lunes, 26 de julio de 2010

El San Martín de Tucumán - Boca de la temporada 1988/89


Bastante moviditos los días de Boca allá por abril de 1989. Tras perder la punta del campeonato 1988/89 a manos de Independiente y quedar eliminado de la Libertadores contra Olimpia en la Bombonera en unos octavos de final infartantes, Pastoriza tuvo que darle a dos manos para levantar la moral de la tropa antes de viajar a Tucumán y enfrentar a San Martín por la fecha 31 del torneo. Y el partido, chivísimo por el inminente descenso de los tucumanos, hizo de La Ciudadela una olla a presión que empezó a reclamar cualquier fallo del árbitro que no sea favorable a los rojiblancos.
Así de tranquila (?) fue la tarde de ese 16 de abril de 1989 cuando transpiraban sus camisetas Navarro Montoya, Stafuzza, Simón, Cucciuffo, Abramovich, Fabián Carrizo, Marangoni, Chino Tapia, Graciani, Walter Perazzo y Comas. Y en medio de un trámite parejo y para hacer saltar definitivamente la térmica de la tribuna local llegó el gol de Boca a los 40 del primer tiempo. Imposible de digerir para los locales por la forma. Tras un pase largo de Tapia y ante la salida del arquero Guillén, Comas corrió por la punta izquierda y antes de la raya de fondo sacó un latigazo que se clavó abajo contra el segundo palo. Pero como la red no estaba del todo bien agarrada contra el pasto, la pelota pasó de largo y picó varias veces antes de pegar en los carteles de publicidad. Cuando Calabria marcó el centro de la cancha, los jugadores locales vendieron bastante humo protestaron un poco y quedó todo listo para un segundo tiempo bien pezutti.
Para colmo Boca perdió la pelota, Pastoriza sacó un delantero, puso a Villarreal y trató de aguantar el partido. Pero faltando diez minutos, cuando parecía que San Martín empezaba a darse por vencido, una ráfaga puso al xeneize contra las cuerdas. Primero fue un bombazo de lejos que sacudió el travesaño de Navarro Montoya. Y enseguida, Abramovich sacó el empate sobre la línea. A la jugada siguiente, con la pelota en campo tucumano, Calabria observó que Navarro Montoya estaba tirado en el piso. Así que paró el partido, hizo entrar a los asistentes y chau, la locura. Empezaron a caer todo tipo de proyectiles sobre el área de Boca y la verdad, es que los hinchas del Ciruja tuvieron una puntería fuera de lo normal. Primero le dieron al Mono en el piso. Al toque al kinesiólogo Mastrángelo en la cabeza haciéndolo caer inmediatamente (foto). Y cuando varios jugadores de Boca se acercaron para ver qué pasaba, Marangoni fue acertado en el cuero cabelludo.

La imagen de Maranga, aparte de teñir de sangre su cara y de dramatismo la tarde, en cualquier país normal hubiera servido para la suspensión del partido en ese preciso instante. Pero acá no. Calabria fue a buscar a Pastoriza y le preguntó si Boca estaba listo para seguir el partido. Increíble. El Pato, rápido de reflejos, fue tajante: “...tengo a Marangoni que está para ser llevado en ambulancia. No seguimos...”. Pero Calabria evidentemente estaba cagado en las patas no era un hombre fácil de convencer y andaba decidido a continuar el partido. Encaró al Jefe del Operativo de Seguridad, quién le dio todas las garantías (?) para seguir pese a que a esa altura la hinchada de San Martín había abierto un agujero en el alambrado (foto) y se mataban para ver quién entraba primero al área de Boca.

Como el juez todavía no se decidía a suspenderlo, en el campo de juego se vivían momentos de pura confusión que no hacían otra cosa que tirar nafta sobre las llamas. Como el momento en que un par de jugadores tucumanos rodearon al Mono y Juárez le gritó en la cara “...vos tenés la culpa. Te tiraste al piso. Ya lo hacés por costumbre...”. El mensaje seguramente aludía al Racing - Boca de ese mismo campeonato. Pero el Mono se defendió como pudo: “...te lo juro por lo que más quieras. En la jugada anterior, la que pegó en el palo, me lesioné al caer al piso. No estaba haciendo teatro...”.
Mientras seguían cayendo pilas, monedas, cascotes y hasta botellas, Calabria por fin tuvo tres segundos de sentido común, agarró la pelota y suspendió el partido con el cronómetro clavado en el minuto 81 y Boca ganando 1-0. Mientras Marangoni era cocido en el vestuario con tres puntos de sutura, el ingeniero Natalio Mirkin, presidente de San Martín de Tucumán, buscó un microfóno radial e hizo catarsis por la que se le venia encima: “...no puedo decir nada, el partido está bien suspendido. Los hinchas que dicen defender al club no saben cómo lo perjudicaron...”. Pero como esto es Argentina, el DT de San Martín, Nelson Chabay, aportó otra mirada enriquecedora (?) para el fútbol local: “...a ver si de una vez por todas los periodistas porteños dicen toda la verdad y se dejan de apañar a los clubes grandes. El que armó todo este lío fue Navarro Montoya haciendo tiempo en el suelo. Eso provocó a la gente de San Martín. Además no entiendo por qué Calabria paró el juego. La pelota estaba en nuestro campo. Podía nacer una jugada de ataque...”. A los botes.
Por las dudas aclaramos que el Tribunal dio una gran muestra de sentido común y no obligó a jugar los nueve minutos restantes, dando por terminado el encuentro con el 1-0 a favor de Boca.

