domingo, 14 de noviembre de 2010

La tarde negra de Palermo justo antes del viaje a Japón


El domingo 19 de noviembre de 2000 la Bombonera se colmó de punta a punta por el choque del Boca puntero ante el Talleres dirigido por el Negro JJ López y que a esa altura del Apertura, fecha 15, no aflojaba en la pelea por el primer puesto de la tabla. Pero indudablemente hubo un condimento extra esa jornada: era nada más y nada menos que el partido despedida del xeneize antes de su vuelo de Varig programado para el lunes 20 a las 18.20, con escalas en San Pablo y Los Ángeles, y destino final Tokio. De manera que esos últimos 90 minutos oficiales de fútbol fueron a la vez una puesta a punto del relojito suizo que era ese Boca de Bianchi
Y la puesta a punto dejó una mueca de preocupación tras el pitazo de Ángel Sánchez y pese a la victoria 2-0 con goles de Riquelme y Delgado. El foco de atención pasó de ser si Guillermo le sacaba el puesto al Chelo o no, a ser la preocupante actuación de Palermo. Es que el Titán de manera increíble llegó a desperdiciar siete situaciones claras de gol. Algo impensado en un goleador de su calibre. 
El muro de contención puesto por JJ con Cuenca al arco y Manfredi, Galarza, Maidana y Del Sotto abajo no le pudieron hacer ni sombra al goleador. Pero evidentemente no fue su tarde.
De las siete chances de gol, hubo dos muy muy claras, de esas que Palermo nunca falla. La primera a los 30 del primer tiempo cuando Martín enganchó adentro del área chica ante un jugador Tallarín y solo ante Cuenca la cruzó de derecha al palo izquierdo y se fue desviado. La otra, en el segundo tiempo, con Boca 1 a 0 y la chance de liquidar el partido, fue bastante peor: Delgado desbordó por la punta, metió el centro y Palermo, en el punto penal y a la carrera con el arco de Casa Amarilla a su disposición, la mandó por arriba del travesaño.
Enseguida bajó el “Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir...”, pero el espaldarazo de confianza de la gente evidentemente no rindió sus frutos si consideramos además un remate de volea cruzado afuera, un cocazo inventado que terminó en el travesaño, un tiro desde lejos desviado, un centro atrás del Sapo Marchant que alcanzó a definir con la punta del botín y salió apenas afuera, otro cabezazo cerca luego de un centro de Ibarra y la última, un derechazo que rozó el ángulo de Cuenca.
Ya cegado intentó reclamar dos supuestos penales y terminó muy fastidioso y pateando al arco desde cualquier lado en busca de su gol.
Con los jugadores abrazándose en el centro del campo y la Bombonera despidiéndolos a grito pelado, Bianchi se mandó una de ajedrez. Hizo claros gestos a los fotógrafos de que no lo dejen de lado al goleador. Y al pasar por al lado, lo tomó del brazo, lo palmeó y le tiró una linda bomba anímica: “...muy bien Martín por guardarte los goles. Hoy no hacían falta, pero en la final sí que van a ser necesarios...”.

12 comentarios:

  1. jaja muy bueno lo de bianchi al final
    justo me acorde con lo de jj lopez, se supone que como tecnico no le gano nunca a boca no?

    ResponderEliminar
  2. Acabo de subir la terrible imagen sobre lo q dice el post sobre martin y bianchi
    q grande el virrey por diossss

    http://www.subirimagenes.com/fondosycapturas-bianchilediceama-5508469.html

    ResponderEliminar
  3. pd: ese día martín estrenó look, con toda la cabeza rubia con claritos. Por primera vez en dos años le dijo adiós al viejo y querido mechón rubio (que ya no llamaba tanto la atenció porq ya no se rapaba el resto de la cabeza)
    un dato de color (rubio)

    ResponderEliminar
  4. Partido cerradísimo, donde Boca estaba medio dormido. Me acuerdo que llegó Maradona y como que los despabiló, Román remató en un mar de piernas y puso el 1-0 antes de descanso. Gran victoria contra uno de los rivales directos al título. Seba


    P.D.: Ese Talleres ganó todos los partidos de local (10) pero de visitante apenas empató 1.

