miércoles, 16 de febrero de 2011

Claudio “BIchi” Borghi

El primer gran problema de Claudio Borghi se presentó a horas de firmar su contrato allá por mediados de mayo de 2010. Y no estamos hablando de la línea de tres, de los carrileros o de su escaso conocimiento del mundo Boca. Ni siquiera nos referimos a contar con Jesús Méndez, Matías Giménez y Mouche en el plantel. El tema en cuestión fue el inminente viaje en avión de parte del plantel para encarar ese mamarracho conocido como el USA Tour. Su conocida fobia a los aviones encontró salvataje en la necesidad (?) de quedarse en Buenos Aires, evaluando a la plantilla entera para saber con exactitud qué refuerzos pediría. Porque un dato no menor estaba confirmado: había chequera libre para el nuevo técnico. Bien.
A Estados Unidos viajó Pompei como interino, mientras el Bichi evaluó, según sus propias palabras, a 75 jugadores, entre juveniles, profesionales y prestados con posibilidad de volver, como por ejemplo un Migliore. Por suerte (?), el mundial de Sudáfrica obligó a un largo parate oficial, cosa que le dio mucho tiempo para armar el nuevo Boca. Y lo de nuevo es porque luego de un decepcionante Clausura, enseguida empezaron a caer refuerzos de renombre en el ámbito local.
Tras dejar bien en claro que jamás se movería de su línea de tres que tanto éxito le había dado en Argentinos Juniors, tuvo que armarse de valor y cruzar el globo terráqueo en avión para la gira boquense por Oceanía. Corría el mes de julio de 2010, y sus continuas y siempre jocosas declaraciones le pusieron un inesperado palo en la rueda. Muy suelto de cuerpo, aseguró que la renovación del contrato de Riquelme estaba hecha. Cosa que Román desmintió rotundamente desde Buenos Aires. ¿Le vendieron pescado podrido desde adentro o tuvo la lengua muy larga? Ni idea. Lo que sí, todavía sin haber debutado y sin ayuda de nadie, se había abierto al pedo un par de frentes de batalla. Y eso, sumado a su continua exposición en conferencias de prensa, terminó siendo un arma de doble filo. El tercer dolor de cabeza, seguramente fue la caída del pase del chileno Fierro. Un problema ocular en las retinas tiró todo para atrás y dejó al Bichi sin su carrilero fetiche (?). Acá es donde vuelve al ruedo Matías Giménez que tenía un pie y medio en el Flamengo de Brasil. De nada garotos (?).
Llegó la hora de los bifes y el arranque fue malo. Pero el técnico se encargó de empeorar el escenario tras una bomba arrojada luego de la derrota con All Boys en cancha de Huracán: “...si pierdo con Vélez me voy...”. De golpe y porrazo, se convertía en un DT con fecha de vencimiento en la cuarte fecha. Insólito.
Lo que vino después fue un largo calvario. Bueno, no tan largo en realidad ya que su gestión duró cuatro meses. Encaprichado en jugar con carrileros cuando la realidad le mostraba que no los había en el plantel, probó con Giménez, Méndez, Clemente, Erbes, Chávez y Gaona Lugo. Este último, juvenil que ante una requisitoria sobre quién se animaba a ocupar el puesto tan temido fue el único que se animó a levantar la mano. Game over para el paraguayito quien terminó sufriendo fractura de peroné por stress deportivo.
Medio a los ponchazos llegó a la fecha nueve, donde tras un robo de Laverni a los 49 del segundo tiempo la derrota 1-2 con Lanús en la Bombonera, protagonizó una novela de enredos en el anillo inferior del club. Ante los micrófonos declaró que iba a tener que consultar con seres queridos y cuerpo técnico si seguía o no. Pero el off the record ya hablaba de renuncia presentada. Se comenta (?) que algunos referentes como Palermo y Caruzzo lo encararon trataron de convencer en pleno vestuario post Granate. Esa noche se vivieron horas de incertidumbre hasta que al día siguiente se aclaró (?) el tema: “...yo nunca renuncié. Solo puse mi renuncia a disposición y si los dirigentes querían me iba...”. Uff.
Con semejante muestra de carácter pasó lo que tenía que pasar. Se quebró su relación con varios jugadores, varios dirigentes y varios, pero varios hinchas. 
El equipo siguió alternando más malas que buenas y la campaña no terminaba de arrancar nunca. Una nueva derrota de local ante su Argentinos, pareció ponerle la soga al cuello. Más teniendo en cuenta dos cosas: una, que a la fecha siguiente se venía el superclásico en Núñez y dos, su imparable lengua capaz de seguir tirando bombas del calibre de “...no sé si voy a dirigir a Boca frente a River...”. Tras la nueva muestra de liderazgo y manejo de grupo, tuvo un duro cruce con Lucchetti quien en la cara le dijo que creía más en el periodismo que en él. El punto en cuestión no es casual, ya que días antes el mismo Borghi con un Ol* en la mano, reunió al plantel antes del entrenamiento y preguntó si era verdad algunos disconformismos que a esa altura, evidentemente sabían todos menos él.
La despedida fue paupérrima. El 16 de noviembre un Boca sin alma perdió 0-1 en Núñez mientras un Borghi impávido sólo atinaba a mirar y suspirar (?). Hasta dejó la sensación que aun ganando, abandonaba el cargo. Obviamente su retirada fue con más frases copadas (?): “...no sé si en otra ocasión se habló del entrenador tanto como de mí en Boca. No es justo. Si hablo, por qué hablo, si no hablo, por qué no lo hago. Si me río o estoy serio. Boca es como hacer el sexo con la ventana abierta...’,
Los números finales son tan dolorosos como lo fue ver a Boca deambular domingo tras domingo durante el Apertura 2010. Dirigió 14 partidos oficiales, fue expulsado dos veces, ganó 5, empató 2 y perdió 7. Su Boca metió 16 goles y le convirtieron 17.

