domingo, 27 de febrero de 2011

Gatti bajoneado pide el cambio en el entretiempo

Comparado con la infinidad de tardes y noches de gloria bajo los tres palos boquenses, la jornada del domingo 25 de octubre de 1987 debe haber sido seguramente una de las más penosas para Hugo Orlando Gatti. Y no por comerse un par de goles boludos, cosa que cada tanto hacía, sino por el clima hostil de la Bombonera que lo tuvo como blanco directo al punto de llevarlo a pedir por favor no jugar el segundo tiempo.
La previa mostraba por un lado a una Bombonera llena de punta a punta para recibir al Ñuls puntero por la fecha 10 del campeonato 1987/88. Marco que contrastaba con las 6 derrotas en 9 fechas, las últimas tres consecutivas, y el último puesto de la tabla bien ganado (?). Pero por otro lado, el a esa altura interminable conflicto entre la barra y Gatti por el apoyo de Hugo a la UCR en las elecciones a gobernador bonaerense, ponía una lupa gigante sobre cada actuación de un Loco que cada vez tenía menos red para destilar magia.
Con los equipos acomodándose en el campo de juego, Gatti trotó hacia el arco de Casa Amarilla, ignoró la mítica (?) bandera blanca colgada en el alambrado de socios que pegaba con un “Gatti hincha del Austral” y habrá imaginado un arranque ganador como las tanto que tuvo. Pero no, todo lo contrario. La primer pelota que aterrizó en el área de Boca lo dejó colgado de una palmera (?).
A los 4 minutos Gatti quiso sumar un poroto haciendo una de las suyas que tantas veces le había salido bien: pasarle la pelota por arriba de la cabeza al rival. Martino metió un pelotazo cruzado para Dezzotti, el Galgo la peinó ganándole a Cucciuffo y la pelota fue mansamente hacia Hugo sin contrarios a la vista. La bocha picó una vez y Hugo se abrió un poco para pegarle el manotazo ante la entrada al trote y lejana de Almirón. Pero le erró feo en el cálculo y Almirón llegó antes. El desenlace fue dantesco (?). Gatti saltando y tirando un manotazo al aire mientras el cabezazo de Almirón iba bombeado adentro del arco de Casa Amarilla. Baldazo de agua fría y cruel pase de facturas de la barra con un escalofriante “hi-jo de pu-ta, hi-jo de pu-ta...”. Sin palabras.
Pero aunqe parezca mentira, el escenario empeoró al acoplarse parte de la tribuna de socios cuando a los 25 minutos Roque Alfaro cabeceó y le terminó doblando las manos poniendo el 0-2. De ahí en más, cada pelota tocada por el Loco Gatti fue acompañada por chiflidos e insultos generalizados. Claro que había muchos que lo bancaban pero desde un respetuoso silencio. La estocada final vino unos minutos antes que termine el primer tiempo cuando ante un zurdazo de Almirón, Gatti no alcanzó a rechazarla del todo, la pelota pegó en el travesaño y le terminó quedando servida a Alfaro para que la empuje y ponga cifras catastróficas.
Con el pitazo final de Vigliano, gran parte de la cancha estalló en un doloroso “Genaro corazónnnn, Genaro corazónnnn...”. Gatti salió corriendo y se metió rápido en el túnel mientras la Bombonera era un polvorín.
Ya en los vestuarios, el Toto Lorenzo se acercó para hablar con Gatti, pero el Loco lo primereó dejando helado a todos: “...Toto, no estoy bien, no sigo...”. Lorenzo no pareció inquietarse y reaccionó rápidamente. Se dio vuelta y mirando al Torito Genaro le levantó pulgares y le ordenó “...prepárese, entra usted...”.
Gatti se duchó y se quedó encerrado en el vestuario durante el segundo tiempo. Habrá escuchado los dos goles de Ñuls que redondearon el mazazo final de 1-5 y hasta recibió la visita relámpago del Heber Mastrángelo con el partido en juego. Encima salió sorteado para el control antidóping, lo que demoró hasta entradita la noche su salida del estadio. Camino al playón solo se detuvo para dejar una frase que era un estado de ánimo: “...salí porque estaba mal. Ese primer gol fue una fatalidad y no me pude reponer. Eso fue todo. Pero la verdad no sé si juego la semana que viene con Gimnasia...”.
Antes de subirse a su auto recibió algunas muestras tibias de afecto pero también palazos como el de una señora que lo más campante le soltó un  “...sos un hijo de puta, ¿por qué te vas con ese patrullero adelante...”.
El Toto cerró la tarde tratando de tirarle la toalla y salvarlo del nocaut: “...no hay que caerle tan duro a Gatti. Hay que respetar a los héroes. El nos dio muchas satisfacciones, una Copa Libertadores, hay que ser respetuoso con los ídolos como él...”. Bien por el Toto.