25 comentarios:

  1. Como tucumano a mi me da lástima las acciones de todos lo que manchan el nombre de mi provincia, como estos barrabravas que lo único que consiguieron es dejar una mala impresión de toda la provincia. Estoy totalmente de acuerdo con la suspensión del partido, es una cosa tremenda que haya jugadores sangrado y el árbitro no lo suspenda...

    Así es la Argentina...

    ResponderEliminar
  2. Tremenda la primer foto. Encima no estaba la cruz roja, sino la verde....Marangoni llorando, tremendo.
    Lo de Chabay, sin palabras.

    ResponderEliminar
  3. ¡Tremendo! Recuerdo que tuve ese número de El Gráfico (llegaban a Lima con 2 días de atraso).

    Ave

    ResponderEliminar
  4. Nunca un partido normal contra estos tucumanos...

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con la última frase del DT de los tucumanos: La pelota estaba en nuestro campo. Podía nacer una jugada de ataque... Seba

    ResponderEliminar
  6. yo soy de Sgo del Estero,soy hincha de Boca,y ese domingo estaba escuchando la transmision de la radio lv12 de tucuman,y algo que nunca me olvido,es que los periodistas que cubrian campo de juego,advertian sobre como estaba Marangoni en ese momento,a lo que el comentarista de esa radio les replico"pero no tiene nada,no tiene nada,se estan haciendo todos estos"...una barbaridad!!!

    ResponderEliminar
  7. Che, alejobostero, no te metas con los tucumanos, que los tucumanos nos podemos meter con los porteños. Nunca dijimos: "porteños putos", o similar, y eso de que "no se puede jugar contra estos tucumanos" no solo pasa acá, sino en todos lados del país y del mundo, para que sepas

    ResponderEliminar
  8. Me acuerdo que el Gráfico tituló la nota "Cada triunfo le cuesta sangre" o algo parecido. En esa época vivía en Tucumán y la barra de San Martín (con los hermanos Ale a la cabeza) manejaban casi todo lo "turbio" de la provincia. Creo que ahora manejan el Club, eso escuché, no estoy seguro

    ResponderEliminar
  9. Epa, tranquilo, amigo tucumano: lea bien lo que comenté. Dije "nunca un partido normal". Me refiero a que siempre son partidos raros. Ejemplos: 6-1 en la bombonera, éste del cascotazo, el del Apertura 92, el del Apertura 08 (erra un penal Riquelme, golazo de Figueroa). Nunca son partidos que quedan en la intrascendencia, a eso me refiero.

    ResponderEliminar
  10. ese era justo el partido posterior al 6 a 1 y me acuerdo q yo(era chico)pensaba q era imposible ganarles o que bien iba a resultar hasta heroico ganar en la ciudadela...lo que puede un 1 6 en la cabeza de un pibe.
    desde ese dia san martin de tucuman fue un grano en el ojete(perdon por la expresion)encima con el tiempo me hice simpatizante de la t (archirrival del ciruja)
    nunca son partidos normales para mi, a los tucumanos de san martin me lo tomo como a uno con san lorenzo velez huracan clubes asi ni muy muy ni tan tan...igual no existis ciruja tiratiro jajaja

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. El comentario de recien lo suprimí porque encaja mejor en Barras Bravas.com. Acá de ninguna manera. Chau

    ResponderEliminar
  13. San Martin es Tucuman por algo al estadio Ciudadela lo denominaron el mas caliente del pais ahora en la fecha 13 lo esperamos a nuestros hijos los decanos