    ResponderEliminar
  5. Gran rendimiento de Boca antes de Tokio, creando infinidad de situaciones de gol... en el 2º tiempo un baile importante al escolta de la tabla, y un recital de Román, no se si recuerdan, la descoció esa tarde, una vez mas...

    ResponderEliminar
  6. Dios mio, el gol de Roman ese dia fue terrible, recuerdo un poster donde se ve a roman pegarle desde afuera y (creo) que diez piernas entre medio de el y el arco. Sin contar el arquero, terrible! realmente terrible! Que Golazo!
    es como un Superherue(?) martin, la mete cuado la tiene que meter(¿?¿??¿?¿?¿?)
    Nit.-

    ResponderEliminar
  7. En el gol de Román, estaba en la popu media Sur y vi perfecto como la puso entre 10 piernas. Era imposible.
    Buen partido también del Chelo creo.
    Ariel

    ResponderEliminar
  8. que golazo de román y como grité el gol del chelo!

    ResponderEliminar
  9. Sin duda una de las máximas virtudes de Bianchi, el trato con los jugadores. El jugador argentino es medios bobina y necesita que lo salameen un poco. mirenle la cara al palermo en la foto parece que dijera "jeje. tiene razón me guarde los goles".. hasta está contento. Seguro jugó tranquilo en japón y dijo: "por suerte me traigo los goles guardados". En el mundial 2006, se de una charla que mantenían teléfonicamente Román y Bianchi (que cubría para televisa)y que el virrey zanjó diciéndole al crack "yo no puedo hacer nada más.. vos ya tenés un padre. típico de jugador argentino algo veleta y proclibe a los sentimentalismos (siempre hay excepciones). por eso en Europoa no le fue bien a bianchi. a riesog de generalizar.. nachito.

    ResponderEliminar
  10. Uh, ese día. Tenía la guita justa para comprar la entrada en reventa (aviso del diario) y el chicle para la cábala. En esa época vivía en Virrey Liniers y Rivadavia (el edificio que está arriba del Ugi's), así que me fui caminando desde ahí hasta Rivadavia y Pellegrini, lugar donde vendían las entradas. Recuerdo una oficina tipo repartición estatal, un gordo sentado en un escritorio con un fajo de entradas atadas con una bandita elástica. De ahí me fui pateando hasta la cancha (qué estado!).
    Bueno, el gol de Román: directamente maravilloso, bochinesco, de esos que solamente puede hacer él. No lo pasan muy seguido, lo que habla de la pobre disponibilidad de materia gris en la mayoría de los imbéciles que deciden el caudal de imágenes telesivas. En fin...
    Como apuntaron, el equipo arrancó medio dormido, incluso Córdoba tuvo que tapar una bocha muy jodida a Rueda (después jugó en Racing). Pero después del gol de Román el partido fue una fiesta hasta el final: fíjense que ni recordaba la mala tarde del Titán.
    Lo que sí recuerdo es mi festejo en el gol del Chelo: estaba en MI lugar, segunda bandeja de Casa Amarilla para el lado de los palcos... me apoyé en la gente que tenía abajo y me dí vuelta para ver toda la bandeja explotando de alegría.
    Ahhhh, qué epocas!!

    ResponderEliminar
  11. Comentario offtopic, pero le quería contestar a Felipe por lo del peinado de Palermo.
    El último partido del mechón rubio fue contra Colón de Sta fe cuando se rompió los ligamentos (el del gol 100). Y la vuelta con su "nuevo peinado" ese con claritos debutó contra las gallinas el día de la Paternidad, el del gol con la muleta. Nada, eso (?)

    ResponderEliminar
  12. No No No, cuando volvió el 24/05/2000 vs River, el mechón seguía estando, pero no tenía el resto de la cebeza rapada, se lo había dejado todo largo, pero con el mechón. Los claritos los estrenó ese día.
    http://i.ytimg.com/vi/gLRz9oau2RM/hqdefault.jpg

    q discusión la nuestra eh ajaja abrazoo

    ResponderEliminar