martes, 15 de febrero de 2011

El Independiente - Boca del Nacional 1985

Penosa tarde la del 7 de abril de 1985, y no nos referimos a la derrota y eliminación de Boca del Nacional 1985 sino a los incidentes ocurridos en la tribuna visitante de la cancha de Independiente, y especialmente sus irreparables consecuencias. Hechos que derivaron en la suspensión del partido faltando cinco minutos y que dejaron como saldo trágico la muerte de Adrián Scaserra, un hincha boquense de 14 años que falleció casi en el acto producto de un disparo policial con bala de plomo a la altura del pecho. Un desastre.
La tarde arrancaba con clima de final ya que ese Independiente - Boca, partido único por la cuarta fase de la Ronda de Perdedores del Nacional, era a suerte y verdad para ver qué equipo seguía en el torneo. Como Independiente venía de ser goleado por Ferro en la Ronda de Ganadores tenía la ventaja deportiva de ser local.
El partido arrancó luchado y trabado desde el comienzo, pero con una chance muy clara desperdiciada por el Chino Tapia. Sobre la media hora, Bochini metió una de sus clásicas puñaladas, Merlini tiró un buscapié y la Porota Barberón conectó al gol. Pero Boca no sintió el impacto y fue a buscar enseguida el empate. Antes que termine el primer tiempo, el Ruso Hrabina tiró un centro, la pelota quedó bollando en el área y Stafuzza metió un terrible puntinazo con olor a gol. Pero con Goyén vencido, Trossero estiró la mano y desvió la bocha. La tribuna de Boca estalló en el grito de “...penaaaal...” pero Nitti hizo seguir el juego. Ese fue el instante exacto del comienzo de los primeros incidentes de la tarde. Empezaron a volar cascotes que le pegaron a Marangoni en el brazo y a Villaverde y que obligaron a parar el partido durante unos cuantos minutos. ¿Qué dijo Nitti después del partido cuando el aspecto deportivo ya había pasado a segundo plano?: “...yo estaba ahí. Trossero no tuvo ninguna intención de cometer falta. Sólo se cubrió. Por eso hice señas que había sido mano pero sin intención y por lo tanto sin falta. Que el tiro iba al arco y podía convertirse en gol es cosa que no tiene nada que ver con el reglamento...”. Sigamos.
Ya en el segundo tiempo Boca, medio a los ponchazos, puso al Rojo contra las cuerdas. Pegó dos tiros en el travesaño, Goyén sacó una tremenda y Villaverde salvó un gol. Todo gracias a un equipo por demás batallador gracias ael empuje de Plumero Gómez, Brown, Pasucci, Hrabina, Olaricoechea, Krasouski y Stafuzza.
Pero faltando cinco minutos y ya con la inminente eliminación revoloteando, un grupo de la barra de Boca decidió atacar a unos hinchas de Independiente que estaban en la misma popular visitante casi debajo de la Cordero. Enseguida el grupito de hinchas (?) de Boca se hizo más numeroso y se metió la bonaerense en el medio para supuestamente poner orden. Pero el caos fue imparable.
Primero volaron proyectiles hacia la Infantería. Pero ya aa los pocos minutos hubo botellazos, cinturonazos y luchas cuerpo a cuerpo entre los policías y barras de Boca. Todo mientras los hinchas comunes (?) se apiñaban y corrían para donde podían. La confusión era total. Roberto Mouzo, a esa altura jugador de Estudiantes de Río Cuarto, estaba en la platea viendo el partido en calidad de hincha. Se mandó al campo de juego, saltó el foso caminando sobre un cartel de publicidad y entró a la popular para tratar de pedir calma. Habló con hinchas y todo, pero en ese instante, la bajísima chance de restablecer la calma quedó descartada cuando un pelotón de policías formó filas sobre el área grande y empezó a disparar balazos de goma sobre la tribuna de Boca. A partir de ahí el desbande fue mayúsculo, incluso con hinchas de Boca cayendo al foso.
La gente trató de ganar la calle pero una de las salidas fue bloqueada por la Policía que, parapetada desde ese lugar, empezó a disparar hacia todo lo que se moviera cerca. Y como quedó de manifiesto con balas de plomo también. Uno de los disparos le pegó a Adrián Scaserra a la altura del pecho. Fue cargado en andas y sacado por un hincha anónimo dando lugar a una de las tapas de El Gráfico más escalofriante. Moriría minutos después llegando al Hospital Fiorito, lugar al que empezaban a llegar toda clase de heridos. Mientras tanto en la tribuna seguía cayendo gente lastimada y de muchísima gravedad, como el pibe Marcelo Artur con un vidrio que le cortó el cuello a la altura de la yugular y que casi lo hace morir desangrado en la misma tribuna.
Al tiempo que hinchas de Boca cargaban en sus brazos a otros hinchas heridos para sacarlos del estadio, en la calle hubo lugar para una feroz emboscada de las fuerzas policiales arreando a la gente a los tiros limpios hacia la Avenida Belgrano. Una estampida en la que aguardaban más efectivos para meter palos y meter gente dentro de camiones de asalto preparados para la ocasión. El número de detenidos pasó los 300 dando lugar a un operativo inédito por la noche ya que se trasladaron hinchas de Boca hacia todas las comisarías de la zona sur del Gran Buenos Aires. De más está decir, que la trágica noticia del pibe Scaserra ya a esa altura estaba instalada en todos los medios.
El Tribunal de Disciplina tuvo que expedirse muy rápidamente ya que el formato del torneo obligaba a que en pocos días debía jugarse la siguiente fase del campeonato y tenía que estar definido qué equipo avanzaba de ronda. Por supuesto el partido no se completó y el resultado quedó como como estaba: Independiente 1 - Boca 0. La verdad, lo de menos.