30 comentarios:

  1. Cuando llegó me ilusioné mucho, creía que nos iba a sacar del pozo. Luego terminó hundiendonos mucho más profundo.
    Considero su gestión un fracaso absoluto en cualquier aspecto analizable.

    Ariel

    ResponderEliminar
  2. Pensé que había cambiado, pero creo que sigue siendo el mismo tipo raro que en su época de jugador, con todo lo bueno y lo malo que eso pueda significar.

    ResponderEliminar
  3. un desastre. un tipo que se quedaba en su esquema (bastante malo por cierto) y no se le caia una idea si se veia superado. yo también me ilusioné, espero que ahora no pase lo mismo. aunque por lo visto a hasta ahora se patea mucho más al arco

    ResponderEliminar
  4. aclaro que es momentaneo cuando no entro al blog, pronto le mandare a Juan nuevos post, estoy medio fiaca con la compu,por lo que pusieron en el post del mellizo digo esto, aparte gracias a los que me nombran.
    De Borghi me quedo solo con sus declaraciones , me parecieron muy simples, estilo Riquelme, sin vueltas, y sin mentir. su intencion como la de todos fue ganar todos los partidos, no se le dio es un juego, chau afuera y que pase el que sigue

    ResponderEliminar
  5. Así como hay jugadores a quienes no le da la talla para estar en Boca, lo mismo se puede decir de algunos técnicos. Un tipo frontal, simple, poco contaminado por la mierda del fútbol: desde ya, seguro. Pero no se bancó ser el técnico de Boca Juniors.

    ResponderEliminar
  6. El banco de Boca le pesó una tonelada... Manteca

    ResponderEliminar
  7. el banco le pesó, tiraba chistes en la conferencia de prensa y se ganaba a los giles,
    el otro día q perdimos, perdimos de pie, con este flaco los partidos q perdimos era una calamidad ver jugar a boca con ese esquema, nunca me gustó, lo vengo puteando a este pecho frio vende humo desde q estaba en colo colo,
    en fin, para resumir el quilombo q tenia en el cerebro este tipo, de carrilero por derecha en ese engendro llamado equipo q armó, pasaron (diganmé si me falta alguno)
    MENDEZ, CLEMENTE, MARÍN, GAONA LUGO, y me falta alguno y la re puta madre no me puedo acordar, nombé un 4, un 3, un doble cinco y un delanter.
    si no tenes los interpretes, no armes el esquema, si no tenes enganche no pongas a chavez o a cañete q no lo son,
    otro de los giles mas q se creen q los jugadores son maquinas, asi les va, a los lavolpe, a los bielsa me vuelvo en primera ronda. Priorizan su caprichito