35 comentarios:

  1. Estuve en la cancha ese día. De todas maneras, lamentable: ¡puteaban a Gatti! ¡A Gatti! Una vergüenza. Manteca

    ResponderEliminar
  2. Boca ultimo y por lo que muestra la foto la cancha casi llena.

    ResponderEliminar
  3. Aparte, Ñuls tenía un cuadrazo de la concha de su madre.

    ResponderEliminar
  4. El Loco lo más GRAAANDE del futbol Nacionaal !!

    ResponderEliminar
  5. qué raro la barra meando fuera del tarro, todavía nos tenemos que bancar que nos acusen a todos de poner banderas negras. ni hablar de lo que hicieron ayer con riquelme, lo mismo que cuando no cantaban por bianchi. hasta cuándo hay que bancar a esos hinchas de la guita?

    ResponderEliminar
  6. Ese día, paradójicamente, me hice hincha de Boca y del Loco.

    Ave

    ResponderEliminar
  7. Hola!! Muy buena nota...y me entró la curiosidad y busque el gol aca le dejo el link

    http://www.youtube.com/watch?v=nCjCJ2CCn0c

    Abrazo: del blog

    www.laresacadeportiva.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Mientras sigan existiendo dirigentes, políticos, policías, jueces y sobre todo hinchas que los cobijen, los amparen y los ponderen como abanderados del "sentimiento".

    Yo soy hincha de River, y no puedo ni verlos a los Borrachos del Tablon. Lo que hicieron durante el Aguilarato me marcó a fuego para darme cuenta de que las barras son de lo peor del fútbol argentino

    ResponderEliminar
  9. Arqueros que salen en mal en los centros y le hacen goles boludos...

    Idolos que juegan por ser idolos aunque tal vez su tiempo pasó...

    La historia siempre se repite. Salvo que ahora no se putea a los idolos en forma masiva o desde la barra.

    En fin. Para quien nunca haya visto los goles de ese partido, o quienes quieren recordarlo, encontré un video en youtube:

    http://www.youtube.com/watch?v=nCjCJ2CCn0c

    ResponderEliminar
  10. Los insultos a Gatti con el tema de la publicidad al candidato a gobernador radical comenzó unas fechas antes, y continuó hasta ese partido. Lo cual fue complicando todo mucho más en una campaña que estaba realmente mala.

    ¿saben quién lo organizó y por qué?
    La oposición en Boca a la comisión directiva

    ¿se acuerdan quién era el presidente de Boca?
    Antonio Alegre. Él era radical. Y bueno, insultando al símbolo máximo (Gatti) por hacer una propaganda a un candidato radical, era marcar diferencias, y dar un mensaje algo así "Boca es peronista. Si sos radical tenés que irte".
    Gatti fue la penosa víctima del tiro por elevación a Antonio Alegre.

    Meses después, en febrero del 88, el tema estaba solucionado. No sé quién lo arregló ni cuánto hubo que poner.
    El DT de Boca ya era Pastoriza, y le ganamos un partido a Racing (que iba segundo) con Fillol, Medina Bello, etc, y que en la primera ronda nos hizo 6 goles. Ellos iban ganando 1 a 0, después Gatti le tira un par de trucos a Graciani (puntos débiles de Fillol) y pasamos a ganar 2 a 1, final.

    Para cuando iban 1 a 1, la hinchada de Racing empezó a cantar: Ole le, Ola la, el pato (por pastoriza) es peronista y el loco radical

    cántico que fue silvado por la gente de Boca, incluso por los mismos que lo habían ostigado en octubre del 87

    ResponderEliminar
  11. El 2-1 que menciona Eduardo fue mi primera vez en la Bombonara, que recuerdo por Dios...Ganaba 1 a 0 Racing con gol del Toti Iglesias, pero lo dimos vuelta con dos de Alfredo. El primero en el arco que da a Casa Amarilla, de cabeza y el segundo en el otro arco, luego de ganarle una larga corrida a Olarán y definiendo por encima de Fillol.

    Ese día el arquero de Boca fue el Loco, el mejor arquero de la historia de Boca a mi entender. Lo mejor de todo es que ese día fui a la platea baja y cuando ibamos llegando a la cancha también llegaban los jugadores. En esa época no había vallados como ahora. La cuestión es que me acerqué al Loco y le dije "vamos Hugo todavía" y el me contestó "bien pibe". No me lo olvido más. Yo tenía 12 años. Fue el 14 de febrero de 1988. Ese mismo dia a la madrugada Monzón liquidó a Alicia Muñiz.

