miércoles, 9 de septiembre de 2009

Sergio Giachello


¿Puede un delantero sostenerse en el tiempo sin hacer goles? La pregunta admite dos posibles respuestas. En estos años de vacas gordas, evidentemente no. De hecho, hasta Palermo debe soportar algunos murmullos cuando cumple 180 minutos sin mojar. Pero a mediados de los ochenta la situación era muy distinta. Había poco para elegir y casi nada para soñar. Es ahí donde empieza a explicarse un poco la dramática permanencia de Sergio Omar Giachello, un delantero con 44 partidos oficiales y apenas 3 goles convertidos.
Puntero, preferentemente sobre la derecha del ataque, que surgió de las inferiores boquenses. Su debut fue una soleada tarde que debería ser fecha patria. El 7 de marzo de 1982 por el campeonato Nacional, Boca visitó a River en Núñez y le metió un 5-1 épico. Giachello jugó unos pocos minutos al final entrando por otro pibe que en su momento (?) prometió: Matuszyck.
Era muy rápido, algo habilidoso pero con escaso poder de daño a las redes contrarias. Estamos de acuerdo en que nunca se sintió titular inamovible en el equipo pero contando amistosos y todo fueron más de sesenta partidos. Sesenta posibilidades, que aunque fueron en un Boca pobre futbolísticamente hablando, son un montón.
Tras jugar algunos ratos en ese Nacional, el Metro 82 lo tuvo en cancha sólo cinco minutos. Fue una noche de verano en la victoria 1-0 a Quilmes en la Bombonera. Noche más recordada por los graves incidentes en las calles con un hincha boquense muerto que por el triunfo en sí. De terror.
En 1983 tuvo bastante más rodaje si bien no participó del Nacional. En el Metro jugó seguido y fue moneda corriente en los constantes cambios que se hacían en el primer equipo. Y aquí es donde metió sus primeros dos goles. Sin embargo, el barullo que llevaba a cuestas le restó lugar a manos de un meteórico pibe surgido en ese momento: Marcelo Stocco.
Retrocedió un par de casilleros y se preparó seguramente para dar el zarpazo en 1984. Pero no. Los quilombos institucionales más la debacle futbolística hicieron el combo para que no juegue ni un minuto en al Nacional y unos pocos partidos en el Metropolitano. Aquí, en las fechas finales, alcanza su tercer y último gol. Uno de los cinco que Boca le metió al descendido Atlanta una noche en cancha de Independiente.
Cuando muchos lo dábamos por muerto, reapareció fugazmente en 1985. Tuvo algo de regularidad, buenas actuaciones y cero gol en el Nacional e integró distintas formaciones en la temporada 1985/86. Presenció en cancha la delicia que le regaló Pasucci a Ruggeri en el Monumental, fue testigo del bochorno de Centurión frente al Lobo en La Boca y unos días más tarde, casi Navidad de 1985, salió a la cancha de Ferro para jugar contra Deportivo Español. Fue una noche de día laborable y de agónico empate de Stafuzza festejado por toda la hinchada. Se venía el receso y, sin saberlo, Sergio Omar Giachello daba las urras y finalizaba su carrera en Boca.
Su trayectoria, dificilísima de rastrear, incluye aparentemente un posterior y definitivo paso por Chacarita.

18 comentarios:

  1. Querido Imborrable, como siempre, una pintura de Quinquela tus texto.
    Hay 2 que me debés (?): un madera balsa para Rambert y un engendros para la formación de Boca en su segundo partido contra Italiano en el 86, un cero a cero asqueroso.

    ResponderEliminar
  2. Rambert es una asignatura (?) pendiente pero a la que cada vez le falta menos para ver la luz (?). Lo otro es casi una mision imposible ... ¿cancha de Atlanta no?

    ResponderEliminar
  3. Ambos clásicos los viví en plena San Martín (mi viejo es gallina y tenía el mal gusto de llevarme al Videla -aunque debo reconocer que también me llevó a la Bombonera en la primera fecha de 1981). En el 5-1 había tan pocas gallinas (no recuerdo si había una huelga o tenían compromisos por la Copa) que recuerdo dos pibes más de Boca gritando conmigo los goles en la platea alta.

    Recuerdo también un tercero, que terminó 1-1 en el que, con la impunidad que daba la niñez, grité con todo el gol de Boca en una San Martín baja repleta. Cuando las putas empataron, vinieron para gritármelo hasta de la Belgrano.

    ResponderEliminar
  4. Que experiencias kavanagh,,, ¿el 1-1 fue el de 1984? ¿lluvia a full?

