jueves, 11 de agosto de 2011

El San Lorenzo - Boca que terminó siendo el último partido jugado en el Viejo Gasómetro

Terrible penalazo de Gatti a Rubén Darío Insúa. Así que nada para reprocharle ni a Teodoro Nitti, el árbitro, ni mucho menos al Loco que salió a matar o morir en un mano a mano con olor a gol. Pero el mismo Gatti puso las cosas en su lugar y se encargó de que el olor a gol desapareciera desviando con los pies y por arriba del travesaño el penal ejecutado por Hugo Coscia. Iban 15 minutos del primer tiempo y poco más pasó como para destacar aquella tarde del 2 de diciembre de 1979 por la fecha 14 del Nacional. Ni siquiera el enfrentamiento declarado entre ambos directores técnicos levantó algo de polvareda. Tanto Bilardo por San Lorenzo, como el Toto, en su último partido antes de irse sorpresivamente, se portaron como dos caballeros ingleses.
El 0-0 final dejó a los dos equipos sin pase a cuartos de final, pero la verdad es que todos estos datos terminaron siendo apenas una anécdota cuando vemos el acontecimiento histórico que finalmente significó este partido. Sin que jugadores, dirigentes e hinchas supieran, tras ese San Lorenzo - Boca, la cancha del Ciclón cerraba sus puertas para siempre.
Para ser sinceros no estamos muy empapados (?) ni tal vez nos corresponda meternos en los detalles de la cuestión. Lo que podemos decir al respecto es lo que salió a la luz en aquel momento dramático de la Argentina a nivel país.
Un tiempo antes, la Municipalidad de Buenos Aires le había dado un plazo al Ciclón para la renovación de la cancha y sus tablones de madera. La refacción nunca se llevó a cabo y apenas un par de años después vemos que la CD sanlorencista terminó aprobando la venta de los terrenos por un valor muy inferior al que hubiera correspondido. El final de la película lo sabemos todos. Se instaló el supermercado Carrefour y San Lorenzo tuvo que peregrinar como inquilino por distintos estadios. Entre ellos, la Bombonera.
Se trató de dibujar la maniobra diciendo que el mantenimiento de las estructuras de hierro y madera eran muy caras y no se justificaba semejante inversión. Hasta se dijo que era una cancha que estaba destinada a desaparecer por el avance del progreso. ¿Hubo presiones y amenazas de los hijos de mil puta de los milicos forzando a los dirigentes para que vendan los terrenos? Todo indica que sí.
Los últimos 22 jugadores que salieron a jugar un partido en el Viejo Gasómetro de Av. La Plata fueron Walter Corbo, Orlando Ruiz, Hugo Pena, Miguel Angel Gette, Carlos Schamberger, Ricardo Collavini, Osvaldo Rinaldi, Rubén Darío Insúa, Hugo Coscia, Víctor Marchetti y Mario A. Rizzi por San Lorenzo, y el Loco Gatti, Vicente “Tano” Pernía, Pancho Sa, Roberto Mouzo, Miguel Ángel Bordón, Juan Ramón Rocha, Abel Alves, “Falopa” Randazzo, el Heber Mastrángelo, Salguero y Orlando Carrazana por Boca.

2 comentarios:

  1. Jose María Muñoz fue uno de los "emisarios" de la Junta, recomendando a los dirigentes de San Lorenzo la venta de los terrenos.

    ResponderEliminar
  2. San lorenzo hizo un mito de su perdida del estadio pero la verdad es que tuvieron la oportunidad de salvarlo y no hicieron nada mas que regalarlo a beneficio de unos pocos.
    Hay dos periodistas cuervos que empezaron a investigar la verdad para hacer un libro hace unos 10 años y lamentablemnte a uno de ellos le quemaron la casa.

    ResponderEliminar