    aguante BIANCHI Y FALCIONI, VAMOS A SALIR CAMPEON
    bianchi debuto en la bombonera perdiendo (mercosur 98 0-1 con velez)
    la ultima vez q salimos campeon (aper 08) perdimos con godoy cruz 4-1
    y el mejor equipo del mundo para todos hoy, el barsa, arranco esta liga, perdiendo en su casa con el hercules
    BOCA VA A SALIR CAMPEON, Y SE LO VAMOS A DECIDAR A TODOS LA REPUTA MADRE Q LO RE PARIO

    ah? el post era de borghi? me embalé ajajaj

    ResponderEliminar
  8. Una gran decepción. ME caía bien, pero empezo a desbarrancar futbolisticamente y tras eso en las declaraciones, con sintomas depresívos, un espanto, pareció un chiste. Tenia bastante banca en la bombonera, pero erró fiero. Que mal jugó boca ese semestre, por dios!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. pero insisten con este tipo de DT y sus esquemas sobrevalorados y tambien con sus dispositivos tacticos infalibles. Mira como le fue a Estudiantes en Brasil, con Berizzo, soldadidto de Bielsa, el mejor DT de la historia de la humanidad. Siempre se destaca de todos estos cientificos algunas cosas: casino gritan goles, miran el partido estudiandolo, se la pasan tomando notas ellos o sus ayudantes, paran a los equipos como maquinas, como Playstation, y eso si, son muy honestos y muy frontales. No los quiero de hermano, los quiero de DT. Que mentira todos desde Bielsa para abajo

    ResponderEliminar
  10. Osiris Angel Altamirano (1-XI-1940 16-II-2011) "Gracias viejo por los momentos vividos, vivir con optimismo y alegria y haberme hecho bostero." Me ha dejado un gran hincha de Boca, te recordare por siempre

    ResponderEliminar
  11. DIEGUITO QUERIDO, TE ACOMPAÑO EN TU DOLOR. ESPERO PUEDAS SALIR ADELANTE LO ANTES POSIBLE Y DE LA MEJOR MANERA.

    ResponderEliminar
  12. Diego, te acompaño en tu dolor. Fuerza!!!

    ResponderEliminar
  13. Diego, te mando un abrazo y toda la fuerza necesaria para superar este momento.

    ResponderEliminar
  14. Diego te re banco che!! me hiciste emocionar capo!! te enseñó las mejores cosas que se pueden enseñar!!
    abrazos
    Leandro xeneize

    ResponderEliminar
  15. Diego, qué decir en estos momentos. Un abrazo, mucha fuerza y a darle para adelante.

    ResponderEliminar
  16. Diego, sin palabras.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Tengo un dolor similar al de Diego, a quien no conozco y le mando un abrazo.
    Hoy 17 de febrero, faltandole tan solo 2 días para cumplir 98 años, falleció mi abuela, Vicenta Rutigliano. Nacida en Bitonto, en el sur de Italia, y desde los 10 años radicada en Argentina.
    Vivió desde 1930 hasta 1930 ¿adivinen en que barrio? Sí, acertaron. En La Boca.
    Hincha de Boca, aunque desde el 80 vive a 30 metros de la cancha de River.
    En 1986 se animó a colgar banderas de Boca en sus rejas, cuando todo ese barrio se vestía con otros colores al ganar River la Libertadores.
    No se animaron a hacerle nada.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Borgui NO TENÍA VARIANTES solo en el partido con huracán algo hizo....Lo de Lavolpe me parece fué peor porque de entrada vendió humo con el RECAMBIO Y LAS VARIANTES que poco se vieron y aprovechó el semestre para quemar jugadors y malograr pibes....

