miércoles, 24 de agosto de 2011

Los tiros libres de Riquelme a Cúcuta, Fluminense y Estudiantes




Así como Maradona fue capaz de copiarse a si mismo, un crá del calibre de Riquelme no quiso ser menos y demostró que le sobra paño para hacerlo y hasta en tres oportunidades diferentes. Ojo, se tomó unos cuatro años y pico, pero valió la pena. Demás está decir que las obras de arte llevaron su sello inconfundible: la pegada con pelota parada.
Los tres goles en cuestión fueron gracias a respectivos derechazos de tiros libres frontales al arco y un par de metros largos fuera del área. Las pelotas chanflearon por afuera a la barrera para meterse en el palo izquierdo de los arqueros: Robinson Zapata de Cúcuta Deportivo de Colombia, Fernando Henrique de Fluminense y Agustín Orión de Estudiantes.
El primero fue en la Bombonera el 7 de junio de 2007 por la semifinal revancha de la Copa Libertadores. Un gol clave ya que fue a minutos de terminar el primer tiempo y abrió el marcador en una noche llena de niebla y nervios por el 1-3 que Boca estaba obligado a dar vuelta si quería avanzar a la final. Cosa que ocurriría.
El segundo, también por semifinal de Copa Libertadores, fue el 28 de mayo de 2008 pero en cancha de Racing ya que la Bombonera estaba suspendida por el cubito que nadie vio contra Cruzeiro. Un gol que puso 2-1 a Boca en el marcador pero Migliore se encargó de que Fluminense se llevara un 2-2 de oro hacia Río de Janeiro.
Y el tercero, tal vez menos trascendental, tuvo lugar en la octava fecha del Clausura 2011. Pero tampoco fue una conquista como para ningunear. Aquel domingo 3 de abril de 2011, el Boca dirigido por Falcioni todavía no había ganado en la Bombonera y con el puntero del campeonato enfrente, el triunfo final 2-1 terminó siendo una de las contadas alegrías de ese campeonato.
A diferencia de Zapata y Henrique, Orión llegó a tocar la pelota, pero en definitiva los tres disparos fueron con un final calcado y desde una ubicación bastante parecida.

6 comentarios:

  1. seguramente no calificó porque era en la selección, pero a chile le hizo uno igual en el gallinero

    ResponderEliminar
  2. que golazos los 3

    cuanta verdad en la frase "el cubito que nadie vio..." esa copa en la bombonera se ganaba, igual nos erramos miles de goles en los 2 partidos

    ResponderEliminar
  3. Hablando de goles mellizos, el otro dia vi de nuevo el del chino Benitez a aaaj en el metro 81 y creo que se parece mucho al del Pepe Basualdo a platense en el AP 98...

    ResponderEliminar
  4. el de cucuta fue glorioso, por lo que significaba, por como va a quedar esa noche en el recuerdo de todos nosotros, por como le pegó, por como voló esa pelota bien arriba de la barrera y como bajó contra el poste, porque era su 1º gol de tiro libre desde su regreso... un GO-LA-ZO, el mejor de los 3 sin dudas!

    ResponderEliminar
  5. El partido contra el Flu rankea entre los mejores que vi en mi vida. Por instancia, por marco, por rivales, un partido de fútbol espectacular.

    ResponderEliminar
  6. Gitano dijo... Adhiero totalmente a lo que dijo EMJ. Ese a Cúcuta, además de haber sido un golazo quedará para siempre en la historia por todo lo que significó (abrió el partido en un momento en que empezaba a complicarse), por la instancia decisiva y por la circunstancia de la niebla, que le dio un tono más drámatico a esa ya inolvidable semifinal.

    ResponderEliminar