martes, 2 de noviembre de 2010

El partido fantasma entre Boca y Universitario de Perú por la Libertadores 71

En 1971 el Boca comandado por Armando intentó por quinta vez sin éxito alcanzar la cima de América a través de la Copa Libertadores. Ya habíamos quedado en 1963 en la final contra el Santos de Pelé, en 1965 con la "mula" que nos metió Independiente, en 1966 en un triangular de semifinales con Independiente y River, y quedó también atravesada la eliminación de 1970 en cuartos contra River por un gol con la mano de Daniel Onega.
En nuestro grupo había tocado el subcampeón argentino Rosario Central y los peruanos Sporting Cristal y Universitario. Es bueno recordar que por esa época el presidente de la Confederación Sudamericana era el peruano Teófilo Salinas, un "experto" en los temas de competencias. Comenzamos derrotando a Rosario en la Boca y todo marchaba bien. Fuimos a Perú y caimos frente a Sporting Cristal en un partido olvidable. La segunda presentación en Perú fue calificada como robo: un empate frente a Universitario con jugadas a nuestro favor anuladas sospechosamente por los habituales árbitros localistas.
Para el regreso a Buenos Aires con la presión de ganar si o si, el clima no fue el mejor. El partido con Sporting Cristal fue suspendido por una impresionante batalla campal con casi los 22 jugadores expulsados. El tribunal de la CSF nos descalificó de la competencia antes de jugar los dos partidos restantes. El 25 de marzo era la fecha indicada para el partido Boca-Universitario y  el presidente de Boca Alberto J. Armando hizo cambiar a los jugadores en los vestuarios, encendió las luces del estadio y junto al escribano Jorge De Lorenzo, famoso en su época por su participación en el programa de TV Odol Pregunta, salieron al campo de juego y levantaron un acta haciendo constar que Boca se presentaba a jugar de cualquier manera. Todo un bleauf (?) innecesario porque ya no iba a haber marcha atrás.
El grupo tuvo ganador a Universitario que luego cayó en las semifinales. La frustración de Boca con la Copa tuvo así un nuevo capítulo, esta vez bastante más traumático. Eso sí, el cómico argentino Juan Carlos Altavista, en su recordado personaje Minguito Tinguitella, incorporó un nuevo latiguillo por años: cada vez que hablaba de comidas decía que todavía tenía para comer las empanadas que no pudo vender en Boca-Universitario.
.
Autor: Miguel Sarfson

13 comentarios:

  1. mira, no la tenía esa
    en serio armando hizo a todos los jugadores salir a la cancha? que limado jaja

    ResponderEliminar
  2. Un delirio... paero estuvo bien, la siguió hasta lo último.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno Miguel. Realmente no lo recordaba. Busqué en todos los ejemplares de "El gráfico" correspondientes a ese partido y a las emanas siguientes. No sale absolutamente nada, ni el mas misero recuadrito

    ResponderEliminar
  4. el de la foto derecha es el Peruano Teofilo Salinas presidente en esa época de la Confederación Sudamericana, el otro por las dudas para las nuevas generaciones es Alberto J. Armando

    ResponderEliminar
  5. Hay varios episodios oscuros en relacion a la participacion de boca en las libertadores de los 60, y en todas nos perjudicaron. Habra sido por que tenian problemas con Armando?

    ResponderEliminar
  6. Si bien fue una locura armar ese circo, demuestra como Armando se jugaba el todo x el todo x Boca.
    Los dirigentes de hoy en día no existen. Venden humo diciendo que van a sacar a River de su cancha y no lo hacen. Minimizan las ofensas de otras hinchadas a la de Boca. Un desastre.

    ResponderEliminar
  7. y agregaria el disparate que la cancha (?) de Independiente haya sido suspendida por 1 fecha y en la Copa 2008 nuestros dirigentes no se pusieron los pantalones en la Conmebol.

    ResponderEliminar
  8. Un caso similar que recuerdo fue el de Chile en las eliminatorias de Alemania '74, por la no presentación de la URSS en repudio al golpe que destituyó a Salvador Allende. En ese caso la pantomima incluyó un saque de medio y un gol frente al arco desguarnecido.

    http://www.youtube.com/watch?v=ISQOqcQUiyY

    ResponderEliminar
  9. Pasa que ninguno es hincha de Boca. Usan a este Boca lanzado al mundo para ganar/robar guita y nada más. No agrandan el patrimonio, sacan al hincha del club, tardan siglos en tomar decisiones... El día que el dirigente de Boca sea mitad bohemio mitad burgués, hablamos. Seba

    ResponderEliminar
  10. Minguito Altavista, era un gran humorista y fanatico hincha de Boca, muy recordado por sus encuentros en la TV con Diego Maradona, me parece que algun sector de tribunas de la Bombonera deberia llevar su nombre, creo no, a modo de homenaje.

    ResponderEliminar
  11. Digo esto para los mas chicos que no lo conocieron

    ResponderEliminar
  12. Ustedes que saben. ¿Armando hizo negociado con el asunto de la nueva cancha o le estropeó la idea el rodrigazo?

    ResponderEliminar
  13. esta explicado en el post " Las fallidas construcciones de la ciudad deportiva y el gran estadio"

    ResponderEliminar