jueves, 8 de octubre de 2009

Julio César Cáceres


Tras la salida del Cata Díaz, después de ganar la Libertadores 2007, Boca se quedó definitivamente sin un primer marcador central como la gente. La dupla central del Apertura y el Mundial de Clubes estaba integrada por Johnny Maidana y Gabriel Paletta, lo cual era garantía de huevos en la garganta para el hincha xeneize.
Lógicamente, sin Román y sin un dos decente, no se ganó nada. Pero el 2008 empezó con aires nuevos, volvió Román, llegó Ischia y llegó el tan añorado último hombre. Julio César Cáceres tenía pasado gallináceo nada menos, así que se lo miró con la lógica desconfianza. Sin embargo, tras debutar en un clásico, con victoria y murra al Burrito Ortega incluida, todos soñamos con que había nuevo caudillo del fondo. Al fin de cuentas, tampoco era delirante creer que un jugador paraguayo, marcador central por añadidura, con experiencia europea y de selección, tenía que aportar voz de mando, juego aéreo en las dos áreas, garra, aspereza en la marca, seguridad, firmeza…
Pero, se sabe, una golondrina no hace verano. Por eso, la desilusión tardó un suspiro en llegar. Tanto en el Clausura como en la Copa Libertadores, Cáceres empezó a mostrar un nivel desconcertante, y no precisamente por lo brillante. Es que pocas veces se ha visto un jugador, marcador central para empezar, y paraguayo, para peor, que no cabecee. Ni en el área ajena, ni en la propia. Para colmo, considerando que el número dos es el bastonero del fondo, el mutismo de JC era, como mínimo, preocupante. A eso se le sumaba cierta propensión a hacer goles… en su propio arco. Gol contra el Rojo para arrancar perdiendo, y un mes después gol ante el Atlas por la Copa, para abrir el 1-3 a favor del equipo mexicano. “Se tiene que adaptar”, tratábamos de convencernos. Pero la cosa no hacía sino empeorar con distracciones increíbles que nos costaban goles claves y, tal vez lo peor, con cierta displicencia para jugar, una suficiencia propia de un Baresi, claro que sin las condiciones del mítico libero milanés, que tenía nefastas consecuencias para el arco xeneize.
Como si todo eso fuera poco, el paraguayo, tan calladito él dentro del campo de juego, decidió abrir la boca para tirar una andanada de bombas justamente contra Juan Román Riquelme y antes del Superclásico del Apertura. En ese momento creo que todos los hinchas de Boca nos dimos cuenta que además de ser un pésimo jugador, no le llegaba el agua al tanque.
Por suerte para él, Román le recordó quién es quién en Boca y lo mandó a guardar. Se ve que también le tocó el orgullo, porque de allí al final del torneo se vio lo único bueno de Cáceres en Boca. Una vez conseguido el título y lograda la vuelta olímpica y cuando todo hacía pensar que ese era el verdadero nivel de Julio César Cáceres, nuestro estimado volvió a las andadas en 2009, cayendo en un pozo ciego del que ni siquiera lo ayudó a salir la banca a prueba de balas del Coco Basile y que se grafica inmejorablemente con el pase gol que le metió a Jara en el partido contra Godoy Cruz. Ese día fue consagratorio para el jugador del Tomba, y debió ser el último partido de Cáceres en Boca. El Coco lo bancó contra Estudiantes, pero otra actuación para el olvido le quitó el respaldo. Una sorpresiva –y sospechosa– lesión lo dejó afuera contra Vélez.
Esta historia ¿continuará?
.
Autor invitado: Beto

31 comentarios:

  1. Beto, las tenías todas anotadas las de Julito. Ojalá no haya que actualizar nunca mas este post.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ja ja ja! Es que realmente es de terror este muchacho. Usted lo ha dicho: ojalá este texto quede inmaculado. Beto

    ResponderEliminar
  3. Fue gloriosa la frase del Diego con respecto a la dupla central de este muchacho y Paletta: "Entre Cáceres y Paletta pasa mi viejo con pelota dominada y no lo tocan".