    ResponderEliminar
  12. Ese Ñewell's fué historico, tanto que para volver a ganar en la Bombonera tuvo que esperar 16 años a que Boca en 2004 le entregue el partido para que NOB pueda enfilarse al campeonato que peleaba contra River.

    ResponderEliminar
  13. TENGO CUARENTA Y SEIS AÑOS Y EL LOCO FUE MI GRAN IDOLO...LO DE LOS INSULTOS NO FUE POR LO DE LA PROPAGANDA RADICAL,SINO PORQUE EL LOCO APOYO A ALEGRE Y NO A ARMANDO,QUIEN TENIA ARREGLADA A LA BARRA ,QUE LO TOMO COMO UNA TRAICION DE GATTI HACIA EL DIRIGENTE QUE LO HABIA TRAIDO AL CLUB...

    ResponderEliminar
  14. EL DOLOR DE GATTI ES MAS FUERTE Q OTRA COSA,. ADEMAS YA ESTABA EN EL OCASO DE SU CARRERA.
    SERIA BUENO Q PALERMO LEA ESTOS POST PARA APRENDER Y NO HACER LO MISMO Q EL GRAN HUGO ORLANDO GATTI, EL MEJOR ARQUERO DE LA HISTORIA DE BOCA. Y COINCIDIMOS CON EDUARDO, ESTE ERA UN GANADOR DE CAMPEONATOS, NO DE PARTIDITOS

    ResponderEliminar
  15. "Bombonera llena de punta a punta para recibir al Ñuls puntero por la fecha 10 del campeonato 1987/88. Marco que contrastaba con las 6 derrotas en 9 fechas, las últimas tres consecutivas, y el último puesto de la tabla"

    Pasan los años, PASAN LOS JUGADORES
    La 12 está presente, no para de alentar

    ResponderEliminar
  16. Lo increíble es que 11 fechas antes (torneo anterior con Menotti) el equipo se armaba de memoria y hacía un montón de puntos y peleaba el campeonato.
    Gatti, Abramovich, Higuaín, Musladini, Hrabina. Melgar, Carrizo, Tapia. Graciani, Rinaldi y Comas.

    El único que no estaba en el plantel era Higuaín.
    Rinaldi estaba lesionado. Y el equipo no existía más.

    ResponderEliminar
  17. Tampoco estaba Tapia. Es decir, no teníamos a los dos creativos (Tapia y Rinaldi), no teníamos un 2-crucial- ya que en esa posición empezaron a desfilar Domenech(!!!), Fornés, Otero, Musladini y hasta Vollarreal (!!!!!), y encima el Loco estaba en el final de su carrera. Era lógico. Ni hablar si arrancábamos el torneo como lo arrancamos con Saporiti. Ahí la confianza de los jugadores se fue al subsuelo. Manteca

    ResponderEliminar
  18. Manteca, el que jugó de 2 ese campeonato no fue Villareal sino Krasuoski, el toto lo puso a jugar ahí, incluso algún partido lo jugó con Musladini de compañero de zaga,un horror directamente. fue así: el hijo de puta de Higuaín se fue a Francia, escala previa a ir a River, vino Tavarez a reemplazarlo, se peleó con Saporiti y se fue, para después volver a principios del 88.Después del 0-6 con Racing fue una agonía, un campeonato para olvidar.

    ResponderEliminar
  19. Cierto, Rafa! Me había olvidado del uruguayo jugando de 2. Pero a Villarreal lo pusieron de 6 en un par de partidos. Me acuerdo perfecto. De hecho, el último partido de Saporiti, que empatamos 0-0 con Talleres, Villarreal jugó de 6. Fui a la cancha ese día. Manteca

    ResponderEliminar
  20. Tapia estaba a esta altura.
    A Tapia lo vendieron 5 o 6 fechas después, justo inmediatamente antes del partido contra River.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fútbol es tan generoso que hizo que Villarreal usara la 10 en el superclásico con riBer

      Eliminar
  21. Cuciuffo jugó de 2 contra Newell's, junto a Musladini. Luego el Toto Lorenzo puso a Otero, tampoco funcionó. En los torneos de verano, el Pato ensayó con Musladini de 2 y Cuciuffo de 6 (la fórmula de Saporiti), no le convenció la dupla, volvió Tavares y quedó hasta que llegó Juan Simón para el 88/89.

