sábado, 22 de agosto de 2009

Silvio “Tweety” Carrario


Hay jugadores que aunque traten de chapear con su extensa carrera, con su enorme capacidad goleadora o hasta con la vigencia que mantuvieron ya de grandes, jamás podrán enorgullecerse de su paso por el Club Atlético Boca Juniors. Y un espécimen encuadrado en estas características es Silvio René Carrario.
Centrodelantero goleador que mojó mucho y pegó fama en Talleres y luego en Racing, llegó a Boca a mediados de 1996 en el multitudinario desembarco de jugadores para armarle un engendro bautizado Dream Team a Carlos Bilardo.
Su debut fue el 1 de agosto.en un amistoso contra la Universidad de Chile en la Bombonera que sirvió para presentar y ver en acción a las nuevas y rutilantes (?) contrataciones. Fue victoria 3-1 y gran estreno del Tweety que, en la primera que tocó, mandó la pelota al fondo del arco chileno a los cinco minutos.
Sin embargo, pese a tamaña presentación, se fue desinflando a medida que mostraba muy poca tendencia al juego en equipo y enormes dosis de individualismo para cerrar las jugadas. En castellano, un morfón de aquéllos.
No pudo encontrar nunca un nivel aceptable, ni mucho menos una regularidad que lo haga tener continuidad asegurada. A su favor puede zafar con la superpoblacion de delanteros que había en el plantel y los continuos cambios de Bilardo que llenaban de intranquilidad también a Rambert, Tchami, Manteca Martínez, Hugo Romeo Guerra, Latorre y el chileno González.
Algunos cortocircuitos con compañeros lo terminaron de relegar y tras ese campeonato, su único semestre en el club, se marchó.
Dejó para la estadística algunos números interesantes. Jugó 11 partidos oficiales y metió 2 goles. Muy poco. Pero analizando (?) a fondo vemos que esos dos goles fueron en sus únicos dos partidos que disputó completos. Fueron goles al Bicho y a Racing, ambos por la Supercopa y en la Bombonera.
Tras no poder revalidar sus pergaminos e irse, casi como ensañado con el xeneize y tal vez con la sangre en el ojo por frustrado paso, le convirtió varios goles a Boca y siempre con distintas camisetas: Chaca, Olimpo, Quilmes, el Bicho. Lo que se dice un amigo.
Para el que esté medio al pedo y le sobre mucho tiempo libre, lo invitamos a repasar la vasta (?) trayectoria del goleador (?): Talleres de Córdoba, Racing, Unión de Santa Fe, Deportivo Español, Chacarita Juniors, Olimpo de Bahia Blanca, Lanús, Quilmes, Argentinos Juniors, Central Córdoba (Rosario), Aldosivi (Mar del Plata), Deportivo Italchacao (Venezuela) y Bolívar (La Paz).

14 comentarios:

  1. Lastima que paso por Racing, jeje una mancha negra en su carrera... xd

    Pasate por el blog.

    Abran Cancha
    www.abran-cancha.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Que recuerdos noventistas! yo me formé con las esperanzas del trio de pelo largo: Amato, Boldrini y Mohamed. El Boca del Cabaret con las esperanzas en un 5 que por todo lo que estuvo en el hospital tendría que ser doctor como Alfredo Berti y el que tenía un gran apodo como el radiólogo Carrizo.
    Un abrazo y que memoria compañero!
    Nacho

    ResponderEliminar
  3. ¿No estuvo en Instituto o algún otro equipo cordobés antes de Talleres?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si estuvo entrenando con el plantel de instituto y tambien estuvo en las inferiores de lanus y lo dejo libre el forro del toro raffo..un gran goleador el silvio a pesar de no tener un gran fiusico para el puesto

      Eliminar
  4. Lo de Radiologo en Carrizo no era un apodo, se recibió de Técnico Radiologo.
    Creo que el del Doctor Paredes es igual no ?

    ResponderEliminar
  5. Me parece que Paredes, como el "Cirujano" Moya solamente operaba con los tapones. Distinto es el caso del Doctor Khumalo (hoy estamos con los africanos) al que le pusieron ese nombre porque el padre quería que fuera médico.

    Carrario pertenece a esa raza de jugadores que juega mejor cuanto más lo putean. De Racing se fue muy mal, pero no solamente con los dirigentes y la gente, sino con los compañeros. Recuerdo que como no le pagaban, lo dejaron en la calle junto con su pequeño hijo y ningún compañero le ofreció la casa (había rumores maliciosos respecto del motivo, que no voy a mencionar). La cosa es que en uno de los primeros torneos que jugó vamos a Racing y lo ponen en Reserva. Y como de costumbre, se mezcló en un entrevero ¡¡con el arquero suplente local!! Como es de rigor, los pocos hinchas locales que había durante el primer tiempo le putearon todo el árbol genealógico. Ahí le subió la temperatura y se mandó tres goles en un solo tiempo. Más que los que metió oficialmente en primera en el club.

    ResponderEliminar
  6. recuerdo que en aquel entonces se decía que en un partido no se contra que rival el tweety estaba en la barrera en un tiro libre en contra de Boca, cerca del área, y al ver que la pelota dirigida por el delantero rival venía directo a su posición, se corrió alevosamente dejando pasar la pelota, que se fue desviada. Parece que Bilardo se percató de esto y fue lo último que le permitió hacer en la 1º de Boca...

    ResponderEliminar
  7. Este hombre sin gol llego a vivir la epoca Nike????
    pense que se quedo en Olan y Topper

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando Carrario llegó a Boca fue cuando apareció fugazmente Topper, y al toque empezó Nike. El Tweetty llegó a usarla muy poquito.

      Eliminar
  8. Cuenta la leyenda que cuando se fue de Racing
    dejo un lindo regalito en el parquet del
    departamento, parece que el inodoro no funcionaba.
    Asi le carburaban las neuronas a este chico

    ResponderEliminar
  9. Un Genio. EL Romario del Sub Desarrollo. Gran delantero cuando se le cantaba.

    ResponderEliminar
  10. Carrario, ese que hizo gritar goles en el estadio mundialista de Córdoba. De cajero de supermercado salió a darle al fútbol y a corretear las canchas. Qué recuerdos dejastes...Gracias Tweety por las alegrías que algún dia dejastes

    ResponderEliminar
  11. Nota el "chileno" González no es tal. En la misma época había dos Pedro González. Uno, el Heidi, seleccionado chileno y jugador de Cobreloa, y dos , jugador argentino de Osorno, que fue el que recaló en Boca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro González no llegó cuando recién asumió el Bambino?...

      Eliminar