    ResponderEliminar
  4. Para mi necesita un tiempo.




    PD: es una broma, obviamente.

    ResponderEliminar
  5. Buenas,Cáceres está en la mira y eso también influye en el rendimiento,saludos!

    ResponderEliminar
  6. Angel, Schiavi vino a reemplazar a Bermudez y estaba en la mira, y la rompió... El Cata también estaba en la mira, y tambien la rompió... lo digo siempre: como pesa la camiseta de Boca... no es para CUALQUIERA...
    No por nada ya se habla de que a partir de enero cambia media defensa...

    ResponderEliminar
  7. Que se vaya ya... es el cáncer de nuestra defensa!!!

    ResponderEliminar
  8. El tipo es malo, es esa clase de jugadores que tiene chapa y no se sabe porque. Passarella lo pidió en River como si fuera el jugador que iba a hacer que ganara todo, pero el tipo no la veía, en un partido contra Libertad el uruguayo Lopez, el que ahora está en Velez, hizo con él lo que quiso, no lo vió en toda la noche. También Cáceres fue (gracias a Dios), el que le hizo el penal innecesario a Guillermo el día del 1 a 1 con dos jugadores menos. Porque lo trajeron después de todo eso es una buena pregunta, habrá que hacérsela a Ischia o vaya a saber a quien.
    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  9. Entre Cáceres y Paletta pasan todos los males de este año de Boca.

    ResponderEliminar
  10. Me parece que más Morel que Paletta. Yo a Paletta todavía lo quiero ver con un 2 como la gente cubriéndole las espaldas. Morel de 3 está jugando cada vez peor, aunque al menos tuvo varios momentos en los que jugó muy bien lo que le da bastante más chapa que a Cáceres cuya llegada a Boca, tal como dice Rafael, me parece inexplicable. Beto

    ResponderEliminar
  11. De acuerdo... pero quien juega de 2 ?? Sauro no me convence. Vieron el gol de Racing ayer ?

    ResponderEliminar
  12. Sauro es pibe, su inexperiencia puede justificar sus errores. Pero este muchacho no tiene justificación posible. Prefiero a Sauro toda la vida, si lo bancan todo lo que lo bancaron a Cáceres, la va a romper. Acordate de Burdisso, Matellán, el Vasco: a los pibes hay que bancarlos. Beto

    ResponderEliminar
  13. Perdón, sólo quiero remarcar que al Vasco nunca hubo que "bancarlo" porque nunca jugó asi de horrible. Cuando se fue a Central fue porque el impresentable de Bilardo no lo quería.

    ResponderEliminar
  14. Visito diariamente este fantástico blog sobre hechos increíbles (en su mayoría) que acontecieron en nuestro querido Boca Juniors.
    Sinceramente, y sin querer entrometerme en el laburo fenomenal que comúnmente realizan, quiero demostrar de cierto modo, mi inconformismo con ésta nota; sin ir mas lejos, y menos que menos "defender" a Cáceres, no le encuentro nada positivo el comentar sobre el nivel obtenido anterior y actualmente de dicho jugador sobre todo estando jugando aún en El Xeneize. Es decir, mas allá de lo justificado en cierto modo, los dichos sobre las condiciónes técnicas y futbolísticas del central guaraní, no creo conveniente caerle de esa forma, como dije anteriormente a alguien que sigue jugando para nuestro equipo, y encima sabiendo perfectamente que la performance en general de todo el plantel tuvo un semestre para el olvido. O sea, es como poner a cada jugador que estuvo y en la mayoría sigue estando en nuestra institución; y decir lo intrascendente de su juego... repito, caerían todos en la misma bolda, sin desmerecer a glorias como Román, Sebas, Martin, etc.
    Siempre respetando el trabajo sobre datos, fotos y demás, es mi humilde opinión.

