lunes, 9 de mayo de 2011

Arruabarrena mete dos goles en una final de Libertadores

Todo más que bien con el Vasquito. De hecho, si nos ponemos a pensar cinco minutos, es muy probable que estemos ante un marcador de punta modelo a seguir. ¿Marca? Sí señor. ¿Garra? De sobra. ¿Proyección? Muy bien. ¿Cabezazo? También. ¿Perfil bajo? Claro, y eso que ponía pierna fuerte, aunque su cara de Sean Penn bueno tal vez no asustara rivales. Si a eso le sumamos 17 goles en 178 partidos oficiales, más de un delantero se moriría de envidia.
El tema es que a 180 minutos de su despedida de Boca tras arreglar contrato con el Villarreal de España, Arruabarrena se despachó con toda una curiosidad para su puesto de marcador de punta izquierdo: meter dos goles en un mismo partido. Cuando encima nos retrotraemos a esa histórica noche, miércoles 14 de junio de 2000, y vemos que semejante faena fue realizada en la final de ida de la Copa Libertadores y ante el arquero del momento, Marcos, la cosa toma ribetes imborrables (?).
Ambas conquistas, una en cada arco de la Bombonera, sirvieron para poner a Boca en ventaja dos veces. Pero ese hueso duro de roder que fue el Palmeiras, se encargó de empatar el partido 2-2 y creerse campeón antes de tiempo. Carlos Bianchi y sus pegatinas en el vestuario del Morumbí pondrían las cosas en su lugar siete días más tarde. Pero volvamos con Arruabarrena.
El primer gol fue a los 21 del primer tiempo y mostrando un sentido de la ubicación típico de los delanteros. Puestos que esa noche ocuparon desde el arranque la Bolita Giménez, el Chipi Barijho y Palermo y el Mellizo Guillermo recién en el segundo tiempo. Tras un centro desde la izquierda que bajó Battaglia, el Vasquito anotó de cabeza.
El segundo, a los 16 del complemento, pareció torcer definitivamente el curso del partido a favor del xeneize. Cosa que no pasaría. Con Boca parado en ataque tras una pelota detenida a favor, la jugada siguió su curso y un buscapié del Patrón Bermúdez encontró al Vasquito casi en la línea del arco de Casa Amarilla. Sin oposición, tocó al gol y la Bombonera estalló en un alarido.
Ambos festejos fueron a puño cerrado y con toda la emoción que puede tener hacer un doblete en semejantes circunstancias.

18 comentarios:

  1. Previo a irse a Villarreal, a través de su página web, organizaba un partido de fútbol 5 con los "fanáticos" de él (me incluía yo, ya que en esa época jugaba de 3, era zurdo y rubio(?) como él).
    Cuestión es que participé de dicho sorteo (o no hubo sorteo, pero participé igual), y quedé para jugar ese partido, pero como aún no tenía mail propio ni vivía conectado (había que ocupar la linea telefónica a través de Alternativa Gratis je) leí la invitación el día después del partido, y me perdí la chance de mi vida.
    Igual el destino me dio revancha(?), y hace un par de años, me lo crucé caminando por Florida, y simplemente le dije, grande Vasquito, y me retribuyó el saludo con una mano levantada.

    ResponderEliminar
  2. no vi a Marzolini, pero estoy seguro que después de él el vasquito fue el mejor 3 que tuvimos, no lo pasaba nadie, se iba al ataque como un delantero más.

    ResponderEliminar
  3. Ídolo total. Y esa noche se vistió de héroe.

    Aguante el Vasco.

    ResponderEliminar
  4. Actualmente le esta yendo bien como DT de Tigre, ¿Sera alguna vez tecnico de nuestro equipo?

    ResponderEliminar
  5. Uno de los tipo más queridos por la hinchada. Cada gol que hacía se gritaba más fuerte, porque era como si uno de nosotros estuviera en la cancha.

    ResponderEliminar
  6. Ojo eh!!!... el vasco sabia definir y no los hizo de pedo a los goles... recuerdo uno contra Indesingente en el 2000 en la vieja doble visera q definio como si fuera delantero de toda la vida... con gambeta, trabando la pelota y zurdazo al primer palo...

    ResponderEliminar
  7. Si no recuerdo mal el Vasco en inferiores habia arrancado como delantero

    ResponderEliminar
  8. te amo vasquito. aparte gritaba los goles como se debia. Recuerdo una apilada contra independiente increible. es MELLIZO guillermo no Mallizo.

    ResponderEliminar
  9. yo vi a Marzolini, y junto al vasco y Tarantini fueron los mejores, Cordoba y Clemente Rodriguez tambien estan entre los top, pero meter 2 goles en una final de copa es grandioso

    ResponderEliminar
  10. Un grande el Vasco, con todas las letras. Cumplió como pocos con la esencia del Xeneize, y se fué con toda la gloria en sus manos.
    Cristian

    ResponderEliminar
  11. che daria para un post del Chaco Gimenez en Vamo' los pibes no?

    ResponderEliminar
  12. Un capo Vasco. Contra ese Palmeiras campeón defensor, tenía un equipazo: Marcos, Arce, Alex, Zinho, Nunes, Oséas... Recuerdo como todos nos daban por muertos y fuimos, nos anulan mal un gol, aguantamos y después lo ganamos por penales. Ojalá algún día Arruabarrena dirija a Boca. Seba

    ResponderEliminar
  13. El mejor 3 que vi en Boca ( no via a Marzolini ), y lo segui en esa champions que llegaro a la semi donde la rompio tambien e hizo goles, para mi era una fija en el mundial de Alemania, pero

    ResponderEliminar
  14. yo que soy de bilardo, que cagada que se mando que lo rajó a prestamo a Rosario, menos mal que no hicieron uso de la opcion

    ResponderEliminar
  15. Como dije en el CBox, el 3 en mi Boca ideal. No ví a Marzolini y Tarantini no cuenta, porque hizo lo imperdonable. Manteca

    ResponderEliminar
  16. Che Manteca / Beto: porque te cambias el nombre ?

    ResponderEliminar