa, que buen segundo semestre de 2001 de Gaitán, en este partido empezó a meterla, y todavía lamento que se haya lesionado justo antes del partido con el Bayern. Con él por derecha, Boca tenía mucho gol y se juntaba muy bien con Román.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo una duda, ¿Roma ya había sido campeón o iba a serlo en la 2001-2002? Porque tengo para mi que Batistuta debutaba ese día. Recuerdo que gritó demasiado ese gol para mi gusto.
    Y desde ya que lo banco a Barijho, je, je.

    ResponderEliminar
  4. EXCLUSIVO PARA PACO, LO QUE LE DIJO EL CHIPI
    POR TELEFONO A LASSISI :
    hOLA, tano ? scuchi, disculpa la caita tuiia
    riba di mio pata, io no faccere nada per
    partirtte, di casuuo no tennes niuna medala
    per regalarme ? como ? pppppperdon , ah, si,
    bue, tabie, ah sos de afri..bue,bue chao

    ResponderEliminar
  5. Roma había ganado la temporada 2000-2001. Ese día estrenaba su título y presentaba al plantel para la temporada 2001-2002 (Que Juventus le ganó al Inter increíblemente en la última fecha).
    Ese día Batistuta estrenaba el nº 20 en su casaca, debido a los 20 goles que había hecho en la temporada pasada (con el nº 18) que sirvieron para darle el título a la Roma.

    ResponderEliminar
  6. sabian q despues d ese partido,ese jugador lesionado ( sin intencion para mi,ya q el chipi siempre fue medio torpe en sus acciones)no volvio a jugar mas al futbol,y q como no se recupero bien d su lesion,le rescindieron el contrato y termino tirado en un hospital publico,y despues este jug le hizo juicio al club x abandono d persona?

    ResponderEliminar
  7. Ufff. que lindo recuerdo que debe guardar Lassissi del Chipi Barijho.

    ResponderEliminar
  8. En la wikipedia en ingles, sale la carrera de este tipo y figura como que jugo en varios clubes post-roma, de menor nivel que el de la roma, pero clubes al fin. Figura que jugo hasta AGOSTO DE 2008, y despues quedo libre.

    Pero en otras paginas dicen que despues de esta lesión , no volvio a jugar. Estaria bueno averiguar bien.

    PD: De yapa, averigue que es doctor...

    ResponderEliminar
  9. Habria que averiguar bien que pasó con este muchacho... Wikipedia no es muy confiable (he encontrado cada boludez publicada ahi). Me pongo en campaña (?)

    ResponderEliminar
  10. Me acuerdo de ese partido, me lo monte a batituta por festejar un gol que le hizo a "su boca" de esa manera. No me gusto para nada. Es mas ni lo tendria que haber festejado. A barijho lo banco a muerte, y se cayo solo en esa jugada

    ResponderEliminar
  11. no puede ser que no este el video de esa jugada por ningun lado !!!

    ResponderEliminar