    Chapita.-

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola Chapita! Te cuento, porque la nota la escribí yo, el criterio: el nivel de Cáceres desde que llegó fue muy pobre y -siendo que mostró ese nivel con tres técnicos distintos (Ischia, Alves y Basile)- no se puede argumentar que ese nivel sea responsabilidad del técnico de turno. Y es ese nivel muy bajo, justamente, el que genera un terrible descalabro defensivo siendo él el último hombre del equipo. Es cierto que otros jugadores han estado en un nivel de bajo a bajísimo (el Pato, el Negro, Morel), pero la diferencia entre ellos y Cáceres, es que ellos ya han demostrado su valía en infinita cantidad de torneos, con títulos y rendimientos determinantes, por lo que hay otro respeto y otra paciencia. Cáceres aparece aquí siendo aún jugador del club, porque su presencia en el club es de por sí inexplicable, y porque ha conseguido lo que pocos: ser titular inamovible aún jugando horrible y ser totalmente cuestionado por la hinchada aún habiendo salido campeón. Beto

    ResponderEliminar
  16. hay una historia interesante para ver que todo puede revertirse mientras el jugador este En actividad en BOCA. Roberto Mouzo, el jugador que mas veces vistio la azul y oro, en sus años desde el 71 hasta el 75 inclusive era de regular para abajo y se decia que el dt por esas epocas ya no lo aguantaba mas (rogelio dominguez). Asi se decia que Boca queria comprar a Hugo Pena de Arg.Jrs., Jorge Troncoso de Velez, Troncone de Platense, Gotfrit o Rezza de Gimnasia,Buzzo de Chacarita
    y todo marcador central que diera vuelta por ahi. Se retraso a Nicolau que era mediocampista
    para ese puesto. Miren como termino despues
    Mouzo siendo gran figura y super ganador desde el 76 en adelante y todos los demas que nombre
    mas arriba no le hicieron ni sombra en la historia del futbol. Solo Ricardo Rezza se destaco mas o menos

    ResponderEliminar
  17. Miguel, por favor. Roberto Mouzo fue, es y será un prócer de Boca y ya es una falta de respeto que se lo ponga en la misma oración que este MUERTO. La diferencia esencial es que Mouzo venía de las inferiores y era y es hincha fanático de Boca. Lo suyo era cuestión de confianza de parte de un técnico -Rogelio Domínguez- al que no le gustaba el estilo de Mouzo, y que quería hacer jogo bonito. Después vino el Toto y no tuvo la más mínima duda de quién tenía que jugar. ¿Pero a Cáceres cuánto tiempo más hay que esperarlo? Hace dos años que está en Boca y jugó decentemente apenas 9 o 10 partidos. Por seguir esperando a este muerto, se fueron Forlín y Roncaglia. ¿Vamos a tapar también a Muñoz y a Sauro para seguir esperándolo? Para mí, después de la que se mandó con Godoy Cruz le tendrían que haber dado los pasajes a Asunción, con vuelo de ida únicamente. Beto.

    ResponderEliminar
  18. Beto yo solo cuento lo que pasó y no tengo duda de la grandeza de Mouzo, pero te lo cuento con data y todo de los jugadores que querían taer
    para reemplazarlo. Lo de Forlín y Roncaglia
    asi también como Gago, Banega, Tevez y algún
    otro olvidado me parece terrible. Igual el
    paraguayo no es tan madera, está haciendo macanas, si lo rajan no lo voy a lamentar ehhh?