23 comentarios:

  1. El padre de Scasserra encima tuvo que luchar para comprobar que el que mató a su hijo fue un policía, y no un barra como se dijo en la ocasión.

    ResponderEliminar
  2. DONDE TIRABAN PIEDRAS HABIA GENTE DE BOCA, EN ESA PLATEA, ENTRE ELLOS MI VIEJO Y AMIGOS DE LA BOCA

    ResponderEliminar
  3. MAFIOSOS Y BARRAS BRAVAS , LA MISMA MIERDA , LAMENTABLE , 14 AÑOS MUCHACHOS 14 AÑOS

    ResponderEliminar
  4. me quieren decir de donde sacaron eso de los codigos,todo el mundo ahora? como dijo uno de los comentarios"codigos"es de los mafiosos,no de gente comun,y que por los"benditos"codigos,el que vio al policia que mato a ese pobre chico,deberia decirle que no lo dijo nunca por codigo,sino por cagon(disculpenme la expresion)le podria haber ahorrado a su padre,años de sufrimiento para atrapar al asesino de su hijo,tanto sufrio ese hombre que al final murio sin poder hacer justicia para su hijo...y todavia tu viejo habla de codigo!!! por favooorrr!!!!

    ResponderEliminar
  5. Segun el libro de "La 12", de Gustavo Grabia, ese día ya se había armado lío antes, con una emboscada por parte de la hinchada de Independiente a la de Boca, en el puente Pueyrredón, y entonces, la barra de Boca quiso salir antes para ir a buscar a los de Independiente al final del partido, y la policía los estaba esperando.
    El padre de la víctima, acusó al subcomisario Miguel Angel Sacheri, igualmente la justicia lo liberó, cerrando la causa sin ningún culpable y otorgándole a la familia de Scaserra una indemnización por parte del Estado y de Independiente de 100 mil pesos y 90 mil dólares respectivamente.

    ResponderEliminar
  6. Le veo mucha similitud con el caso de Walter Bulascio. Altisimo post Juan, aunque es un mal recuerdo. El htal. Fioritto creo que esta cerca de Independiente verdad? Igual el pibe ya estaba frito, cuando era chico siempre me acuerdo del padre del Scacerra en los programas de TV, pidiendo justicia

    ResponderEliminar
  7. Yo estuve en la cancha ese dia. pude subir hasta arriba de la tribuna para poder respirar por los gases. Vi como se llevaban al pibe, de remera blanca con sangre en el pecho. La salida fue un caos... cuando saliamos, habia un oficial(?) que decidia quien seguia y quien no, a travez de un palazo y al piso... Yo pense que era boleta por que andaba con una campera de jean, aunque hacia un calor barbaro, por que habia salido a las 7 de la mañana para tomar el tren desde san Nicolas, y tenia que salir por que perdia el de vuelta, pase no me dijeron nada hacemos media cuadra y vemos, con un monton de hinchas que se nos vienen los de la bonaerense con los garrotes a pegarnos, corrimos por el campo que da al arco de la visitante y zafamos... muy triste recuerdo...

    ResponderEliminar
  8. Qué locura... Si prestan atención a las fotos notarán que hay muchos pibitos.

