viernes, 17 de junio de 2011

Milton Sánchez Caballero

Si bien es verdad que decir Milton es decir Melgar, no estaría del todo mal hacerle un lugar, aunque sea pequeño, a Milton Leonardo Sánchez Caballero. Delantero nacido en febrero de 1970 cruzando el charco. En Montevideo, Uruguay.
Y lo de hacerle un lugar pequeño no es ponerse en contra de nuestro homenajeado, sino que responde lisa y llanamente a su prontuario con la azul y oro puesta: 1 solo partido oficial jugado. Cosa que puede parecer poco, pero por la que muchos de nosotros venderíamos hasta la vieja (?).
Su debut, trayectoria y despedida tuvo lugar el domingo 14 de julio de 1991 con motivo del recordado choque con Argentinos Juniors por la ida de los cuartos de final de la Liguilla 1990/91. ¿Por qué se recuerda ese partido? Seguro que no por la derrota 0-1, sino por el esfuerzo sobrehumano de los hinchas presentes tras el nocaut aplicado por Ñuls cinco días antes. Luego de perder la final del campeonato sin Latorre y Batistuta, el Maestro Tabárez tuvo que arengar la tropa y rearmarla como pudo para afrontar esa Liguilla que ni siquiera era premio consuelo. Igual, por las dudas Boca no la ganó (?).
El primer tiempo de esa soleada pero muy fría mañana, Sánchez Caballero lo vio bien abrigado en el banco de suplentes. Pero en el descanso, y ya abajo en el marcador, el Maestro se decidió y puso a su compatriota en reemplazo de otra apuesta de emergencia: Roque Córdoba.
El segundo tiempo no trajo novedades en el marcador. Hay que decir que esa mañana, Boca hizo lo que pudo en uno de los partidos más tristes que se recuerde. Pero formar tridente de ataque junto a la Vieja Reinoso y la Rata Rodríguez debe considerarse algo no menor para el por entonces juvenil que provenía de las inferiores boquenses.
Casi un año antes había jugado en un amistoso contra Estudiantes de Buenos Aires para recaudar fondos a ser donados a la Escuela Técnica Nro. 1 de Caseros. Iniciativas que, la verdad, llenan de orgullo y nunca deberían haber sido desterradas.
Su carrera posterior fue todo un misterio aunque algunas fuentes confiables (?) juran de un paso por Argentino de Merlo en la temporada 1995/96.

1 comentario:

  1. Me acuerdo d ése partido, un domingo a la mañana, en pleno invierno, y con toda la tristeza a cuestas , luego d perder esa final increíble con Ñuls. La rompió el Chacho cabrera en Argentinos y al comenzar el apertura d ese mismo año, Boca lo trae. En la revancha d esa serie con el Bicho, lo dimos vuelta 2 a 0 en cancha d Vélez, llegamos a la final d la liguilla y perdimos contra los cuerBos putos.

    ResponderEliminar