    ResponderEliminar
  19. Es simple muchachos, a Forlin, Roncaglia, Gago, Banegas y Tevez se los vendió porque convenia.
    Por Forlín y Roncaglia llegaron ofertas y por los demás no (salvo por Paleta), además había muchos centrales y le club necesitaba la plata. Lo de Gago era imposible de rechazar (y él se quería ir)... y lo de Banegas (!!!) me parece la estafa más grande de los últimos 20 años, un muerto que compraron los gallegos en no se cuantos millones de euros (negocio redondo)

    ResponderEliminar
  20. Dr. Anchorena Bergés16 de octubre de 2009, 1:02

    Desde el inicio lo vi a este muchacho Julio César Cánceres medio inseguro. Al principio me daba la impresión de que dudaba cuando se le escapaba un volante...yo pensaba que era por los nervios de lucir la azul y oro.
    Ahora ya está más canchero y no se le pianta ni una mueca... los delanteros rivales sí.

    ResponderEliminar
  21. No lo querrá Astrada para recomponer el nivel de riverguenza???

    ResponderEliminar
  22. UNA VERGUENZA EMAS REPERESENTA EL JUGADORQ NO LE INTERESA NADA, LOQ HIZO CON VELEZ FUE UNA VERGUENZA, PERO ENUMEREMOS
    1- GOL DE RIVER TIRO LIBRE GALLARDO: LA JUGADA PREVIA, ANTICIPA A IBARRA PEGADO A LA RAYA DE CAL, LA TIRA... PARA EL MEDIO !! LA AGARRA BUENANOTE, FOUL, GOL
    2- CON TUCUMAN, UN DESASTRE
    3- CON VELEZ, SE AGACHO Y DEJO SOLO AL DELANTERO, EN EL GOL DUERME HABILITA A TODOS
    4- CON LOS URUGUAYOS PARITDO DE IDA, HACE EL FOUL VUELVE CAMINANDO
    5. TIEN ERRORES EN LOS CIERRES, NO CABECEA, DESPEJA PARA EL MEDIO, ES SUFICIENTE SALE JUUGANDO CUANDO NO CORRESPONDE, NO ORDENA, FALLA EN LA AUTOMATIZACION DE LA DEFENSA, NO ACHICA, NO TIRA OFFSIDE EN PELOTA PARADA, NO TIENE VOZ DE MANDO
    UN DESASTRE
    ESPERO A LOS BOBOS Q LO REFUTEN LO Q DIGO COM OSIEMRPE, A VER DONDE JUGARON

    ResponderEliminar
  23. La magia continúa, cad adomingo juegs peor. Igual, algo que escuché es cierto: Tanto él como Paletta tienen que salir a los costados todo el tiempo para tapar a Ibarra y Monzón, y dejan su lugar desprotejido.

    ResponderEliminar
  24. Monzón es otro traidor. Si no quería jugar en Boca, no sé para qué lo trajeron de vuelta. Que se vuelve a España.

    ResponderEliminar
  25. Con que facilidad se usa la palabra traidor!

    ResponderEliminar
  26. ¿Monzón no quería jugar en Boca? ¿¿¿De qué estás hablando Willis??? Beto

    ResponderEliminar
  27. Chequeen bien las declaraciones de Monzón, previas a su pase al Betis y a su regreso. En todo momento queda claro que sólo utliza a Boca como una vidriera para pasar el fútbol europeo. Quizás traidor no se la palabra adecuada, pero a Boca no se lo usa. La camiseta hay que sentirla de verdad, no como vidriera o trampolín hacia equipos que a Boca no le llegan ni a los talones.

    ResponderEliminar
  28. Son pelotudeces. Monzón cobraba $1000 en Boca, si queremos taanto a nuestos pibes, no les paguemos millones al 10 que entrena aparte (si se dá el gusto de entrenar) y regalemos a los pibes.
    Yo jugaría gratis, es verdad, pero estos pibes tienen familias detrás, si pagáramos igual que un club de la B de España, no se irían los Monzón, Insúa y otros.

    ResponderEliminar
  29. El peor defensor de Boca de los Últimos 15 años.
    El gran error de Basile en bancarlo.
    Y sigue!!!
    Es INENTENDIBLE!

    ResponderEliminar
  30. NO SE FUE JAJAJAJAJ (RISA DIABOLICA)

    ResponderEliminar