    ResponderEliminar
  14. Estos problemas ocurren porque desde que se creó el futbol en la argentina siempre los arbitros perjudicaron y perjudican actualmente a los equipos del interior cuando juegan contra los grandes. Ese dia del penal que le atajaron a Riquelme el HDP de Maglio no nos cobra un clarísimo penal en el segundo tiempo, mientras que en el penal que le dieron a los bosteros nadie sabe que vió. Es asi de simple...si hubiera justicia en el arbitraje no ocurririan estas cosas

    ResponderEliminar
  15. yo estuve en ese partido. No quiero defender lo indefendible, pero es duro que te bardeen los periodistas porteños, el arbitro haga lo que se le de la gana y se la pase hablando con los jugadores de boca y encima el mono que cada tiro que le hacían se tiraba media hora al piso o demoraba 2 minuto en sacar. La mayoría de las veces es duro ser del interior cuando el arbitro firma en bs as. Siempre hay inadaptados en todas las hinchadas pero no a todos lo sancionan igual. Y así estamos.

    ResponderEliminar
  16. bostero hijo de mil puta!!! te olvidaste de poner en la nota q nos descontaron puntos y culpa del hijo de mama culiada de navarro montoya nos fuimos al descenso!!!
    y acordate de los 3 penales q no nos cobro maglio el ultimo partido

    ResponderEliminar
  17. che bostero ... dejate de joder asi cualkiera gana kisiera verte en la ciudadela una vez pero sin q el referi te ayude. respondiendo lo q dijo un bostero ahi....yo a vos te tomo como un partido mas como a talleres o a colon.. ni muy grandes pero muy chicos,...

    ResponderEliminar
  18. el siniestro de la zurda10 de noviembre de 2010, 4:49

    si los hinchas q dicen querer tanto a san martin de tucuman me dan 5 razones para entablar una conversacion futbolistica entre boca y ese club, hablamos, sino no,cuchillos y amenazas al margen...les concedo el 6 a 1 y hasta los aplaudo pero de ahi a que tengamos q tomar en serio a san martin de tucuman,bueh ...clubes del interior son central,newels,talleres,union,instituto,colon,y hasta mando el lobo jujeño,el resto...bien merecido tiene su lugar en la b y hasta les queda grande..rafaela en la b y talleres en el argentino???la plata hace bailar hasta al mono mas antipatico..

    ResponderEliminar
  19. Que podes esperar de una empresa que tuvo de jefe de la barra de un travesti, llamese ex club s.. m....n

    ResponderEliminar
  20. Yo soy tucumano, de Boca, sólo tenía 12 años en aquel momento y recuerdo perfectamente lo sucedido,también tenía el gráfico de aquella vez, que titulaba oportunamente "CADA TRIUNFO LE CUESTA SANGRE"...ese partido le costó el descenso a San Martín,le descontaron 2 puntos,que terminaron favoreciendo indirectamente a Racing (c)salvando al equipo cordobés...Lamentablemente los hinchas empañaron lo que era una fiesta y creo que las cosas no cambiaron mucho, es más hoy estamos peor, ni siquiera la policía actúa como debiera...

    ResponderEliminar
  21. Bosteros, siempre llorando, cunado van a reconocer que si nunca descendiero es solo por que la AFA los ampara? Navarro Montoya hizo tiempo y todo el mundo lo sabes, en cuanto al perejil que dijo que no hay equipos del interior mas que los que nombra, es mas que lógico que lo que dice es por pura ignorancia.... Como va a haber equipos del interior si la mafia que maneja la AFA creo todo un sistema que perjudica a los equipos del interior y siempre favorece a los porteños? Es evidente que los porteños y la AFA no quieren la participación de los equipos del interior en primera, si no basta ver la cantidad de fallos groseros en contra de San Martin (T) en sus tres participaciones en preimera, la última ves que vinieron a la cuidadela es arbitro, que si mal no recuerdo era Maglio tuvo que inclinar la cancha groseramente en favor de los bosteros, no solo cobrando un penal que no fue, si no que el tiro libre del cual vino el segundo tanto bostero, a la falta la cobra el puto de Riqui y no el arbitro, ni hablar de como nos perjudiacron cuando visitamos el gallinero, en bahía blanca una ves le cobraron tres penales en contra a San Martin el día que empatamos 2 a 2 contra Olimpo (los dos goles de penal y el otro penal lo atajo Quiñones), en fin puedo pasarme toda la tarde ennumerando situaciones vergonzosas que perjudiacaron siempre notoriamente a mi querido San Martin de Tucuman, pero es al pedo los porteños, son porteños y no entienden de Razon
    Diego

    ResponderEliminar
  22. O sea q hacer tiempo justifica para q le tiren un proyectil a Marangoni? mira vos y bue asi estamos

    ResponderEliminar
  23. tucumanos cirujas putos, uds no existen, chúpenla putos!!!

    ResponderEliminar