miércoles, 28 de abril de 2010

Julio “Ñato” Arata


Calculamos que el 99% de los hinchas de Boca se acordaron y se acuerdan merecidamente de la mamá de Habegger. Y ni hace falta aclarar los motivos. Pero hay una minoría, muy chiquita, que tal vez piense distinto. Y nos referimos en particular a Julio César Arata, más algunos amigos y familiares seguramente. ¿Por qué decimos esto?
Porque el Ñato, delantero de punta de 179 centímetros de buena velocidad, vio cumplido su sueño el 1 de agosto de 1993 y gracias al ojo clínico del Profesor. Boca empataba 0-0 con Argentinos en cancha de Vélez por la Copa Centenario y a los quince del segundo tiempo, el técnico pateó el tablero sacando a la Rata Rodríguez y poniendo a nuestro homenajeado. La idea habrá sido ganar algo de peso ofensivo. Pero ni bien el Ñato entró y se acomodó en el campo de juego, el Bicho metió una contra, Lauría Calvo marcó el único gol del partido y Arata tuvo que mover del medio para tocar su primera pelota. La derrota 0-1, en un partido único de Ronda de Perdedores, signifcó desde ya la eliminación de Boca y el final de un ciclo. Ah, y dicho sea de paso, el final de Arata con la azul y oro.
Tras esa única media hora en cancha, lejísimos habían quedado sus sueños blanqueados a principios del 93: “...espero poder mostrarme en Reserva y andar bien, que pueda seguir metiendo goles. Y si algún día se da la oportunidad de jugar en Primera, rendir al máximo para el bien de Boca...”. A años luz había dejado atrás su llegada a la novena división procedente desde Belgrano de Gral. Arenales. Y con 21 pirulos sabía que la escoba que pedirían Alegre y Heller, más la lista de refuerzos que acercarían los empresarios de moda, lo dejaban parado en la cornisa. Aguantó un año más en el club, desde ya sin rodaje de ningún tipo, y para la temporada 1994/95 se marchó a Douglas Haig, el Milan de Pergamino.

6 comentarios:

  1. Recuerdo a Caldiero hablar maravillas de Arata en un partido de reserva, no se si hizo 3 o 4 goles o algun gol espectacular o algo asi.

    Seguramente los asiduos seguidores del equipo xeneize que juega los preliminares podrá recordarlo mejor.

    Encuesta: que pariente va a venir a comentar que era el mejor de todos y nosotros no sabemos nada?

    ResponderEliminar
  2. Arata pintaba bien. Era un nueve guapo y goleador. Realmente creo que mereció alguna otra chance, pero ya sabemos cómo es Boca. A veces tenés una sola y otras ni siquiera eso. Sino preguntale a Jara Lunghi.

    ResponderEliminar
  3. quien es el pariente ? el forro de guyo ?

    ResponderEliminar
  4. En la copa Centenario Boca no quedo afuera en ese partido, lo eliminamos nosotros en cancha de Velez con gol de oro ( o muerte subita como se decia en aquel momento) de Silvani (lo unico productivo que hizo en su vida), esa tarde es recordada por la violenta pelea de los borrachos del tablon contra la policia en la tribuna con la banda de sonido de la 12 que gritaba:
    y pegue
    y pegue
    y pegue River Pegue

    eran otros tiempos y otros codigos



    saludos de la tribuna de enfrente

    ResponderEliminar
  5. no señor Centrojas, el club atletico River Plate nos eliminó de la Ronda de Ganadores... el torneo siguio, Boca pasó a la ronda de perdedores, se sacó de encima a Velez pero perdio ese partido con AAAJ donde debuto Arata y chau Copa Centenario.
    Saludos desde esta vereda (?)

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo la anécdota de centrojás y fue tal cual (más allá de la correcta enmienda de Juan): medio Amalfitani para cada uno y un partido muy flojo, con varios toques bizarros. Otros "alientos cruzados" fueron los pedidos de la gente de River para que ingresara Saturno y el de la de Boca para que lo hiciera Silvani, que a la postre definió el partido por muerte súbita.

    ResponderEliminar