sábado, 24 de octubre de 2009

Favio “Gitano” Márquez


Desde ya que no es del todo justo sentenciar a Favio César Márquez por sus tres partidos oficiales en la primera de Boca. Pero la historia del xeneize está abarrotada de casos como el del Gitano, así que tampoco era cuestión de dejarlo pasar (?).
Delantero por las puntas surgido de las inferiores a mediados de los noventa y que, para bien o para mal, vio la luz del fútbol grande llevado de la mano por César Luis Menotti. De hecho el Flaco lo mandó a la cancha para quemarlo y de paso debutar la noche del 10 de septiembre de 1994. Fue contra Ñuls en Rosario por la segunda fecha del Apertura y el ingreso del Gitano faltando veinte minutos, sirvió para reemplazar a un desdibujado Silvio Rudman. Para ser sinceros, no es que el técnico lo haya puesto para que el pibe se saque las ganas. Había extrema urgencia por quemar las naves y zafar del papelón. ¿Por qué? Porque la Lepra estuvo casi todo el segundo tiempo con dos jugadores menos. Pero no hubo caso y el 0-0 final empezó a marcar el rumbo de ese Boca.
Entresemana conoció desde adentro el estadio Centenario de Montevideo. Jugó los noventa de la ida por los octavos de final de la Supercopa contra Peñarol. Pero los hechos marcan que hizo dupla de ataque con John Jairo Tréllez. Calculamos que debe haber sufrido el terrible golazo de Bengoechea que selló la victoria charrúa.
Pero no termina aquí la historia del Gitano. Por la sexta fecha de ese Apertura entró a corretear en el Palacio Ducó. Ingresó tras el descanso por el Manteca Martínez y con Boca ganando 1-0 gracias a un misil del Toro Acuña. Pero ese segundo tiempo fue una obra maestra del terror que incluyó tres goles del Globo para ver como la tortilla (?) se daba vuelta.
Lo único que queda por decir es... 3partidos, ninguno en la Bombonera, cero gol y toda su movilidad, rapidez y potencia fueron arrasadas por la falta de carácter de ese equipo versión Menotti. Estuvo en el club bajo las gestiones de Marzolini y Bilardo, pero la avalancha de compras, casi siempre delanteros, lo freezaron de lo lindo y apenas si pudo trotar en algunos amistosos.
Su carrera incluyó a Ferro, Santiago Wanderers de Chile, Deportivo Morón, Academia Viseu de Portugal y el Osorno de Chile.
.
UPDATE enviado por Claudio Aiuto

3 comentarios:

  1. Era gitano en serio éste. Como Zapatilla Sánchez, de haber surgido un lustro después, Bianchi le hubiese sacado jugo en algún partido decisivo, para luego tirarlo a la tómbola de los equipos de la B o de países extraños.
    Siempre me pregunto si son tan malos la mayoría d elos juveniles de Boca para terminar en lugares así. Si hoy miramos el Nacional B, cualquiera de los Argentinos (A, B, C)o las ligas más extrañas, vemos a la famosa cantera xeneize.
    O sea, River tiene la desgracia de que, pibe que se va, triunfa en otro lado (Toranzo, Sand, Méndez, por citar los d emoda). A los nuestros, al menos, no se los extraña.

    ResponderEliminar
  2. Lo recuerdo al gitano. La rompió en un partido de reserva contra Mandiyú en la época de Menotti y pensé que estaba para más.

    ResponderEliminar