    Lo de las ausencias del campeonato 87/88 es relativo, Pastoriza jugó toda la segunda rueda sin Rinaldi ni Tapia e hizo un montón de puntos, si hubiéramos hecho los mismos puntos en la primera hubiéramos clasificado sobradamente a la Liguilla.

    ¿Para cuando un post de mi compatriota Julio Meléndez?

    Ave

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en ese ensayo de Pastoriza quedó el cordobés de 3

      1-Gatti

      3-Cuciuffo 2-Tavares 6-Musladini 4-Abramovich

      Eliminar
  22. Es cierto, el Chino jugó 10 partidos en ese torneo, el último de ellos contra Insttituto, el 15/11/87. ¡Por suerte existe la página de Guille para chequear!
    Por eso digo Ave: lo anímico fue crucial. El arranque con Saporiti les tiró la confianza a la mierda. Manteca

    ResponderEliminar
  23. A Tapia lo vendieron en la semana previa a perder 2-3 en Bajo Belgrano al Brest de Francia. Venía de convertirle un gol a Argentinos,dos goles a Independiente y dos a Instituto. Antes y después de esa racha positiva dimos pena. Tapia ante River no jugó.

    ResponderEliminar
  24. Hugo O. Gatti un grande entre los grandes, pero una pena que no lo haya convocado el flaco Menotti para el Mundial 78, el Pato debio haber sido suplente del Loco

    ResponderEliminar
  25. Ese partido contra Independiente (3-3) fue considerado por El Gráfico como el mejor del campeonato. Partidazo del Chino Tapia.

    Ave

    ResponderEliminar
  26. Lo mas claro que es lo que dijo Eduardo, mas claro echarle agua

    ResponderEliminar
  27. Es cierto. El torneo había empezado malísimo. Con la levantada de Tapia (2 goles a Independiente, 1 a Argentinos y 2 a Instituto), entramos en una racha de 2 empates y 2 triunfos, estábamos en plena levantada.

    El partido con Instituto ellos nos habían empatado temporariamente con un penal regalado. Ese partido, que debe haber sido el más eficaz, el medio campo y la delantera fue la misma de Menotti: Melgar, Carrizo, Tapia. Graciani, Rinaldi y Comas.

    Plena levantada, de la cuál, Tapia era el más determinante.

    Venía el partido con River, pero llega la oferta del Brest, y los dirigentes deciden venderlo.

    No sé si se puede señalar a alguien, pero la levantada se había producido por él en gran parte.

    Ante River no jugó. Volvió Rinaldi, hizo 2 goles, el último fue en el segundo tiempo, en el cual íbamos ganando 2 a 0.

    Después ellos pusieron huevos y nos dieron vuelta el partido.

    Sobre la hora, penal para Boca, patea comas y lo desvía y el partido termina ahí.

    Así se cortó esa racha de levantada y vino otra vez el derrumbe.

    Gatti volvió a atajar los últimos 2 partidos (creo que eran Velez y Central), en plena crisis.

    ResponderEliminar
  28. El Maldito Jinete3 de marzo de 2011, 17:49

    diegaucho, el loco era el arquero de men*tti para el 78, pero se lesionó la rodilla. abrazo!

    ResponderEliminar
  29. Un narcisista pedante. El creía ser mas importante que el equipo. Payaso, bien puteado estuvo.

    ResponderEliminar
  30. el loco fue el mas grande arquero que tuvo boca y el mejor de todos los tiempos.. no importa algun gol que se comio, el loco hizo lo que no logro ningun arquero, que muchisimos fueran a la cancha para verlo solo a el. fue apludido por todas las hinchadas y fue un genio dentro del campo de juego. y fuer un heroe para boca, jugo lesionado, con la mandibula rota, siempre dijo primero boca y despues la seleccion. para mi esta entre los 5 maximos idolos de boca en su histia y cada dia se lo extraña mas.

    ResponderEliminar
  31. El loco fue sera el mas grande arquero que tuvo boca en toda su historia

    ResponderEliminar
  32. Mi formación 87/88 Candidata (?) para el torneo hubiera sido:
    1-Genaro,2-Tavares,3-Cuciuffo(c),4-Stafuzza,5-Krasouski,6-Correa,7-Graciani,8-Melgar,9-Latorre,10-Tapia,11-Comas
    Suplentes:
    12-Gatti,13-Domenech,14-Musladini,15-Villarreal,16-Irazoqui,17-Gutierrez,18-Rinaldi
    Estilo: 4-3-1-2

    ResponderEliminar