    ResponderEliminar
  5. En el 5 a 1 del Nacional '82 la gallina jugó con muchos suplentes porque a Menotti se le ocurrió convocar a los jugadores del medio local 4 meses! antes del mundial de España, y como tenía por costumbre convocar a jugadores de River a granel (recuerdo que lo citó a Gordillo que en ese momento tenía un solo partido en primera, después lo dejó afuera) le desarmó el equipo para ese campeonato. a nosotros nos sacó a Diego que no jugó un solo partido oficial a pesar que era jugador de Boca.
    Respecto al clásico de dice Kavanagh puede ser el del metro 84 o el del metro 82 día en que también llovió y el partido también salió 1 a 1, el gol nuestro creo que lo hizo Gareca y el de la gallina el vasco Olarticoechea (que ironía!) la diferencia es que en el primero, Boca era local.
    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  6. me parece que el 5-1 del 82 fue contra la 4ta de river porque la 1º estaba de huelga, cosa habitual por esas épocas... nuestro plantel también metió varias huelgas en esos años (Gareca y Ruggeri a la cabeza) y fue en un clásico que jugamos con la 4ta que las gallinas nos metieron 4-1 en el gallinero, con 2 goles de alonso.

    ResponderEliminar
  7. La verdad que no me acuerdo, era bastante chico. Lo debería revisar, no sea cosa que esté mezclando recuerdos y el partido no haya terminado así.

    ResponderEliminar
  8. En el 5-1 del 82 ellos jugaron con juveniles por una huelga de profesionales. Nos pasó a nosotros en el 84 y ganaron 4-1, o sea, en el global ganamos 6-5 (?). Ergo, los Walter Medina, Schinocca, Angarola, Sisca y Aranda eran mejor que los Montes, Cocimano, Savarese y Vega. Tekerematá gallina!

    Que raro que no haya un blog de ellos, una especio de innombrableriver o algo asi. Claro, no queda bien recordar a los muertos que tuvieron ellos, no lo pueden admitir porque han comprado el verso de que son el fútbol champagne y esas cosas...

    ResponderEliminar
  9. es así, takl cual... tienen esa característica de negadores, y no pueden contra ello... jamás admitirían que "la máquina" es un invento, o que también es una mentira el título que se autoimpusieron de campeones del siglo... yo siempre digo que esa es la principal característica de river, esa extraña capacidad de negación de la realidad, y mientras sigan siendo así, nosotros seguiremos siendo felices, ya que nunca asumen la realidad y los problemas que tienen, y siguen con el verso de los campeones del siglo y del paladar negro, y toda esa mentira.

    ResponderEliminar
  10. otra para viendo a boca, ese savarese pobrecito, jugo en Arsenal en el 84 y cuando se iba irremediablemente a la "C" agarro el equipo el vasco iturrieta y fue al primero que rajo.si tienen que hacer un imborrable river
    tuvieron tantos muertos y putitos que no le alcanza ni una web.y el maldito jinete fenomenoooo, eso de los de river es asi de patetico como lo contas, yo lo tengo como
    cabecera de cualquier opinion y ya lo hice en el blog de juan , el complejo de inferioridad de los de river, y lo que no se lo creen ni ellos de ser los mas en todo.

    ResponderEliminar
  11. insisto, en el 5 a 1 del Nacional 1982, River jugó con varios juveniles pero no porque estuvieran con un conflicto sino porque tenía a casi todos los titulares convocados para la selección, de hecho los que jugaron eran profesionales. River tuvo una huelga de profesionales en el año 1983, y el partido contra nosotros que correspondía a la 6º fecha del metro se postergó, no se porque motivo, y se jugó una vez levantada la huelga, le ganamos 2 a 1 en el gallinero con goles de Pasucci y Stocco, el gol de ellos creo que lo hizo el chino Tapia.

    ResponderEliminar
  12. Me parece que hay un poco de las 2 cosas. Menotti convoco a varios jugadores de River, pero recuerdo que un River x Peñarol en MDP en el verano 82, River no salio a la cancha a jugar y hubo un bardo importante por tema guita. Asi que fueron sancionados creo que por Aragon. Igual haya sido lo que haya sido, cinco-mentarios.

    ResponderEliminar
  13. A ese 5-1 a River en el Freezer fui, y si no recuerdo mal, River había puesto suplentes para priorizar la Libertadores. Y como dijo alguien arriba, había poca gente de River ese día, y más se empezaron a borrar cuando Boca metía goles.

    ResponderEliminar
  14. este muchacho Ghiachello jugó aquí en Chile para Fernández Vial (que tiene la misma camiseta que Peñarol) el año 1989

    ResponderEliminar
  15. Giachello, supo jugar en Chacarita, Tigre, Jorge Wilsterman de bolivia, juega actualmente con los veteranos de boca. No fue un gran jugador, pero estuvo en un Boca desastroso, no se lo puede criticar tanto. Actualmente es taxista, vive en ramos mejia y su hijo juega en el futbol del ascenso.

    ResponderEliminar
  16. sergio fue un gran jugador,el mejor de ese equipo, que no se imaginan lo que eran esos tipos,sergio la ponia al piso e intentaba jugar,eran pocos....eduardo 72 años.

    ResponderEliminar
  17. los del 85 una raza inolvidable

    ResponderEliminar