    ResponderEliminar
  9. La verdad lamentantable, vi varias veces historias sobre ese dia pero bueno es de lamentar solo un pendejo que muera aca paso lo mismo hace unos años pero a manos de unos intentos de hinchas llamados la banda del camion, mataron por la espalda a tiros a un hincha de 15 años, creyendo que la gente que andaba por ahi era barra y eran hinchas bien.

    saludos gente-

    ResponderEliminar
  10. la bonaerense, la federal, 25 años despues, y siguen con los mismos metodos. balas de goma, de plomo...les da lo mismo. para ellos la dictadura nunca termino y siguen haciendo lo que se les canta las pelotas

    ResponderEliminar
  11. Teodoro Nitti fue participe necesario de todo esto.

    ResponderEliminar
  12. estuve ese dia ne la cancha y tenia la misma edad, me escape con un amigo a la cancha y mis viejos nosabian nada, ese dia fue el cagaso de mi vida, llegue a mi casa muy tarde y tuve que decirles la verdad a mis viejos, me acuerdo clarito el ruido de los tiros, las piedras, flor de quilombo

    ResponderEliminar
  13. Tenía 10 años y esa tarde yo estaba con mi padre y otro tipo en la platea. Fue el susto de mi vida. Es hasta el día de hoy que le tengo asco a esa cancha. Recién salíamos de la dictadura y la gente estaba muy sensible.
    Hablando de fútbol, lo que se perdió el Chino Tapia al empezar el partido fue de no creer...

    ResponderEliminar
  14. hay algun video de esto??? gracias y saludos

    ResponderEliminar
  15. siempre fuimos la hinchada con más aguante. y siempre los árbitros nos perjudican. eso también es aguante . vamos BOCA carajo

    ResponderEliminar
  16. Por favor corrijan una información inexacta: No es "Marcelo Artur" sino Marcelo Ortú (16 años), y no fué un vidrio, fué un balazo que le entró por la yugular y le salió por la espalda. Por suerte entre los hinchas que estaban cerca había un médico (doctor Are o Ares) que le dijo a la policía que estaba perdiendo mucha sangre y los dejaron salir. En el Fiorito le iban a hacer traqueotomía pero Marcelo estaba consciente y les dijo "¿qué traqueotomía si yo respiro bien?". Al otro dia el padre lo trasladó al HMC; los médicos dijeron que fué un milagro, que la bala pasó "pidiendo permiso" junto a la aorta y sólo le cortó un nervio del brazo que se lo reemplazaron por uno de la pantorrilla. En Julio se fué de egresado a Bariloche, están las fotos con Marcelo pelado (por la intervención quirúrgica).
    La confusión del apellido ocurre cuando le preguntan "¿cómo te llamás?" y no puede hacerse entender bien.
    Todo ésto lo sé porque es mi hermano mayor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tremendo relato de un milagro.

      Eliminar
  17. Quisiera agregar que ése día entre todos los "contusos" había un muchacho con un piedrazo en la cabeza; pasaban los dias y no se le iba el dolor de cabeza: fué al médico en la semana (miércoles o jueves) y descubrieron que tenía una bala alojada en el cráneo.
    Victimas de balas: tres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tremendo lo que contás. Yo estuve esa tarde. Gracias a Dios tu hermano la puede contar.

      Eliminar
  18. 30 años se cumplen mañana... Muy bueno el aporte de Ale Ortú, que de milagro puede hoy tener con vida a su hermano... La verdad que de casualidad me puse a ver cosas por Youtube y salió un video de Mouzo metiéndose a la tribuna. Al reconocer la vieja Visera (aclaro que soy del Rojo, pero les reconozco que tienen muy buen material y posteos de esos años de cuando todavía se jugaba a la pelota, con verdaderos jugadores en todos los clubes), me puse a ver al respecto y buscar si había algún material sobre este caso que quedó impune, pero no pude encontrar nada en formato audiovisual. Volviendo al hecho, yo tenía entendido que se dio porque varios vigilantes se vieron arrinconados, y entonces dispararon; pegándole una bala a Scaserra. Obvio que nunca se pudo identificar quien fue... Es más, creo que la causa se archivó hace un tiempo... Una víctima más sin justicia, lamentablemente. Y a 30 años, no ha cambiado mucho el panorama al ir a una cancha...

    ResponderEliminar
  19. Ese dia estuve en la cancha, aclaro que soy del Rojo. Me acuerdo que en el entretiempo ya habia problemas que incluso Alegre tuvo que ir hasta la polular de Boca a pedir un poco de calma, despues fue un caos. Yo de la cancha misma debia irme a Retiro para volverme a San Luis, cuando sali de la cancha, habia gases por todos lados, en Avenida Mitre recuerdo algunos falcon con vidrios abiertos y con los policias mostrando las armas por la ventana. Un caos total, parecia la guerra. Cuando llegue a mi pueblo al otro dia a la mañana el taxista me cuenta de la muerte del pibe Scaserra.

    ResponderEliminar