domingo, 13 de febrero de 2011

Pedro "Chileno" González

Fue tal el desconocimiento sobre Pedro Enrique González cuando llegó a Boca allá por comienzos de 1997, que no sólo eran un misterio sus cualidades como delantero sino que hasta se lo apodó rápidamente el Chileno González. Poco importó que haya nacido el 24 de diciembre de 1970 en la provincia de Buenos Aires. Como venía de una larga trayectoria en el Osorno trasandino, listo, un problema menos (?).
No tuvo mucho tiempo de ponerse cómodo en Casa Amarilla que partió con la delegación hacia Brasil. Allí esperaba la Copa Clubes Hermanos frente al San Pablo en el Morumbí. Amistoso disputado el 14 de enero de 1997 y que servía para que haga su estreno el Bambino Veira como director técnico. Con el partido bien picado tras un par de rojas y Boca 0-2 abajo, Veira empezó a mover el banco a ver qué pasaba. Metió a nuestro homenajeado en lugar de Tweety Carrario y creer o reventar, la cosa funcionó ya que hubo gol de González a los 42 del segundo tiempo. Igual la esperanza duró nada ya que al minuto liquidó Serginho poniendo el 3-1 final para los paulistas. Pero como carta de presentación, muy meritoria.
Sin embargo en el Clausura 97 fue uno más del pelotón de variantes que usaba Veira a ver si podía hacer arrancar la cosa. Y estar en la misma lista que Latorre, Rambert, Cedrés, Manteca Martínez, Tchami, Pablo Islas y Ruiz hizo que jugara sus únicos 12 partidos oficiales pero de a minutos salteados. O entraba en los segundos tiempos para forzar el ataque o dejaba el campo de juego envuelto en la mayor de las indiferencias. Y de castigar redes contrarias, ni hablar. Para el Apertura su escenario empeoró con el arribo de más refuerzos y algunos de cierto peso, como por ejemplo un Martín Palermo o un Mellizo Guillermo. Ah, también iba y venía (?) Maradona.
No sólo no fue de la partida en ese final de año con subcampeonato incluido sino que 1998 se presentó de la misma manera. Cero rodaje. Pero tras mirar de reojo la ida del Bambino y el interinato de García Cambón, tuvo su despedida bajo la tutela de Bianchi. Sí, Bianchi dirigió a Pedro González. La fría tarde del 9 de julio cuando el Virrey se sentaba por primera vez en el banco de Boca en el amistoso contra Central en Arroyito, hasta se dio el lujo (?) de reemplazar a Palermo en el segundo tiempo. Lo que convierte su despedida en más que digna.
Su carrera lo catapulta a la categoría trotamundos. A saber: Lérida, Morelia y Osorno previo a su paso por Boca y luego el Deportivo Español, Huachipato, Deportes Concepción, Unión Española, Badajoz de España, Nacional de Montevideo y el Penang Islanders.de Malasia.

4 comentarios:

  1. El tarado de Veira llegó a decir que este inútil era un "diamante en bruto"... y ya tenía 27 años cuando llegó a Boca!!! Quedó en cascote nomás...

    ResponderEliminar
  2. me parece que este fue un capricho de macri quien señalaba que se trataba de "un piojo lopez con buena deficnición"...
    nachito

    ResponderEliminar
  3. pedro chileno gonzalez,es mi profesor tecnico en San Genaro,Santa Fe

    ResponderEliminar
  4. mierda che, en la foto, si le tapan la cabeza, diría que es maradona...

    ResponderEliminar