    ResponderEliminar
  19. Diego toda la fuerza que seguro tenés como bostero para pasar este momento... un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  20. Qué grande la abuela bostera!!!

    ResponderEliminar
  21. Una de las ultimas veces que sonreí fue cuando este DT desastre anunció su renuncia. Que fracaso, con un esquema y discurso mentirosos, que no viaja en avion , que se va..se queda..., que no dramatiza... un flor de pelotudo.

    ResponderEliminar
  22. Gracias Alejo.
    Lo único que no le gustaba que le dijeran bostera, ella siempre decía Boquense.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. No lo banco, pero tampoco le echo la culpa a la linea de 3. Esa onda de andar desdramatizando el futbol es genial para un equipo de barrio como el bicho o allboys, Boca es un gigante del futbol mundial y no te puede dar lo mismo ganarle o no a river. Sumado a sus histeriqueos sobre si se iba o se quedaba, me alegro de q se haya ido, y de q le trajeron todo lo q pidio, me alegro de q se haya ido. Como dijeron algunos, el banco le peso toneladas.

    ResponderEliminar
  24. Coincido, no me entra en la cabeza la fobia que hay en Boca con la línea de 3. Sí comparto que no fue oportuno optar por un esquema para el que no tenía los intérpretes pero se puede jugar bien defendiendo con 3, con 4, con 5 o con todos colgados del traveaño como el Huracán de Cappa en La Bombonera

    ResponderEliminar
  25. a borghi habia que darle un torneo para armar el equipo ,pero boca es una picadora de carne. mi pesame a los fallecimientos bosteros, "desde el cielo te voy a alentar"

    ResponderEliminar
  26. un tecnico que amago con irse desde la primera fecha, no merecia estar tantos partidos en el banco, para mi fue el peor de la historia, por que sumado a q hizo todo mal desde el planteo futbolistico hasta el manejo con la prensa, un tecnico no puede estar pensando cada fin de semana en renunciar, que clase de mensaje es para los jugadores, dirigentes e hinchas?? acaso no sabia que la historia de boca esta llena de tipos que dejaron todo por la camiseta y no mariconeaban fecha tras fecha...

    agustin

    ResponderEliminar
  27. Llegó la hora de los bifes y el arranque fue malo. Pero el técnico se encargó de empeorar el escenario tras una bomba arrojada luego de la derrota con All Boys en cancha de Huracán: “...si pierdo con Vélez me voy...”. De golpe y porrazo, se convertía en un DT con fecha de vencimiento en la cuarte fecha. Insólito.
    Lo que vino después fue un largo calvario. Bueno, no tan largo en realidad ya que su gestión duró cuatro meses


    si le aceptaban la renuncia no iba a haber calvario alguno. Ni a él le servía ni a Boca le servía, no es su culpa que lo mantengan en el cargo.

    Creo, eh.

    ResponderEliminar
  28. Cero autocrítica, cerradisimo, nunca quiso salir de un esquema que en Boca no le funcionó (es de conocimiento general que no hay esquema táctico que por si solo sea tan efectivo en un equipo como en otro), abría la boca y nos hundía, amagó como desde tres fechas antes del superclasico a renunciar domingo tras domingo y por último, uno de los peores superclasicos que vi en mi corta vida bostera (tengo 19 años) junto al del clausura 04 que river nos ganó 1-0 solo por que nos respeta como padre supongo...
    Lo bancaba bastante gente cuando se fue, a mi personalmente nunca me gustó, no se que plus de seguridad nos podia dar que venia de salir campeon con argentinos (sin desmerecer la linda campaña del bicho)...

    ResponderEliminar
  29. Yo creo que Falcioni se merece un post acá,por que si bien fue un técnico ganador en Boca,se fue silbando bajito y nadie supo valorar ese trabajo,se merecen un post él y muchos de los suyos! (Somoza,Silva esta en veremos,Cellay,etc)
    Perdonen el atrevimiento (?)

    ResponderEliminar